Matrimonio civil: ¿Qué es?, tipos, beneficios, y más

El matrimonio es una unión o vínculo conyugal desarrollado entre las personas el cual tiene peso en muchas culturas teniendo un reconocimiento moral, legal y religioso considerándose en gran parte del mundo este vínculo como una base familiar, esta unión en el ámbito legal se le conoce como matrimonio civil.

¿Qué es el matrimonio civil?

El matrimonio civil se refiere a una unión entre dos personas las cuales contraen un compromiso de cumplir algunos deberes ante el ámbito legal ya que la validación de dicha unión se lleva a cabo gracias a la participación de determinadas autoridades civiles competentes en cada uno de los estados como por ejemplo los jueces, el registro civil, la administración pública o una autoridad de del municipio.

A diferencia del matrimonio religioso, la boda civil no es un acto oficiado por ningún ente autoritario religioso, debido a esto no existe un parámetro de este tipo a seguir en cuanto a la ceremonia puntualmente pues fuera de los requisitos y documentos necesarios la boda no se rige por rituales ni nada parecido.

Aunque es importante aclarar que a pesar de que este tipo de matrimonio es una ceremonia del todo civil no quiere decir que no existan algunos casos en los que los cónyuges puedan incluir o complementar este acto con un matrimonio religioso.

Incluso existen algunos sistemas jurídicos en el mundo en los cuales las ceremonias tanto del matrimonio civil como del matrimonio religioso se realizan de manera paralela, pero no en todos los países se aplica esta forma de celebración pues existen ciertos países en los que la boda civil puede corresponder a un tipo de separación a la boda en su forma religiosa.

Tomando en cuenta esto como una alianza al movimiento que tiene como objeto separar a la iglesia del estado o trámites civiles, dicho movimiento tuvo lugar por primera vez en el siglo XVIII.

El matrimonio civil es un vínculo el cual acarrea consigo ciertas obligaciones y derechos para cada una de las partes involucradas en el mismo, dichos derechos y deberes se determinan según la sociedad en la cual se desarrolle la unión y aunque el matrimonio civil es un acto regulado y determinado de forma jurídica no puede considerarse el hecho de que sea una creación de las leyes de ningún país.

Cuando hablamos de este tipo de unión debemos tomar en cuenta que existen varias funciones relacionadas a ella como por ejemplo la legitimación de la relación de parentesco entre los conyugues y los hijos que puedan tener juntos dentro del matrimonio.

Por otra parte se observa que por medio del documento civil que sirve como aval del matrimonio es posible definir ciertas exigencias que tienen una relación con los bienes que se vean involucrados al matrimonio así como los derechos secuenciales impuestos.

Existen muchas diferencias entre el matrimonio civil y el matrimonio religioso, sin embargo existe una que destaca, pues en el matrimonio religioso se tiene la creencia de que debe ser una unión eterna y de que no hay poder humano que logre romper dicho vinculo, por otra parte aunque la mayoría de las personas se casan con la idea de estar siempre o por un tiempo prolongado con su cónyuge en el matrimonio civil existe la opción de llevar a cabo una separación o un divorcio.

Dicho proceso se basa en algunas reglas que tienen como fin ayudar a la protección de los involucrados, especialmente de la mujer así como de los hijos o primogénitos que hayan sido  engendrados en el tiempo comprendido desde el matrimonio hasta la separación.

Singularmente en España se observó una época la cual está comprendida entre los años de 1564 y 1931 en la cual se prohibió totalmente la realización de los matrimonios civiles en cualquier parte de dicho país, esto se debió a que en este tiempo solamente eran considerados válidos los matrimonios que se llevaran a cabo bajo la religión.

Cuando inicio la Segunda República la cual se abrió paso entre 1931 y 1939 se estableció una aconfesionalidad del estado, esto significa que aunque el estado estaba de acuerdo con ciertas instancias o medidas religiosas no se aceptaba en su totalidad ni se reconocían de manera oficial ninguna religión, esto conllevaba a que el país acogiera como obligatorio en sistema de matrimonio civil.

