Embarazo in vitro: ¿qué es? Síntomas, riesgo, y más

Embarazo in vitro, es uno de los principales tratamientos destinados a la esterilidad, cuando ya se han implementados otros métodos y no han tenido éxito, ha existido desde hace muchos años. Antes de este se realizaron muchos experimentos para lograr el gran éxito que hoy día tiene. Conoce más en este post.

Embarazo in vitro

¿Qué es el Embarazo in Vitro?

El embarazo in vitro o fecundación in vitro (FIV) es la coalición (unión) que se da con los espermatozoide in vitro,  para tener como resultado que los embriones ya fecundados puedan ser transferidos al útero materno y que puedan evolucionar hasta lograr el embarazo.

La fecundación de los óvulos puede realizarse mediante la técnica de fecundación in vitro, tradicional o inyección intracitoplasmatica de espermatozoides, es la técnica de reproducción asistida, la más usada en muchas clínicas especialistas en la materia.

Pero es el medico  ginecólogo quien decida, después de muchos estudios, cuales son las causas de dicha infertilidad; y cuales son las posibles opciones para su tipo de caso.

La fecundación in vitro es una técnica terapéutica con fines reproductivos, en el cual de manera asistida ayuda a fecundar, el ovulo con un espermatozoide, se realiza en un laboratorio especializado, en vez de darse normalmente en las trompas de Falopio. (ver articulo: Crianza Natural)

Consecuentemente, los embriones logrados bajo esta técnica se implantan en el útero de la paciente; su único objetivo es  lograr un embarazo, reparando las dificultades de esterilidad de la pareja.

Síntomas

Los síntomas más frecuentes son:

Sangrados: se pueden presentar pequeñas pérdidas de sangre;  manchas mínimas a una regla normal, que se ve en los días posteriores, después de la traspaso embrionario, esta sin embargo va desapareciendo en aproximadamente dos y tres días.

No son síntomas de alarma, ya que es normal. También se puede presentar mareos, pinchazos, cólicos o dolor en la parte abdominal y lumbar.

Son malestares naturales después de dicho procedimiento, estos se debe a la estimulación ovárica que continua la mujer, en especial en los casos de la fecundación in vitro con los óvulos propios. También se puede dar por la punción folicular o por el desarrollo de la menstruación.

Embarazo in vitro

En los casos de receptoras de óvulos, los mareos que se presenten se deben a los procedimientos hormonales, de la misma manera genera ansiedad, por la misma espera.

Hinchazón y el endurecimiento de los pechos: es uno de los más presentes, después que son administrados de las hormonas anteriores a la trasferencia embrionaria, de forma resumida los estrógenos y la progesterona.

Las dos pueden producir la retención de líquido y esa sensación de hinchazón y la pesadez. Conjuntamente con los síntomas físicos, se puede presentar síntomas emocionales; proporcionados por los mismos nervios, la ansiedad, el insomnio y el efecto de inestabilidad.

Que son parte del proceso mientras se esperan los resultados, este puede durar unos días. Son unos 14 días de larga espera, en que se presenta una serie de emociones. Cuando las personas son parte de este tipo de tratamiento.

Se les recomienda  que lleven una vida normal, pero deben evitar cualquier esfuerzo físico, no se recomienda el reposo absoluto, se deben evitar los ejercicios muy intensos y de alto impacto.

En caso de que las emociones sean muy fuerte, se puede acudir a los diversos productos naturales, como por ejemplo valeriana  o las famosas flores de Bach para lograr estar tranquila mientras se esperan los resultados, todo bajo el conocimiento del médico tratante. (ver articulo: Legrado)

Paso a paso

La técnica de reproducción asistida que se realiza mediante la fecundación in vitro, es un método de fertilidad como ya se mencionó, que cuenta con varios pasos que junto componen un ciclo completo.

