Matrimonio: ¿Qué es? Origen, características, tipos y mucho más

Las relaciones son un tema en el que existen muchas opiniones diferentes, y en algunas ocasiones estas relaciones avanza a un punto más formal en las que algunas personas deciden convertirla en una unión legal y a largo plazo, sin embargo esta unión no siempre es tan ideal como parece, en este artículo conocerás más a fondo que es el matrimonio, que clases de matrimonios hay y muchos datos más.

¿Qué es el matrimonio?

El matrimonio es un tipo de vínculo que es conocido en la gran mayoría de las culturas, este se trata de una unión conyugal entre las personas la cual se establece y reconoce en términos tanto religiosos, como morales y legales. Existe una relación muy estrecha entre la familia y el matrimonio siendo este en ciertas ocasiones la base o el núcleo de una familia.

Este vínculo o unión trae consigo obligaciones y derechos para cada parte del mismo, estos están determinados según la sociedad en la que se desarrolle y a pesar de que es determinado y regulado de forma jurídica el mismo no es una creación de las leyes.

Cuando hablamos de las reglas del matrimonio tomamos en cuenta que se asocian a las reglas relacionadas con la procreación y reconocimiento de hijos al igual que las relaciones sexuales en las cuales se incluyen la poligamia, la monogamia, el incesto, la exclusividad sexual e incluso el adulterio.

Tiempo atrás era usual que el matrimonio se llevara a cabo aun sin que los involucrados estuvieran de acuerdo siendo forzados a contraer nupcias, es decir que la voluntad u opinión de los mismos no era de importancia para las familias quienes arreglaban estos matrimonios o cuando era realizado con el fin de que la mujer se convirtiera en posesión del hombre.

Gracias a diversos factores actualmente y desde hace unos dos siglos atrás se ha extendido por el mundo la demanda libre de contraer matrimonio bajo la aprobación y acuerdo de los desposados siendo esto tomado en cuenta como un derecho humano fundamental.

Cuando hablamos de las formas básicas de matrimonio en la actualidad social sabemos que existen dos que serían el matrimonio bajo el tema de religión es decir la unión religiosa en donde se celebra bajo las costumbres y normas dependiendo de cual se trate viéndose como la unión otorgada bajo los ojos y la bendición de Dios.

Así mismo esta el matrimonio bajo la ley o unión civil en la cual se definen ciertos requisitos así como los deberes y derecho que tiene cada contrayente y lo hace oficial una autoridad competente del estado.

Por otra parte el tema de convivencia entre las personas involucradas así como la identificación de validez en el matrimonio es un tema cambiante dependiendo de las distintas sociedades existentes, así como la inclusión del divorcio entre las normas de la finalización en cuanto a esta unión se refiere.

El matrimonio y la familia

Cuando decimos “matrimonio” tradicionalmente pensamos en la unión de una persona del sexo masculino y una persona del sexo femenino que tienen el fin de construir las bases necesarias para la creación de una familia, sin embargo esta ha sido una idea refutada de cierta manera pues existen otro tipo de uniones que incluyen casi los mismos fines de un matrimonio convencional pero con diferentes nombres y formas.

Además de esto se conoce la existencia de nuevos modelos o tipos de familia que poco a poco se han ido desarrollando y que han roto de alguna forma la relación entre el matrimonio y la reproducción en la familia nuclear, entre estos podemos observar por ejemplo parejas que tengan hijos pero que jamás contrajeron matrimonio o por el contrario parejas casadas que no han tenido hijos bien sea por decisión propia o por la incapacidad de alguno de los dos para procrear.

De esta misma forma existen las madres solteras, padres solteros o parejas constituidas por personas del mismo sexo las cuales pueden o no estar casadas dependiendo de si en el estado en el que se encuentran poseen derechos de contraer nupcias de forma civil puesto que según las reglas que siguen muchas religiones este tipo de unión no es aceptable por lo tanto no es posible que contraigan nupcias bajo la tradición religiosa como lo haría una pareja heterosexual comúnmente.

A pesar de que la forma más común de matrimonio es bajo la práctica de la monogamia, es decir entre una pareja bien sea hombre y mujer o dos personas del mismo sexo es conocido que en el mundo a lo largo del tiempo y  en una variedad de culturas existen otro tipo de uniones reconocidas también bajo el concepto de matrimonio como por ejemplo los matrimonios polígamos en los que la unión legal y religiosa se da entre más de dos individuos.

Por otra parte se sabe que para muchas sociedades el matrimonio es visto como un organismo de mucha importancia para la descripción estructural de la familia en la sociedad pues al llevarse a cabo un matrimonio se establece un vínculo de parentesco entre los individuos que por lo general no son cercanos en cuanto a la línea sanguínea se refiere.

Decimos “por lo general” debido a que existen otro tipo de matrimonio practicado y aceptado en algunas culturas o comunidades que se basan en la unión de parientes bien sea primos o con otro parentesco como hermanos por ejemplo lo cual es conocido como incesto y endogamia.

¿Cuál es su origen?

En occidente, en el tiempo correspondiente al siglo III d.C existió la clara idea dentro de la sociedad de que el matrimonio no era una idea para todo el mundo o para las personas en su totalidad sino más bien algo especialmente exclusivo, a diferencia de como se ve actualmente pues hoy en día es natural ver el matrimonio como un derecho de todos a pesar de aun existir excepciones en algunas partes del mundo.

En aquel siglo el matrimonio no contaba como una norma para el resto de la sociedad en donde no existían personas practicantes del cristianismo así al igual que musulmanes o judíos, pues en esa época el matrimonio era exclusivo de los individuos pertenecientes a las clases altas y personas consideradas poderosas y de buena posición económica.

Siendo un claro ejemplo de esto la prohibición o nulo derecho de contraer matrimonio para los esclavos de la época pues estos no contaban con ningún patrimonio ni riquezas. Durante los tiempos de la antigua Roma el hecho de ser casto no se consideraba un requisito o virtud al momento de casarse pues no era necesario estar unidos en matrimonio para procrear o mantener relaciones del tipo sexual.

Por el contrario el matrimonio era visto más como una forma de proteger y mantener el patrimonio dentro del círculo familiar pues las personas de la alta sociedad tomaban la decisión de casarse solo cuando querían que sus pertenencias o fortuna no pasaran a manos de cualquier allegado, amigo o familiar cercano si no a sus hijos o descendientes directos.

No existe una palabra en particular que denomine en el idioma griego el matrimonio pues antiguamente no había un documento civil ni un proceso religioso por el cual se realizara pero si existe una palabra con la cual podría traducirse la cual es “gámos” esta proviene del griego “gaméo” que se refiere a casarse o tomar a una mujer.

Sin embargo existe otra palabra que sería “engúē”, esta palabra griega era utilizada para describir el compromiso que asumía un hombre al unirse a una mujer en la Grecia clásica, Atenas específicamente, esto constituía una garantía o medida de cautela pues se realizaba bajo ciertos términos específicos, en esta unión era el padre de la mujer el que la entregaba a un hombre.

Este acto se realizaba de manera intima entre las familias de los involucrados sin que hubiera un registro, acta o constancia por parte de la ciudad de dicho acuerdo realizado, esto se hacía solo en caso de la existencia de alguna propiedad o patrimonio el cual se heredara pues la mujer de la Antigua Grecia solo podía heredar a sus hijos, esto se refiere a que el esposo no obtenía ningún patrimonio.

Existían muchas características en este tipo de matrimonio pues el esposo no era dueño de ningún dote que aportara la familia de la mujer y cuando ella fallecía sin haber dado a luz ningún primogénito o si se daba el caso de separación o divorcio toda esta herencia regresaba a las manos de la familia de la esposa, el fin principal de esta unión era la procreación de hijos que fueran legítimos y tuvieran el derecho a la herencia por parte de sus padres.