Posteriormente el matrimonio civil pasó a tener condiciones de realización, ya que se llevarían a cabo solamente en los casos en los que los involucrados renunciaban o abandonaban el ámbito religioso, acción conocida como apostasía, o si las costumbres religiosas de los futuros esposos eran mixtas, con esto se refiere que cada cónyuge pertenece a una religión distinta a la católica.

Seguidamente, durante el año 1978 surgió un decreto nuevo proveniente de la constitución el cual reiteraba la antes mencionada aconfesionalidad del Estado dejando de lado la idea de que los futuros cónyuges tenían que renunciar a la iglesia con el fin de casarse por la vía civil.

Transcurrido cierto tiempo, en el año 2009, se realizó una comparación entre los tipos de matrimonio, tanto religioso como civil lo cual arrojó como resultado un acontecimiento nuevo para la historia de España, ya que por primera vez los matrimonios civiles registrados que fueron un poco más de 94.000 y aumentaron de manera notoria la cifra de aproximadamente 80.000 matrimonios religiosos que se registraron.

De esta misma forma este hecho fue acompañado o de la mano con los cambios que existieron dentro de la familia en la sociedad y el núcleo familiar en la cultura de dicho país.

Requisitos

Para llevar a cabo una boda en la vía civil, al igual que en el ámbito religioso, se requiere el cumplimiento de ciertos pasos básicos pero con suma importancia para que una pareja pueda contraer matrimonio, sin embargo existen ciertos requisitos que cambian cuando se trata de los matrimonios civiles dependiendo de cada país o región del que es originaria o en el cual reside la pareja.

Algunos de estos requisitos son:

DNI

Este Documento Nacional de Identidad o DNI el cual también se conoce en algunos países como carnet o cédula de identidad se trata de un documento que debe tener en su poder todos los ciudadanos que sean mayores de 9 años, en algunos países mayores de 14 años.

En este se encuentra reflejada a información básica, personal y esencial de cada persona, datos entre los que figuran el nombre completo, la edad y más datos que proporcionan la ayuda necesaria a las personas para su debida identificación en cualquier situación o en la sociedad.

También es importante tomar en cuenta que este documento posee información referente a su domicilio así como a su estado civil, por este motivo es relevante el hecho de que no se encuentre vencido.

Certificado de soltería

Este es un documento que hace constar el hecho de que la persona que desea casarse no se encuentra bajo ningún compromiso conyugal en la actualidad o no lo ha estado nunca, de esta manera se puede demostrar que no existe ningún documento o acta de matrimonio que haya sido tramitada por el registro civil en el cual figuren los datos de dicha persona y que es totalmente libre de contraer nupcias de manera legal.

Partida de nacimiento

Se trata de un documento certificado el cual avala el nacimiento de un individuo así como su existencia, dicho documento por lo general se tramita en el momento posterior al alumbramiento en el registro civil.

Este es un documento que se solicita para el matrimonio con el fin de evidenciar ciertos datos de las personas que desean casarse como por ejemplo su lugar de nacimiento, el nombre completo de dicho individuo, el nombre de sus padres, la fecha en la que nació entre otros datos importantes.

Comúnmente dicho documento se solicita unido a una copia del mismo y se obtiene en algunos casos, depende del país del que se hable, en el lugar donde se encuentran los registros de estado civil de los ciudadanos teniendo en cuenta que existen regiones en las que a partir del día en el que fue entregado posee un límite de vigencia de entre cuatro semanas, tres meses o seis meses.

Certificación médica prenupcial

Dicho documento es un certificado el cual se basa en una serie de exámenes médicos los cuales se realizan con el fin de tener una valoración final de la salud en cada uno de los futuros cónyuges, de esta manera de determinar la existencia de enfermedades en ellos que puedan provocar algún riesgo tanto en su propia vida como en la vida de su pareja.

Entre las enfermedades que pueden figurar dentro de esta descripción está cualquier enfermedad que sea infecciosa, degenerativa o mental, por otra parte para que este documento sea expedido es necesario realizar previamente un análisis de sangre en el cual se podrá determinar qué tipo de sangre posee y también será posible descartar enfermedades, de la misma manera se realiza una revisión general en cada persona con el mismo propósito.