Embarazo in vitro

Es un proceso largo, que no se inicia cuando sabes que está embarazada sino mucho antes, desde la primera visita al médico especialista. Cuenta con cinco pasos:

El primero es la estimulación ovárica, esta tiene como objetivo fundamental, lograr la estimulación para la producción de óvulos dentro del cuerpo de la mujer, con la ayuda de medicamentos tomados y también inyectados.

Por naturalidad el cuerpo de la mujer libera cada mes un ovulo, pero con este tipo de medicinas es normal que se liberen varios. Este por lo general se inicia el segundo día de la menstruación y tiene una duración de 10 días aproximadamente.

Embarazo in vitro

Durante los primeros días se acude con regularidad al médico tratante, a realizar ecografías transvaginales, que van dando seguridad que todo va bien, a realizar algunos tipos de análisis de sangre para llevar un mejor control de los niveles de hormonas.

El segundo paso es la extracción del ovulo o la punción ovárica, también se conoce como aspiración folicular, en esta el tratamiento de la fecundación in vitro se extraen los óvulos, se ejecuta varios días posteriores unos tres, que finaliza la motivación de los ovarios.

Para que se logren la extracción de los ovarios es necesario que se realice una intervención menor, esta suele  durar unos 15 minutos. Se hace por medio de una aguja que es guiada por vía ultrasonido, se procede a aspirar los ovocitos (células germinales femeninas) del ovario de la mujer.

Es una técnica que no requiere de hospitalización, después de una a tres horas se puede ir a casa sin ningún problema.

Paso número tres, la fertilización y fecundación de los óvulos, esta se realiza después de la extracción, pasado las 24 horas, en un laboratorio. Por esta razón es normal que el mismo día se puede hacer la extracción del ovulo y el hombre pueda hacer entrega del semen.

Se hallan diferentes técnicas de fecundación que van variando en función de las causas de la esterilidad. Los especialistas proceden a poner los óvulos juntos con los espermatozoides en la placa de Petri o bien efectuar una micro inyección espermática.

En la que se pueden introducir los espermatozoides dentro del ovario afirmando la unión del mismo. Es la técnica más usada en este tipo de tratamientos. Una vez que se logre la fecundación, se procede a la cultivación del cigoto (célula resultante de la unión masculina y femenina) para así lograr su correcto desarrollo.

Paso cuatro el cultivo embrionario, este trata del ovulo dividido, este se transforma en embrión que es preciso conservar y estar en vigilancia de manera constante en unas incubadoras especiales para dicho fin.

Embarazo in vitro

En este paso están en continuo monitoreo por las 24 horas por las personas especialistas para  dar garantía que se encuentran bien y que se están desarrollando de manera adecuada. Este proceso suele durar un tiempo de 2 y 5 días aproximadamente.

Todo depende de la clínica o el caso a tratar, es probable que se usen distintas técnicas para lograr el cultivo de los embriones. Después de estos días, el especialista elige de todos ellos el mejor y serán ellos los que se transfieran al útero materno.

Es probable que los embriones no se utilicen a la misma vez, es por esta razón que hay dos opciones descongelarlos e implantar después, en el caso que en la primera fase fracase.

Paso cinco, la transferencia de embriones, se puede decir que se trata del último paso de la fecundación in vitro, ya seleccionados los mejores embriones y mediante una técnica que no sea invasiva, parecida a la usada en la extracción de los óvulos;  se procede trasladar el embrión al útero de la mujer.

Embarazo in vitro

Para que este tenga éxito, es normal que la especialista decida implantar más de un embrión, dentro del útero. Esta es una de las principales razones, que se suelen presentar los embarazos múltiples después que se someten a dicho tratamiento de reproducción asistida.

Es un procedimiento rápido y que no es necesario su hospitalización, es normal que el medico recomiende unos días de reposo y baje las actividades físicas, se debe llevar una vida normal pero más relajada.