Además de esto el padre o hermano de la mujer los cuales eral sus tutores podían decidir la separación o divorcio aun si la esposa no estaba de acuerdo con esta decisión, sin embargo ella por su parte no podía tomar la decisión de incumplir el contrato pidiendo el divorcio pues no contaba con ese derecho.

Unido a esto tampoco recibía ningún bien que se produjera en el matrimonio, solamente se le regresaba lo que aportó, así como tampoco podía tener una elección libre sobre quién sería el hombre con el que contraería matrimonio.

A la mujer se le exigía fidelidad absoluta hacia su esposo pues si esta cometía algún tipo de adulterio era regresada a la casa de sus padres y se rompía el contrato, por otra parte el hombre si tenía permitido la infidelidad en especial con prostitutas o esclavas.

También en Esparta existían prácticas un poco diferentes que se basaban en la producción de hijos vigorosos y que heredaran la fuerza de su padre, sin embargo la relación de “matrimonio” no se basaba en la convivencia, por el contrario los hombres no solían vivir en el mismo lugar o área que sus esposas.

Estos tenían encuentros sexuales con sus mujeres bajo penumbras y una vez que el acto era concluido estos se iban a otro dormitorio donde vivían con otros varones, de esta manera se decía que los individuos podrían hacer caso omiso a las ganas que pudieran tener de experimentar la vida en pareja y así no involucrar sentimientos que provocaran alguna traba.

Los hombres que solían ser mayores que sus mujeres algunas veces hasta doblándolas en edad se les solía tentar para que otorgaran a las chicas en forma de préstamo a otros hombres que fueran más fuertes y jóvenes, de esta misma forma las mujeres buscaban amantes que las ayudaran a procrear con el fin de que sus hijos obtuvieran herencias por partida doble es decir en lugar de un lote de tierra heredaran dos.

A medida que transcurría la Edad Media en Europa del norte la ley germánica fue desplazada poco a poco, esta ley era la que determinaba un matrimonio planeado por el esposo y el hombre que cumplía con la función de guardián de la esposa, en lugar de esto se comenzaban a apreciar los códigos cristianos civiles que precisaban de la autorización y acuerdo de la mujer para el matrimonio.

Este principio legal de consentimiento mutuo en el matrimonio ya se apreciaba totalmente en el siglo XII dejando de lado la imposición de los matrimonios que venían manejándose siglos atrás, así mismo la mujer fue exonerada de la obligación a procrear dejándolo a su libre criterio, esto gracias a el proceso de urbanización que ayudo a que se llevara a cabo dichos derechos.

Tanto en América como en Europa a partir del siglo XVIII surgió la idea de que el amor y el enamoramiento debían tomarse en cuenta como el motivo primordial para contraer matrimonio siendo esta una nueva singularidad extrema que dio la oportunidad a la juventud de tener elección libre de con quien se casan sin necesidad de tomar en cuenta los intereses ni políticos ni económicos.

En los siglos XIX se le dio una gran importancia a los sentimientos y en el siglo XX estos fueron sexualizados en cierta medida, de esta forma el matrimonio tuvo una comprensión mayor entre la sociedad siendo el punto culminante aquel comprendido entre las décadas de 1950 y 1970, después de esto se ha observan aun hasta la actualidad cambios significativos y radicales en cuanto a este tema.

Al iniciar la década de los cincuenta existía un deseo notable entre los hombres y las mujeres de contraer matrimonio, notándose que casi el cincuenta por ciento de las mujeres de entre 19 y 20 años ya habían contraído nupcias para el año de 1959 en Estados Unidos, además el setenta por ciento de las mujeres que tenían 24 años ya no eran solteras.

Las personas contraían matrimonio siendo bastante jóvenes y los porcentajes de divorcios en Norteamérica no alcanzaban el 50% de los matrimonios que se registraron durante la década de los cuarenta siendo considerado el casarse como un propósito de vida.

Durante muchos años existía un modelo a seguir que se basaba en un esposo que proveía en el hogar y una esposa que se encargaba de las tareas domésticas, sin embargo aunque esto fue así durante muchos años el modelo de hogar fue deteriorándose pues la presión que se ejercía sobre la mujer era elevada. Debido a esto entre los años de 1966 y 1979 los porcentajes de divorcios y separaciones tuvieron un incremento mayor al 100%.

Características del matrimonio

El matrimonio cuenta con ciertas medidas que lo caracterizan determinando las bases propias del mismo, tres de ellas son consideradas las características básicas del matrimonio y son:

Unidad entre los involucrados: en el matrimonio convencional o tradicional se entiende por unidad la exclusividad de un hombre con su esposa y de una mujer con su esposo, es decir la fidelidad de tener una sola mujer o un solo hombre.

Desde el punto de vista religioso se toma esto como la formación de “una sola carne”, expresión que viene del establecimiento de Dios en cuanto a la institución matrimonial pues en la biblia es expresado que el hombre debe, en un momento, desapegarse de sus padres para unirse a su esposa, indicando que cada hombre y cada mujer debe tener su propia pareja.

La unidad matrimonial tiene el fin de mantener segura la paz familiar así como el bienestar y educación de los hijos, tomándose como única excepción, según los parámetros religiosos, que una persona puede volverse a casar solo si la unión anterior había culminado con la muerte de alguno de los involucrados. Descubre cómo regalar un viaje a tu pareja o la luna de miel ideal para los recién casados.

Indisolubilidad: con esto se refiere a una unión eterna es decir que el matrimonio debe continuar y permanecer mientras ambos estén vivos, esta es otra característica religiosa pues según la ley civil se establece la posibilidad de un divorcio o separación.

Sin embargo ante la ley de Dios esto no tiene peso sobre la unión conyugal pues después de contraer matrimonio no debe haber poder humano sobre la tierra que los pueda separar pues es una unión bendecida por Dios, siendo la única posibilidad de ruptura de este lazo la muerte de uno de los esposos denominándose una unión perpetua que se trabaja con tolerancia y amor para evitar cualquier motivo que provoque una separación.

La apertura a la fecundación: esta característica se refiere a la procreación dentro del matrimonio, en cuanto a términos religiosos se dice que la intención de los conyugues debe ser la de traer hijos al mundo, siendo considerado el matrimonio invalido si los involucrados en el matrimonio no se casan con la intención de tener descendencia, a menos que la falta de procreación sea por incapacidad de alguna de las partes, es decir infertilidad, solo de esta manera un matrimonio sin hijos es considerado valido.

Sin embargo esto cuando hablamos del matrimonio civil no es así pues actualmente muchos conyugues deciden no procrear por diferentes razones, situación que es respetable aunque cuestionable para algunos.

De igual manera se considera característico del matrimonio el hecho de vivir en pareja bajo el mismo techo, en el mismo hogar siendo el apoyo uno del otro en cualquier circunstancia pues cada parte representa apoyo para el otro dentro de esta unión, así mismo dentro del sistema jurídico se considera el matrimonio el pilar principal en cuanto a la familia se refiere teniendo este una finalidad básicamente sentimental y moral así como complementariamente patrimonial.

El matrimonio y la sexualidad

Actualmente existe una libertad sexual notable ente la juventud pues es común mantener relaciones sexuales antes de contraer matrimonio así como la convivencia prematrimonial que para muchas personas es una buena forma de conocer a la pareja y determinar si una vez que se unan bajo la alianza nupcial este no fracasara a pesar de que algunas personas no tienen como meta el matrimonio después de esta convivencia.

Aun así existe una gran tendencia al matrimonio luego de que las relaciones llevan cierto tiempo establecidas y consideradas serias, cuando hablamos del ámbito sexual es conocido que religiosamente se considera necesario para que la pareja cumpla con lo que debería ser su objetivo principal, la reproducción.

Es normal que en el inicio de las relaciones matrimoniales las relaciones sexuales sean un acto frecuente y representante de placer para la pareja, incluso llevándose a cabo una especie de costumbre que la mayoría conoce como “luna de miel” en la cual los recién casados disfrutan de su privacidad a veces durante un viaje.

Requisitos

Para contraer matrimonio de forma civil o religiosa es necesario el cumplimiento de ciertos requisitos o pasos básicos pero bastante importantes para llevar a cabo una boda, seguidamente serán explicados con detalle aunque algunos puntos cambian, específicamente el cuanto a los matrimonios civiles, dependiendo del país o región del que es originaria o en el que se encuentra la pareja.

Matrimonio Civil

Partida de nacimiento: este es un documento certificado que avala el nacimiento de un individuo al igual que su existencia, este es por lo general tramitado en el momento posterior al alumbramiento en el registro civil. Para el matrimonio este documento es solicitado para evidenciar ciertos datos de las personas como el lugar donde nacieron, su nombre completo, el nombre de sus padres, fecha de nacimiento entre otros.

Es común que se solicite este documento junto con una copia del mismo y se obtiene depende de cada país en el lugar donde se encuentren los registros de estado civil de las personas teniendo en algunos lugares límite de vigencia a partir del día en el que es otorgado, usualmente entre uno, tres o seis meses.

Certificado o recibo de domicilio: este es cualquier recibo de servicios como luz, teléfono, gas o agua en el cual se especifique la dirección de la persona, este se solicita con el fin de comprobar ante las autoridades que los dos futuros conyugues o por lo menos uno de ellos viven y pertenecen al distrito en el cual está el registro civil donde se quieren casar, este documento también debe ser presentado por lo general acompañado de una copia.

DNI: el DNI o Documento Nacional de Identidad también conocido en algunas partes como carnet o cedula de identidad es un documento que debe poseer todo ciudadano mayor de 9 a 14 años dependiendo del país en donde se encuentre, este documento posee la información básica, personal y esencial de cada ciudadano como por ejemplo su nombre completo, edad y más datos que ayuden a la persona a identificarse en cualquier situación o ámbito social.

Además el documento de identidad posee información sobre su domicilio y estado civil, por esta razón es importante que dicho documento no este vencido.

Certificación medica prenupcial: este es un certificado que se basa en una serie de exemenes médicos realizados con el fin de obtener una valoración de la salud de cada individuo o futuro conyugue, así se determinara si existen enfermedades en ellos que provoquen riesgos tanto en su vida como en la de su pareja, entre estas enfermedades pueden destacar cualquiera que sea infecciosa, degenerativa o mental.

Para expedir este documento será necesario un análisis de sangre en donde se determina el tipo de sangre y se descartan enfermedades así como una revisión general de cada uno.

Certificación de soltería: este documento hace constar que la persona no está comprometida en matrimonio actualmente o no lo ha estado nunca, demostrando que no existe un documento o acta de matrimonio tramitada por el registro civil que posea los datos del futuro conyugue y es totalmente libre de casarse legalmente.

Presentación de testigos: los testigos en general son dos personas que no tengan ningún lazo familiar con los ciudadanos que desean casarse, aunque en algunos países esto no es impedimento para ser testigos, y tengan un tiempo aproximadamente extenso de trato con los mismos, en algunos países se piden que sean al menos mayor de tres años.

Estas personas deben dar constancia que los individuos no tienen impedimento alguno para unirse en matrimonio, además estos testigos deben entregar su documento de identificación para ser incluidos en el acta del registro civil.

Adicional a esto existen otro requisitos en casos especiales como por ejemplo si uno o los dos conyugues estuvo casado anteriormente debe presentar o su acta de divorcio o el acta de defunción de su antigua pareja en el caso de que haya enviudado, además si la pareja ya tiene hijos en común se debe presentar el acta o partida de nacimiento de los mismos.

Una vez que todos estos requisitos son entregados se expide un acta en la cual está reflejada la unión matrimonial desde el registro civil con los datos y firmas de los conyugues, testigos y el funcionario que oficio la boda entre otras características que vuelven este un documento legal.

Matrimonio Religioso

Acta o fe de bautismo: el bautismo es un sacramento cristiano en el cual se derrama agua bendita sobre la cabeza de un recién nacido por lo general con el fin de purificar a la persona, celebrar su nacimiento y aceptar su inclusión en la iglesia cristiana, de esta manera la misma tramita un documento que da fe de que esto sucedió. Este sacramento es importante cuando hablamos del matrimonio.

Acta de confirmación: de la misma manera la iglesia expide un documento dando fe de que existió también una confirmación que se realiza complementariamente después del bautismo, en este se busca fortalecer a la persona con los dones del Espíritu Santo que son siete y comprenden el temor, entendimiento, ciencia, consejo, piedad, sabiduría y fortaleza de Dios.

Certificación de curso prematrimonial: este curso se basa en la preparación espiritual que se le da a los futuros esposos, se divide en diferentes sesiones que incluyen el análisis de ciertos puntos específicos como la sexualidad, la convivencia, la pareja y la comunicación así como la responsabilidad dentro de la paternidad entre otros temas que se relacionen al matrimonio.

Es común que este curso se haga con la presencia de más de una pareja con el fin de compartir experiencias entre sí, considerándose este curso como una excelente oportunidad de asegurarse de querer tomar la responsabilidad de unirse en matrimonio pues esta unión es considerada sagrada.

Confesión y comulgación: es importante estos pasos antes de contraer nupcias pues el comulgar se considera el recibimiento del sacramento de la eucaristía lo cual significa que aceptas a Cristo en ti y se lleva a cabo recibiendo la hostia, así mismo es importante confesarse ante de hacer esto si se considera que ha cometido algún pecado del cual arrepentirse.

Entrevista prematrimonial: esta es una entrevista en la cual tanto los novios como dos testigos de la boda se presentan con el párroco.

Además de esto existen otros requisitos importantes como ser mayor de edad o si no es el caso y uno o los dos conyugues con menores de edad tener un permiso de los padres, por otra parte también se solicita el documento de identidad de novios, padres de los mismos y padrinos de la boda, el acta de nacimiento de cada conyugue, el acta de soltería, el documento expedido por el registro donde conste que ya están casados por la vía civil legalmente.

En caso de ser necesario el acta de divorcio si se diera el caso de que alguno tuviera un matrimonio anterior solamente por la vía civil, por otra parte si el matrimonio es católico también es necesario presentar un acta que exprese la anulación eclesiástica, además se debe presentar el acta de defunción de su anterior conyugue si alguno de los dos estuvo casado anteriormente y enviudó.

Acta de matrimonio

Cuando hablamos de un acta nos referimos a un documento legal que confirma un hecho o evento importante como el matrimonio, cuando nos referimos a el certificado matrimonial sabemos que es la unión de forma legal y civil de dos personas acreditada por un documento, el mismo se emite en el registro civil del estado al que pertenece la pareja siendo validado por un juez o ente con la potestad para hacerlo.

Si se trata de contraer matrimonio sabemos que es un acto compuesto por dos personas que asumen una especie de contrato en el que se especifican ciertos deberes a cumplir así como algunos derechos de cada uno. Por esta razón es importante la realización de un documento que avale estos derechos y refleje a su vez los deberes obtenidos pues así en el ámbito legal esto funciona como una constancia de la unión o vínculos entre ambos una vez que se han casado.

Cuando alguna de las partes de este “contrato” incumple cualquiera de los deberes que se le otorgan el acta funcionaria como recordatorio, al menos de manera legal, de la responsabilidad tomada y la importancia de respetarlo.