Los cuidados

Los tan ansiados días que se espera, para saber los resultados de sangre y poder determinar si el embarazo se logró, son estos donde más se deben mantener los distintos cuidados, manejar mejor la ansiedad, evitar las tareas domésticas que demanden de grandes esfuerzos.

Se debe evitar subir escaleras, muchos pisos generan grandes esfuerzos, pero si se puede subir por ejemplo a un cuarto. No se debe levantar peso, como bolsas de súper mercado.

Hay que estar en reposo por los menos las primeras 72 horas, después de la inseminación y para los demás días hay que tratar de llevar un estilo normal, tal y como lo hacía antes. Evitar los ambientes de estrés, o las emociones intensas; es ideal que se maneje una energía muy positiva lo cual resulta muy beneficiosa.

Es recomendable caminatas, escuchar música, evitar ir al baño constantemente, ya que debido al estrés se tiende a manejar esta actitud para poder ver si llego o no la menstruación, de la misma manera evitar examinar si en el cuerpo hay cambios.

Embarazo in vitro

Evitar los pensamientos negativos referentes a los resultados, ya que pequeñas cosas pueden generar muchos cambios que impiden que el tratamiento tenga mejores resultados.

Riesgos

Cuando se realizan estas técnicas de fecundación in vitro, normalmente pueden crearse algunos miedos, de qué puede suceder. Algunos de los riesgos  que suelen suceder en ocasiones son:

El embarazo múltiple: es un riesgo que va de la mano con la edad de la paciente, la cantidad de embriones que son transferidos al útero y la calidad de estos.

En las mujeres jóvenes, con embriones de buena calidad, se recomienda que sean transferidos de uno en uno, por lo menos en el primer intento. Los embarazos múltiples de más de dos fetos agrandan los riesgos médicos, para la madre y el hijo, se puede presentar que nazca prematuro, bajo peso al nacer e incluso preclamsia.

Embarazo in vitro

El síndrome de hiperrestimulacion ovárica, es otro de los riesgos que se corre en dicho tratamiento; si la respuesta ovárica al procedimiento es enorme, en el que se desarrolla un gran número de folículos, el tamaño del ovario va aumentando ampliamente.

El embarazo ectópico, es un riesgo que se da la implantación fuera del útero, normalmente en las trompas de Falopio, se desarrollan un aproximado de 3% de los casos. También el aborto, es un riesgo mayor; de la misma manera el consumo excesivo de tabaco y los diversos cambios en el peso ya que son factores que traen grandes complicaciones en el tratamiento.

Los riesgos de anestesia, las técnicas de sedación por lo general son seguras, se realizan con un personal médico bien preparado para evitar las complicaciones que se dan por la ansiedad de dicho procedimiento.

Otros de los riegos, es la intolerancia a los medicamentos, los obstáculos en la punción folicular, ya que se pueden presentar hemorragias de gravedad causada por punción accidental de algún vaso sanguíneo o del mismo ovario.

Embarazo in vitro

Probabilidad de Embarazo por Fecundación In Vitro

El embarazo in vitro es un procedimiento que buscan muchas parejas, que no pueden concebir hijos de manera natural. La posibilidad de que el ciclo  de fecundación in vitro, sea exitoso involucra a muchos componentes que se deben de tomar en cuenta, los principales son:

La edad del paciente, es un factor muy importante ya que establece la reserva ovárica y el número de los óvulos. Mientras más edad tenga el paciente, menos posibilidad de éxito hay. Menos de 34 años hay un 61% de probabilidades de éxito, y así va bajando por ejemplo para las personas mayores de 40 años solo tiene un 28%.

En el caso de que los óvulos sean de la misma paciente o de algún donante, en este caso la edad no tiene que ver mucho; por lo general el medico decide cuánto transfiere según la edad que refiera. También tiene que ver si los embriones han estado previamente congelados o no.