Así mismo para que este documento pueda ser creado y tenga validez es necesario que se presenten algunos requisitos anteriormente mencionados como la constancia de salud avalada por un médico posterior a una evaluación y otros tantos documentos incluida el acta o partida de nacimiento de ambos, de igual forma es requerida la presencia en el registro civil, pues ambos deben firmar acreditando que ambos están total y completamente de acuerdo con esta unión.

Además el juez hace esta misma pregunta por medio de palabras para que la boda sea finalizada así como el acta que lo avala la cual incluye entre, otros datos, los nombres completos del cada conyugue así como el de las personas que sirvieron de testigos en la ceremonia y el juez que la oficio, además la fecha y el lugar en donde fue realizado el matrimonio también figuran en el acta.

Pero así como existe un acta que consta legalmente la unión en el matrimonio realizado también existe otra acta o libreta de matrimonio o de familia la cual es otorgada a los esposos una vez termina la ceremonia.

Esta libreta a pesar de no tener un valor o función legal sirve para ser utilizado como registro propio en donde los conyugues reflejan su unión, de esta manera si existe algún acontecimiento como el nacimiento de hijos o muerte de uno de ellos podrán presentarlos en este documento como aval de su unión y de los eventos posteriores.

El acta de matrimonio se basa en dos hojas máximo que se dividen en un área impresa que contiene, al igual que en algunos documentos comerciales, ciertos términos que se deben cumplir organizada y coherentemente escritos similar a un formulario, así mismo tiene un área que lleva escrituras a mano de los datos que se nombraron con anterioridad y las firmas de cada uno.

El acta de matrimonio además también tiene una variedad amplia de funciones cuando contemplamos las actividades realizadas por los conyugues legalmente hablando, el ejemplo más recurrente en el que este documento tiene un protagonismo importante es cuando se presenta para la pareja un viaje al exterior, esto suele ser así mayormente si uno de los conyugues posee la ciudadanía del país al cual viajaran y el otro no.

Tipos de matrimonio

A pesar de que el concepto del matrimonio es básicamente la unión de dos personas comprometidas a amarse y protegerse entre sí por un tiempo prolongado se puede observar que de igual manera existen muchos tipos de matrimonios.

Unos un poco diferentes a lo tradicional y otros que siguen la palabra religiosa, bien sea del cristianismo, el mormonismo, el hinduismo, el catolicismo, el evangelio entre otras, además de los considerados matrimonios legales que son aquellos que constan de un intermedio civil para validarlos.

Los tipos de matrimonios que existen son:

Natural

Cuando escuchamos decir que un matrimonio es natural se refiere a que es la forma exacta de un amor en pareja como inicialmente lo determino el creador.

De este tipo de matrimonio a su vez se derivan dos formas, estas son el matrimonio sacramental y el matrimonio canónico, en el primero mencionado ambos conyugues cuentan con el sacramento del bautizo y en el segundo este matrimonio es validado gracias al derecho otorgado a la Iglesia.

Sin embargo en esta forma de matrimonio natural puede darse una variación que es la de un matrimonio mixto, con esto se refiere a que uno de los dos no ha sido bautizado lo que significa que el sacramento del matrimonio no se le otorga.

Es importante que se destaque que a pesar de que se consideran accidentales estas formas de matrimonio aun así son válidas e importantes, pues aún conserva la esencia e idea principal del matrimonio como unión asumiendo cada conyugue sus deberes y derechos como esposos.

Un ejemplo de esto podría ser los matrimonios budistas en los que pueden, en algunos casos, presentarse poligamia, así como no se considera esta, en todos los casos, una unión de por vida o un requisito para mantener el matrimonio el hecho de tener progenitores, situación que en un matrimonio natural si cuenta como uno de los objetivos.

Así mismo existen más religiones o culturas donde la separación y la poligamia es permitida sin ninguna objeción tomando en cuenta  además que en muchas de estas es practicado el matrimonio sin consentimiento ni permiso de la mujer limitándose este solo a la decisión que tomen sus padres por ella.

De esta misma manera existe la observación de que hay una equivocada comparación entre lo que se llama matrimonio natural lo cual fue explicado y lo que se le ve como una unión natural de dos personas que convivan y formen la familia como sistema, independiente al del matrimonio tradicional.

Según las creencias de la iglesia el matrimonio se considera una unión natural del hombre pues se abala el argumento de que en todas o la mayoría de las culturas y sociedades existe el matrimonio, sin embargo es un error pensar que se refieren y se tratan de lo mismo pues aunque un hombre y una mujer convivan y constituyan un hogar en el cual existan hijos no quiere decir que puede ser catalogado como un matrimonio natural.

Civil

Ahora bien, cuando hablamos de un matrimonio civil nos referimos a la unión de dos personas que se comprometen a cumplir ciertos deberes bajo el punto de vista legal.

Pues la validación de esta unión es realizada por ciertas autoridades civiles competentes de cada estado como los jueces, el registro civil, la administración pública o una autoridad del municipio en vez de ser una acto oficiado por ningún ente autoritario religioso así como tampoco tiene la obligación de seguir ningún parámetro de este tipo en cuanto a la ceremonia como tal.

Pero el hecho de que esta sea una ceremonia totalmente civil no quiere decir que, en algunos casos, no pueda incluirse o complementarse con el matrimonio religioso, incluso existe una variedad de sistemas jurídicos en los cuales ambos matrimonios, tanto civil como religioso, se llevan a cabo al mismo tiempo.

Sin embargo no en todos los países es así, existen algunos en los que el matrimonio civil puede corresponder a una especie de separación del matrimonio con el aspecto religioso siendo esto una especie de unión a el movimiento que pretende separar la iglesia del estado o tramites civiles, movimiento que inicio en el siglo XVIII.

En este tipo de unión existen muchas funciones como la de la legitimación de la relación de parentesco entre la pareja que se casa y los hijos que puedan llegar a tener, además de esto por medio del documento civil que avala el matrimonio se pueden definir exigencias u obligaciones que involucran los bienes pertenecientes al matrimonio así como los derechos secuenciales impuestos.

Otra característica que diferencia el matrimonio civil con el matrimonio religioso, es que este último se cree que es eterno y no hay poder humano que lo pueda romper, en cambio en el matrimonio civil existe la separación y el divorcio, este proceso se basa en algunas reglas que ayudan a proteger a los involucrados, en especial a la mujer y también a los primogénitos que hayan sido engendrados en el tiempo que duro la unión.

Curiosamente en España existió una época comprendida entre los años 1564 y 1931 en los que se prohibió por completo realizar o llevar a cabo matrimonios del tipo civil pues en este tiempo solo los matrimonios religiosos eran considerados válidos, pero intermedio a esto en los años de 1870 hasta 1875 existían una ley llamada Ley Provisional de Matrimonio Civil.

Pero luego de que iniciara la Segunda República que existió entre 1931 y 1939 se estableció una aconfesionalidad del estado, con esto se refiere a que a pesar de estar de acuerdo con algunas instancias o medidas religiosas no era aceptada ni reconocida como oficial y total ninguna religión, lo cual llevo a que el mismo acogiera como obligatorio el sistema civil de matrimonio.

Después de esto durante el franquismo, los matrimonios civiles llevados a cabo en el periodo republicano comenzaron a anularse y nuevamente el matrimonio civil paso a tener condiciones de realización, pues solo se llevarían a cabo si la pareja tenía costumbres religiosas mixtas, es decir cada uno pertenecía a una religión distinta a la religión católica o en otro casi si la pareja renunciaba o abandonaba el ámbito religioso, llamándose esto apostasía.

Posterior a estos sucesos en el año de 1978 se decretó nuevamente por medio de la constitución la antes mencionada aconfesionalidad del Estado apartando la idea de que los futuros conyugues tenían que renunciar a la iglesia con el fin de casarse por la vía civil.

Durante el año 2009 existió una comparación entre las bodas religiosas y civiles arrojando como resultado un acontecimiento nuevo para la historia de España pues por primera vez los matrimonios civiles registrados que fueron 94.993 superaron en número la cifra de 80.174 matrimonios religiosos registrados. Así mismo esto fue de la mano con los cambios existentes dentro de la familia en la comunidad.

Leyes dentro del matrimonio

Entre las leyes civiles que se establecen en la mayoría de los países sobre el matrimonio están:

  • La promesa de matrimonio no quiere decir que exista una obligación de que realmente se lleve a cabo.
  • Solo será validado si ambas partes están de acuerdo.
  • Los menores de edad no pueden contraer matrimonio (en algunos países se acepta solo con un permiso de los padres en los que se especifique que los autorizan a ambos).
  • Si ya está involucrado en un matrimonio vigente no pueden contraer matrimonio hasta que esta unión mencionada sea anulada.
  • En caso de que la pareja tenga algún parentesco de consanguinidad o adopción tampoco pueden contraer matrimonio.
  • Desde el día de su celebración el matrimonio comienza a tener valides en cuanto a los efectos legales.
  • Existe una igualdad en los derechos de ambos conyugues en cuanto a los bienes materiales.
  • Cada uno tendrá la misma cantidad de obligaciones en cuanto a la aportación del hogar y las tareas domésticas.
  • Ambos tendrán los mismos derechos en cuanto a la custodia legal de los hijos.

Religioso

Cuando hablamos de un matrimonio religioso nos referimos a la unión de dos personas que se comprometen a cumplir ciertos deberes el uno con el otro bajo la unión y bendición de Dios, pues la validación de esta unión es realizada por ciertas autoridades religiosas, como un sacerdote por ejemplo, que dependerán de la religión que sigan los conyugues y bajo que parámetros deseen contraer matrimonio pues existe una variedad de costumbres y culturas distintas.

Las distintas religiones en las que se celebra esta unión matrimonial son las siguientes:

Cristiano

Esta es una religión considerada abrahámica, monoteísta, es decir que creen en que solo existe un Dios y se basa en Jesús de Nazaret, su vida, los milagros que realizo y las enseñanzas que dejo en su paso por la tierra, siguiendo todo esto por medio del Nuevo Testamento el cual es la secuencia del libro sagrado, la biblia.

El cristianismo se considera la religión con más seguidores entre todas pues uno de cada tres personas en el mundo pertenece a esta religión, dando como resultado la cifra de 2400 millones de cristianos.

La creencia de los cristianos se basa en la existencia del hijo de Dios, es decir Jesús, este es el mesías del cual habla el Antiguo Testamento el cual sufrió por su prójimo y tal como lo dice la biblia “crucificado, muerto y sepultado” el cual descendió a los infiernos y al pasar de tres días resucito para así otorgar la vida eterna a aquellos que tengan la fe y la confianza en él y así logar la redención de sus pecados.

Esta religión proviene del judaísmo desde mediados del siglo I d.C abriéndose paso a en Judea, una provincia romana, teniendo como líderes los apóstoles y padres apostólicos en las diferentes comunidades.

Y aunque en el inicio era una religión perseguida por diferentes provincias como Mesopotamia, Judea, Etiopía, Siria, transcaucásica, Europa, Egipto y Anatolia y sumando a esto el hecho de que contaba con pocos seguidores este se fue extendiendo poco a poco hasta aumentar en masa.

Para el año 380 en el imperio romano ya era una religión oficial con el mandato del emperador Teodosio I. Existió un primer testimonio de matrimonio o unión bendecida bajo el cristianismo durante la época en la que el papa Dámaso se encontraba como frente en la iglesia, es decir durante los años 366 a 384, siendo esta el primer matrimonio considerado base o núcleo de la familia cristiana.

A partir del siglo IV hasta el siglo IX es resaltada la particularidad eclesiástica del matrimonio como celebración cristiana, pues estaba claramente establecido que la realización de ceremonias en las que se incluyen tanto oraciones como las bendiciones de los sacerdotes no eran un factor de relevancia para esta unión sea válida.

Según la opinión dada a los búlgaros en el año 866 por el papa Nicolás I, esta ceremonia no tenía ningún tipo de valor, que lo único realmente importante era el consentimiento de ambas partes de dicha unión, solo con esto bastaba para que la misma tuviera validez en cualquier forma posible.

Más adelante entre los siglos IX y XI la iglesia recupera campo en cuanto a la competencia jurídica que tenía con respecto al matrimonio, habilitando nuevamente el consentimiento de que tanto la oficialización como la entrega nupcial sea realizada en una iglesia.

Esto podía llevarse a cabo bien sea dentro o en las puertas de la misma tal como se hacía en ciertos rituales de épocas comprendidas entre los siglos XI y XIV con la presencia de algún sacerdote. Posterior a esto se haría una misa que tenga lugar luego de que la esposa seda su bendición.

Así mismo se decidió que la ceremonia matrimonial ya no se realizaría en la casa de la novia ni con el padre del a misma oficiándolo si no bajo la decisión de un sacerdote en una iglesia entregando al hombre y a la mujer entre sí con el ritual de Meaux y desarrollándose también lo que se considera la manera de sacramentar y sellar el matrimonio con las palabras de unión que se les dice a los conyugues.

Estas palabras son “con el poder que se me ha conferido os uno hoy como marido y mujer bajo la voluntad de Dios” las cuales comenzaron a emplearse entre los siglos XV y XVI.

Católico

Este se conoce como un principio religioso perteneciente al cristianismo y considera al Papa de Roma como su jefe a nivel espiritual. Así mismo sus características son el seguimiento de un canon, un ritual y una disciplina desarrollada en los primeros años de la creación del cristianismo.

Esta iglesia es considerada la más grande en cuanto a cantidad de seguidores se refiere dividiéndose en veintitrés iglesias orientales y una iglesia latina siendo veinticuatro en total, las cuales cuentan con más de 1200 millones de católicos practicantes, encontrándose todas y cada una de ellas en comunión con el papa.

Guiándose por la tradición católica se conoce y reconoce al apóstol Pedro como el primer papa de la historia siendo la figura que representa la autoridad máxima en la iglesia, el obispo o papa de Roma actualmente es el papa Francisco el cual, según la historia de la iglesia, es el sucesor número 266.

Además de esto la Santa Sede, es decir el lugar donde se encuentra el papa se destaca como el predominante entre el resto de las sedes episcopales, siendo considerado como el gobierno o la pieza central de la iglesia siendo este el medio por el cual se opina y actúa, debido a esto internacionalmente se considera un organismo soberano.

Ante la opinión de la iglesia católica el matrimonio es una alianza natural en la cual un hombre y una mujer mantienen una vida íntima de amor y lealtad. Además también se considera que el matrimonio se originó como un principio dictado por Dios que dice que la creación del hombre y la mujer tienen como fin la unión de los mismos descartando la idea de que es una cuestión de cultura nada más.

Considerando que tanto la apertura de la vida como la unidad y la incondicionalidad son características claves de lo que se considera amor en la religión católica la iglesia católica ha expresado una oposición a ciertas cosas como el divorcio, el adulterio o infidelidad, la poligamia y la oposición a la procreación, de igual forma se opone al matrimonio entre personas de el mismo sexo.