Embarazo in vitro

Asimismo tiene que ver la patología reproductora de la parte masculina y femenina; es importante resaltar que no todas las mujeres que se realizan este tratamiento, consiguen el desarrollo folicular para poder pasar por la unión.

De la misma manera no todas llegan a la fase de  transferencia de los embriones, ya que se han presentado casos en los que estos fracasan. Según datos de la Sociedad Española de Fertilidad, es de un 36,6 % quiere decir que por cada 100 ciclos solo los 36, 3 % ciclos logran el embarazo.

De la misma manera se debe tener en cuenta el peligro de aborto, el cual depende de la edad que maneje el paciente, las mujeres mayores a 40 años tienen más posibilidad de presentar un aborto en un 40,1%.

La probabilidades que se dé un embarazo en resumen dependen de muchos componentes, tanto personales como de pareja; de manera que es recomendable  buscar una clínica para dicho fin y que cuente con buenos profesionales, el cual se puedan hacer cargo del caso.

Embarazo múltiple por Fertilización In Vitro

Por lo general la fecundación in vitro, no garantiza que el embarazo sea múltiple, porque no se tiene la seguridad de que los embriones se van a implantar. De la misma manera se puede saber el número de embriones que se van a transferir.

Asimismo, existe una Ley 14/2016 que dice las técnicas de reproducción de manera asistida, que se encuentra vigente en España, limita el número de los embriones que se van a transferir a un máximo de tres. Esto con el objeto de poder reducir el número de los embarazos múltiples. (ver articulo: Identidad Sexual)

El embarazo múltiple, es riesgoso para la madre y los fetos. En estos casos hay mayor probabilidad de abortos, de que se desarrolle diabetes gestacional, preclamsia, que el feto nazca antes de tiempo entre otras.

Para que se logre que disminuya los embarazos múltiples, es preciso hacer una buena selección de los embriones estos  a su vez deben ser trasferidos de forma selectiva de un embrión único para lograr que la pareja tenga más posibilidad de embarazo, sin correr riesgos.

Embarazo in vitro

Uno de los principales factores en los embarazos múltiples es la técnicas in vitro; ya que se usan medicamentos que ayudan a la estimulación de los ovarios para que estos produzcan óvulos, en el mismo ciclo, lo cual hace que mediante esta técnica tenga más incidencia de un embarazo múltiple.

Fecundación In Vitro y Embarazo Ectópico

Este se presenta cuando el embrión es implantado fuera de la cavidad uterina y de esta manera la gestación se lleva fuera del útero, se puede llevar a cabo en las trompas, el ovario e incluso en la cavidad abdominal.

Sin embargo, es menos frecuente con casos graves, porque es el útero el encargado y el que está en capacidad que el embarazo se desarrolle normal. Es por esta razón que cuando ocurren, esta clase de problemas, inmediatamente es interrumpida el mismo. Para así impedir  las dificultades que puede ocasionar su desarrollo.

En las técnicas in vitro ha aumentado los casos de esta patología, por lo general se presentan en las pacientes que presentan problemas en las trompas. También algún tipo de cirugía abdominal, infecciones pélvicas ocasionando que se dificulte la gestación.

Embarazo in vitro

El embarazo ectópico se puede evidenciar por muchos síntomas como por ejemplo, sangrado vaginal, dolor pélvico. Este se puede descubrir con un análisis de sangre y una ecografía; se puede detectar a los 14 días aproximadamente.

Como ya se mencionó cuando se descubre un embarazo ectópico, se debe interrumpir el embarazo, bien sea con tratamiento farmacológicos o quirúrgicos. Todo dependerá de la clínica o el médico tratante y los resultados de análisis.

La mejor elección es la farmacológica, en especial si esta se realiza a tiempo, ya que se puede disminuir los riesgos que trae una cirugía. Después de realizado este procedimiento es recomendable esperar un tiempo para volver a intentar la técnica in vitro para lograr la gestación.

(Visited 692 times, 1 visits today)

Deja un comentario