Matrimonio como sacramento

El matrimonio es considerado un sacramento pues representa la unión llena de amor y fidelidad que tuvo Dios con su pueblo, así mismo se ve el amor  que se entregan la mujer y el hombre mutuamente al asumirse en un lazo irrompible en el cual la resurrección de Cristo es seguida del otorgamiento a ambos conyugues del don del Espíritu santo asegurando así la fidelidad del uno con el otro, el otorgamiento de vida a futuros hijos y la educación que se les dará a estos.

Así mismo el hombre y la mujer afirman recibirse mutuamente y entregarse el uno al otro prometiendo ser fieles y acompañarse en las adversidades así como en los tiempos de prosperidad durante la salud y la enfermedad hasta el último día de sus vidas.

Matrimonio en la biblia

Se reconoce el matrimonio como la idea principal de Dios al crear al hombre en el inicio de los tiempos otorgando a Adam una sola mujer llamada Eva, así creo e inicio la regla principal del matrimonio, las relaciones monógamas.

Esto se conoce así pues en la biblia claramente se refleja que el hombre debe unirse a su esposa y ser uno en alma con ella, es decir cada hombre y cada mujer debe tener su propia pareja de manera individual y sin compartir su matrimonio o unión con un tercero bien sea hombre o mujer.

Cuando se habla de matrimonio y de la familia en la biblia se encuentran muchas enseñanzas que se basan en el la unión de pareja expresando que los hombres deben amar a sus esposas como a sí mismos tal como Cristo amo y se entregó a la iglesia, también deben honrarlas pues el abuso verbal o físico no está permitido ni tolerado de ninguna manera.

Además se expresa en la biblia que la mujer  está sujeta a su marido hasta que él o ella fallezcan y solo así puede volver a casarse, teniendo totalmente prohibido cometer adulterio manteniendo el matrimonio puro y libre de manchas pues es una unión digna de honrar.

Evangelio

Se considera como evangelio una religión basada en la palabra profesada por Jesús, es decir la novedad del cumplimiento de ciertas promesas que hizo Dios a Jacob, Isaac y Abraham que se basaban en la redención del pecado del pueblo por medio de Jesucristo, hijo del creador.

En esta religión el matrimonio no es guiado por una serie de protocolos tan estrictos considerándose mucho más sencillo que en el catolicismo, la oficia un pastor que se encarga de bendecir la unión dando instrucciones a la vez de los mandamientos a seguir en la biblia según los parámetros de esta religión para el matrimonio.

Seguido a esto se escucharan las promesas de los conyugues que se expresan el uno al otro pidiendo a su vez la bendición de Dios por medio de una plegaria dicha por el pastor para poder declararlos esposos.

En esta religión también se pueden realizar algunos rituales que caracterizan estas ceremonias, estos rituales incluyen velas, luz, cantos, arena entre otros elementos simbólicos.

Además es necesario, previo a la boda, cumplir con algunos requisitos como el curso prematrimonial que tratara temas de amor, relaciones sexuales, hijos y comprensión, este será dictado por un pastor y al finalizar será acreditado con un certificado.

De igual manera los novios deben elegir a dos padrinos que estén casados para su matrimonio los cuales podrán ayudarlos o guiarlos en ciertas situaciones. Además para que el matrimonio sea llevado a cabo no es un requisito el estar sujeto a una iglesia evangélica especifica así como tampoco se requiere que los conyugues estén bautizados.

Budista

Originalmente dentro del budismo no eran comunes los eventos influenciados por la religión para que pueda llevarse a cabo un matrimonio entre un hombre y una mujer, sin embargo al pasar los años era muy común ver en varios países la presencia de un monje dentro de la ceremonia con el fin de otorgar bendiciones para los recién casados siendo considerado por la sociedad el invitados principal.

Es normal que en países donde el budismo cohabita con otro tipo de región las bodas sean celebradas bajo cualquier otro rito perteneciente a esta otra religión mientras que el budismo se ocupa durante funerales. Tal es el caso de Japón donde el rito sintoísta es el que guía los matrimonios.

Existe también una contradicción dentro de la sociedad budista con respecto a los matrimonios entre las personas que sean del mismo pues en el tiempo de Buda era conocida la homosexualidad así como las personas hermafroditas y no existe ninguna oposición a ellos en el libro Tipitika, lo cual se refiere a los primeros textos budistas escritos.

Así mismo es conocido que, según lo que predican los monjes, Buda no tuvo opinión alguna hacia este tema, por esta razón aunque en algunas sociedades la opinión es negativa en otras zonas como en occidente no existe oposición alguna de parte de los monjes ante dicha unión incluso apoyando la aceptación civil del mismo.

Mormón

Los mormones son conocidos también como los Santos de los Últimos Días, ellos tienen una opinión diferente en cuanto al designio de Dios y el matrimonio, mientras que para los cristianos y los católicos el matrimonio es “hasta que la muerte nos separe” los mormones piensan que esta es una alianza literalmente eterna, que va mucho más allá de la muerte.

Pues así como es considerado que una de las características de la familia es la unión eterna en la vida después de la muerte el matrimonio por ser la base principal de una familia debe mantenerse también eterno y perpetuo.

Por esta razón los matrimonios mormones procuran la bendición espiritual eterna para que así puedan permanecer unidos, pero de igual manera son fieles seguidores de las leyes terrenales así como las celestiales, por esto es una prioridad que exista también un matrimonio civil para que la unión en la tierra sea igual de valida que la unión celestial.

Afirmando que todo aquel que haya vivido bajo los designios morales y espirituales de Dios podrá recibir la bendición celestial y asegurando que “esta proclamación sobre el matrimonio da una posibilidad más amplia de vivir felizmente incluso más que en otros tipos de relaciones existentes”.

Judío

Las bodas judías suelen dividirse en dos partes o etapas que son la santificación o Kidushín y el inicio de la vida en pareja o Nissuin. La etapa inicial se basa en una especie de divorcio religioso en la mujer haciendo entender que deja de estar disponible para cualquier hombre que no sea su esposo y la segunda etapa es en donde se realiza el resto de rituales y se unen como matrimonio.

Allí el novio acepta los términos especificados en el contrato matrimonial o Ketubah junto a dos testigos que se hacen presentes con sus firmas. En dicho contrato se especifica que el novio tiene obligaciones de cumplir con obligaciones maritales con su esposa así como el proveer comida y ropa entre otras cosas.

Este contrato se reconoce como legal en algunas partes del mundo al igual que un acta matrimonial común del registro civil sin embargo en otros tantos lugares no se encuentran registrados realmente como un contrato legal. Por lo general los novios enmarcan este contrato matrimonial en sus hogares como símbolo y recordatorio de su unión.

Además existen muchos rituales simbólicos dentro de estas bodas judías como por ejemplo:

  • El dosel nupcial: un toldo que representa la casa que están construyendo juntos.
  • Ritual del velo: se basa en que el rostro de la novia sea cubierto con un velo para posteriormente hacer una oración, esto representa la intención del novio de casarse con ella no solo por su belleza física si no por la belleza que existe en su alma y corazón.
  • Unterfirers: este es el acto tanto de la madre como del padre de acompañar a la novia escoltándola hasta llegar a su esposo.
  • Ritual de rodear al novio: en esta la novia da tres vueltas alrededor del novio representando la justicia, la rectitud y la bondad que deben caracterizar al matrimonio, en otras ocasiones las vueltas son siete representando lo reflejado en la biblia expresando que el siete es integridad y perfección, no todos los judíos hacen este ritual.
  • Betrothal: se trata de la presentación del anillo matrimonial del hombre a la mujer y en algunos casos de la mujer al hombre representando la alianza que comienza a partir de ese momento.
  • Sheva Brachot: estas son siete bendiciones que son recitadas por siete personas diferentes, una bendición cada uno, que culmina con el ritual de los novios de beber un sorbo de vino cada uno dado al hombre por el padre de ella y a la mujer por la madre de él.
  • El rompimiento del cristal: se basa en que los novios rompan una copa con su pie derecho para representar la moderación de la alegría y así evitar la euforia.
  • Bailes: entre los cuales figuran el Horah, la Mitzvah tantz, el Krenzl, la Alegría de la Novia y el Mizinke. Los cuales son realizados algunos por los novios y otros por los familiares.

Musulmán

Dentro de la religión islámica el matrimonio es considerado una tradición de profetas, dentro de esta religión existen muchas leyes, deberes y derechos que tanto el hombre como la mujer deben obedecer y cumplir para que la familia y el hogar sean prósperos y los hijos tengan estabilidad en sus vidas.

Existen algunas condiciones tanto para los hombre como para las mujeres cuando se trata del matrimonio, por ejemplo, es requerido que la mujer sea creyente de la religión es decir cristiana, musulmana o judía, además debe ser casta pues no se le permite casarse si es considerada impura o promiscua.

Además la mujer no puede ser familiar ni pariente de su futuro esposo, así mismo el hombre sea musulmán poseyendo las virtudes de una rectitud dentro de los principios de la religión, además debe tener un buen carácter pues debe respetar a su mujer.

La esposa además tiene derechos como el de recibir de parte de su esposo manutención tanto para ella como para su hogar y sus hijos en caso de que los tengan, además el esposo debe tratar a su esposa con amor y dulzura brindándole una convivencia ejemplar, así como ser comprensivo y paciente con ella.

Al hombre musulmán se le exige la atención de dormir con su esposa, protegerla, aconsejarla defenderla y jamás ofenderla de ninguna manera. De igual forma el hombre tiene derechos como el de ser obedecido por su esposa, si el no desea que ella salga de su hogar esta debe obedecerle, además las atenciones de ella para con el son otro derecho del marido, bien sea atenciones sexuales o en el hogar.

Hindú

El matrimonio hindú es considerado uno de los más antiguos del mundo pues proviene del años 2000 a.C siendo este la representación de la unión entre dos familias formando así una familia extensa que se mantendrá unida por medio del lazo entre el hombre y la mujer.

Las mujeres de la cultura hindú en sus matrimonios están colmadas de detalles como las joyas, los peinados, el Sari o vestido tradicional entre otros elementos que representan la importancia de la ceremonia.

Su base principal son la escrituras que se consideran sagradas en esta cultura, estas escrituras son los Vedas, en conjunto se hacen tres rituales principales que consisten en la entrega de la mujer por parte de su padre lo cual lleva por nombre Kanyadaan, la unión cerca del fuego de las manos de ambos conyugues como representación de su unión llamado Panigraham y los siete pasos dando frente al fuego que se denomina Saptapadi y representan los votos de ambos.

Se observa como la mujer está cubierta días antes por diseños que se extienden por sus extremidades hechos con henna, siendo este un ritual de compromiso pues estos patrones reflejan en su piel la fertilidad, el amor, la suerte, la felicidad y la protección que se le brinda de los malos espíritus.

Es también visto como los matrimonios hindúes están llenos de color, flores, regalos y demás elementos que representan la dicha y felicidad deseada a la pareja por parte de sus familiares.

Heterosexual

A pesar de que existen en la actualidad variaciones de la idea básica sobre el matrimonio que manejan ciertas religiones y culturas, es considerado tradicionalmente el matrimonio como un acto heterosexual, lo que se refiere a una unión entre un hombre y una mujer, incluso en muchas culturas del mundo esta es la una forma legal de ver un matrimonio apelado a que el matrimonio esta naturalmente unido a la reproducción.

Igualitario

Se entiende como matrimonio igualitario todo matrimonio que se constituya de dos personas del mismo sexo, es decir, un hombre que contraiga nupcias con otro hombre o una mujer que se case con otra mujer, sin embargo la comunidad LGBT no solo se refiere a el amor entre personas del mismo sexo, pues dentro de esto también se comprenden las personas transexuales, bisexuales y más.

Así mismo pueden existir matrimonios que físicamente se vean como una unión entre hombre y mujer sin embargo existe la posibilidad de que uno de ellos o incluso ambos sean transexuales, es decir que hayan experimentado previamente un proceso de cambio de sexo, si ese es el caso también se consideraría matrimonio igualitario.

Matrimonio Homoparental

A diferencia del caso mencionado anteriormente donde el matrimonio igualitario incluye a todas la personas de la comunidad LGBT la expresión de matrimonio homoparental se refiere más a las personas homosexuales, es decir las personas que mantengan relaciones amorosas con otro individuo de su mismo sexo.

El matrimonio homosexual es un tema, aun en la actualidad, de mucha controversia, pues así como es denigrado y despreciado por muchas personas, comunidades, sociedades y religiones, es aceptado en algunas partes del mundo convirtiendo estos matrimonios en acontecimientos legales donde su unión es validada por la ley dándoles el derecho de formar un hogar y una familia homoparental.

Los países que actualmente permiten legalmente la unión entre dos personas del mismo sexo son 24.

Entre estos figuran Finlandia, Uruguay, Brasil, Sudáfrica, Noruega, Alemania, Suecia, Canadá, Argentina, España, Irlanda, Nueva Zelanda, Australia, Portugal, Estados Unidos, Colombia y Francia.

Polígamo

La poligamia se refiere a una práctica o tipo de matrimonio en el cual existe un individuo al cual se le permite contraer nupcias con más de una persona del sexo contrario al mismo tiempo. Esta práctica es aceptada en algunas culturas y repudiada es otras figurando por ejemplo algunas comunidades mormónicas entre las personas que lo practican.

Así mismo es conocido que algunos musulmanes, amish y otras culturas también aceptan la realización de matrimonios de este tipo llevando a la creación en algunos casos de la familia patriarcal, como en algunas comunidades islámicas e hindúes.

Sin embargo en la biblia esta no es una práctica aceptada pues se considera que cada hombre y cada mujer debe estar unido solo a una persona del sexo contrario. En cuanto a la legalidad de este tipo de matrimonio, si existe, mayormente en países del continente asiático y africano como Mauritania, Níger, Nigeria, República Centroafricana, Senegal, Sierra leona, Somalia, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, India, Indonesia, Irak, Irán y más.

Estilos de matrimonios

No todos los matrimonios son realizados por amor o de la manera tradicional, entre dos personas que no comparten lazos sanguíneos pero comenzaran a compartir una vida, pues algunas de estas alianzas salen de estos parámetros y por más extraños que parezcan se llevan a cabo en algunas partes del mundo.

Arreglado

En este tipo de matrimonio, como bien lo dice la palabra, es organizado por personas ajenas a la unión, es decir ni el novio ni la novia tienen la potestad de tomar decisiones sobre su matrimonio e incluso sobre quien será su conyugue.

En algunas partes del mundo esta práctica se sigue llevando a cabo como por ejemplo en áreas de Asia del Sur, Oriente Medio, América Latina, Asia Oriental, África y el Sudeste Asiático.

Forzado

En este tipo de matrimonios ni el hombre ni la mujer contraen matrimonio pero alguno de ellos e incluso en algunos caso ninguno de los dos está de acuerdo bien sea con el hecho de casarse o con la persona con la que se le pretende unir en matrimonio.

Por lo general estos matrimonios son planeados por los padres de los involucrados y ellos no tienen la potestad de oponerse a dicha unión, a diferencia del punto anterior donde a pesar de que es una unión planificada por terceros no se ven obligados a hacer nada en contra de su voluntad.

Por conveniencia y por contrato

Por otra parte también existen los matrimonios por conveniencia, esos que salen del concepto básico de que el amor y el matrimonio van de la mano, pues en este tipo de uniones además de considerarse una especie de fraude solo existe el interés de conseguir ciertos beneficios de la unión legal, bien sea sociales, económicos o jurídicos, además en estos casos los relacionados no mantienen ningún tipo de contacto sexual e incluso viven en hogares diferentes como si realmente no estuvieran casados.

En otra variación  existe de por medio un contrato que especifica ciertas reglas a seguir entre ambos para así aclarar cuáles son los parámetros de este matrimonio no convencional.

Simbólico

En este tipo de ceremonias el matrimonio se realiza basándose más que todo en rituales llevados a cabo tanto por los novios como por las familias o seres queridos de estos. Cuando hablamos de la apariencia de estas ceremonias se asemejan mucho con las típicas bodas civiles y religiosas pues en estas también están presentes elementos como las argollas o el vestido blanco característico de la mujer.

Pero lo que caracteriza estas bodas son los distintos rituales que pueden venir de la inspiración por parte de muchas culturas o lugares del mundo, como los rituales mayas, hindúes, hawaianas, incas, celtas, entre otras donde los elementos espirituales  y naturales son de gran importancia.

Pues los elementos como la arena, sol, aire, mar, fuego y agua son referenciales para dichos rituales, así mismo algunas personas prefieren crear sus propios rituales pues en este tipo de bodas los esposos son libres de oficiar su unión como deseen.

Entre primos

Esta práctica iniciada en tribus aborígenes de América Australia y Polinesia, se basa en la unión matrimonial de dos personas que tienen parentesco familia, es decir con abuelos o parientes en común e incluso compartiendo lazos de sangre.

Este tipo de matrimonios cuenta con opiniones divididas sobre si es correcto o no, pues algunas sociedades la apoyan y promueven pues se considera la unión perfecta, en algunos otros países a pesar de ser legales no es bien vista y en algunas otras partes del mundo se considera una ofensa, pecado e incesto prohibiéndose moral y legalmente.

Abierto

Se considera un matrimonio abierto a toda aquella relación en la que ambas partes están unidas bajo las leyes pero aun así no practican la exclusividad sexual con su pareja, es decir que cualquiera de los dos tiene permitido tener relaciones del tipo sexual con cualquier tercero o persona fuera de su relación y no es considerado infiel siempre y cuando su pareja lo acepte y sea consciente.

La diferencia entre un matrimonio abierto y un matrimonio polígamo es que a pesar de que en ninguno existe exclusividad en el primero la unión matrimonial sigue siendo solo de dos y en el segundo es de tres personas en adelante.

Morganático

Este tipo de matrimonio se observa en países donde se vive bajo gobiernos monárquicos, es decir donde la familia real son los que están al mando de las decisiones gubernamentales.

Los matrimonios morganáticos se tratan de las uniones entre dos personas que posean posiciones sociales muy diferentes, es decir cuando un príncipe, princesa, conde o condesa contrae matrimonio con un plebeyo o plebeya que no provenga de líneas reales ni tenga una alta posición económica.

Toxico

Cuando se habla de matrimonios tóxicos se refiere a aquellos en los que la estabilidad emocional de uno de ninguno de los dos es inexistente debido a problemas ocasionados dentro de la relación, además dentro de este concepto entran los maltratos entre si bien sea de hombre a mujer o viceversa.

Al hablar de maltrato se abarca cualquier tipo bien sea físico, psicológico o emocional, siendo esto considerado un matrimonio que puede dirigirse a ser una familia disfuncional si existen hijos de por medio así como dar paso a la violencia familiar o intrafamiliar.

Temporal

Este es un tipo de matrimonio que se da entre las personas de la religión islámica, los musulmanes arreglan matrimonios que son a corto plazo por medio de contratos en los que se especifica que la unión será realizada y una vez expire el tiempo determinado ambas partes serán libres de las obligaciones del matrimonio, además esto suceden sin necesidad de tramitar un divorcio.

Virtual

Esta modalidad de matrimonio sale por completo de los parámetros tradiciones, sin embargo aunque no lo parezca se está convirtiendo en una tendencia popular en algunas partes del mundo, este tipo de bodas se basan en que los novios con solo entrar a una página web se unen en matrimonio

Sin embargo, claro está, no es un acto que posea legalidad pues no existe ante la ley ningún registro de que realmente estas personas estén dentro de una alianza, es utilizada por los jóvenes como una especie de simbolismo.

Infantil

Este tipo de matrimonio se observa comúnmente en algunos países que se encuentran en vías de desarrollo y es practicado por niñas que son vendidas, ofrecidas u obligadas a contraer matrimonio con hombres de su comunidad mucho antes de cumplir los 18 años edad que se considera legalmente como el inicio de la adultez.

Fracasos matrimoniales

A pesar de que el concepto de matrimonio se basa en el amor y la tolerancia entre las personas que se unen en un lazo simbólico es entendible que en lagunas ocasiones la convivencia es fácil, no todo resulta ser color de rosa y aunque se quiera algunas veces este lazo no dura para toda la vida, aunque algunas personas optan por procurar reparar lo que pudo haberse roto.

Crisis matrimoniales

Las personas que conviven y cohabitan juntas en un hogar como matrimonio en algunas ocasiones tienen problemas y crisis matrimoniales por diferentes motivos, estrés, presión social, incomprensión el uno del otro entre muchas cosas más que pueden debilitar la tolerancia entre sí.

Sin embargo este tipo de crisis en algunas ocasiones son pasajeras y superables, pero para esto es necesaria la colaboración de ambas partes pues necesitan abrirse a la comprensión y aceptar que si es necesario pueden acudir a especialistas para que los orienten en cómo mejorar la relación.

Divorcio

Por otra parte algunos problemas van mucho más allá y bien sea por algún problema, algún error cometido por alguna parte o simplemente porque se apagó esa llama que los mantenía juntos las parejas optan por separarse por el bien común, aunque existen casos en los que alguno de los dos se opone a esta decisión el divorcio es la manera de separar legalmente esta unión.

Aunque en opinión religiosa dos personas que se casaron no pueden separarse a nivel civil una vez que el acta de divorcio es firmada ya no hay obligación o lazo legal que los una. Sin embargo en el divorcio existen una gran variedad de acuerdos que procuran la protección e integridad de ambas partes así como la distribución de bienes materiales y si es el caso de tener hijos, la división en cuanto a la custodia de los mismo.

Citas sobre el Matrimonio 

“El problema del matrimonio es que se acaba todas las noches después de hacer el amor, y hay que volver a reconstruirlo todas las mañanas antes del desayuno.” 

GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ

 “Para un buen matrimonio hay que enamorarse muchas veces, siempre de la misma persona.” 

MIGNON MCLAUGHLIN

“Se llama matrimonio de conveniencia a un matrimonio de personas que no se convienen en absoluto.” 

OSCAR WILDE

“Es tan absurdo pretender que un hombre no puede amar siempre a la misma mujer, como pretender que un buen violinista no puede tocar siempre el mismo instrumento.” 

HONORÉ DE BALZAC

«¿Casarse con la cabeza? ¿Casarse con el corazón? ¿Y por qué ese dilema? ¡Con la cabeza y con el corazón!»

SOFÍA DE GRECIA

«Cásate: si por casualidad das con una buena mujer, serás feliz; si no; te volverás filósofo, lo que siempre es útil para el hombre.»

SÓCRATES

«Un matrimonio feliz, es una larga conversación que siempre parece demasiado corta.»

ANDRÉ MAUROIS

«El matrimonio es, sin duda alguna, el estado de perfección social.»

NAPOLEÓN BONAPARTE

(Visited 8.836 times, 1 visits today)

Deja un comentario