Certificado o recibo del domicilio

En este requisito entra cualquier recibo de servicios como lo es la luz, el teléfono, el gas o el agua, en dichos recibos debe encontrarse especificada la dirección del individuo y es un requisito solicitado con el fin de comprobar ante las autoridades que al menos uno de los dos reside en el distrito donde se encuentra el registro civil donde contraerán nupcias, es común que este documento al igual que algunos otros, sea solicitado unido a una copia del mismo.

Además de todos estos requisitos existen algunos otros que son solicitados en casos especiales como por ejemplo:

Acta de divorcio

Este es un documento avalado por un ente capacitado, en este caso un juez, el cual avala la ruptura de un contrato matrimonial, este documento es legal y se solicita para comprobar que si el cónyuge estuvo casado previamente su matrimonio ya no tenga validez en el ámbito legal, es decir que el mismo es libre para contraer matrimonio nuevamente sin ningún inconveniente.

Acta de defunción de la antigua pareja

Este documento avala y certifica la muerte de cualquier ciudadano, es solicitado en el caso de que la persona estuviera casada y su pareja haya fallecido, se le pide a el viudo o la viuda para certificar la muerte de su antiguo cónyuge y así poder dar por finalizada legalmente la unión de ambos para que la persona pueda casarse de nuevo.

Acta de nacimiento de los hijos

En caso de que la pareja procreara antes de contraer matrimonio en algunos países se les solicitará la partida de nacimiento de sus hijos como requisito para llevar a cabo el matrimonio civil.

Luego de que todos estos requisitos son entregados en el lugar adecuado se expide un acta en la que se refleja la unión matrimonial, esto se realiza en el registro civil y dicha acta posee los datos y firmas de los cónyuges, los testigos y finalmente el funcionario el cual se encargó de oficiar la boda, además existirán en la misma otras características que convertirán este en un documento legal.

Derechos y Deberes

El matrimonio civil, en la mayoría de las culturas, es la unión voluntaria de dos personas, los mismos al asumir este vínculo están asumiendo a su vez ciertos deberes que deben cumplir así como la obtención de algunos derechos puntuales que su pareja tiene que respetar y viceversa.

Algunos de estos derechos y deberes que se destacan dentro del matrimonio legal son los siguientes:

Cada parte del matrimonio tiene el deber y la obligación de aportar a cada objetivo en común dentro del matrimonio así como a ayudar y socorrer a su pareja.

Todo ser tiene la libertad y el derecho de tomar una decisión clara y libre con la debida información y responsabilidad de la cantidad de hijos que deseen tener por este motivo los recién casados deben tomar esto como una decisión en común.

Ambas partes del matrimonio deben convivir bajo el mismo techo compartiendo el hogar o domicilio conyugal, dentro de esto también es importante destacar que cada uno posee los mismos derechos, deberes y la misma autoridad dentro del hogar establecido.

Existe una excepción a esta obligación, pues una parte del matrimonio puede recibir ciertas consideraciones y ser eximido de su deber de vivir bajo el mismo techo que su pareja si este, por ejemplo, decide o se ve obligado a vivir en un país ajeno a donde se encuentra su esposo o esposa, así como si el espacio donde habita es insalubre o no es apropiado para la vivencia de las personas.

Cada uno de los involucrados dentro del matrimonio debe aportar para lograr el sustento de su hogar así como la alimentación de su pareja y de sus hijos incluyendo la crianza y cada responsabilidad que acompañe a esto como la educación de los mismos bajo las condiciones que se establecen de forma legal.

Tomando en cuenta que la responsabilidad deber ser adecuadamente distribuida a ambas partes dependiendo también de la proporción de ganancia de cada uno pues si existe una diferencia notable entre los ingresos de los dos el aporte debe ser balanceado hacia las posibilidades de cada uno.

Sin embargo es necesario tomar en cuenta que si alguno de estos no tiene la posibilidad de trabajar por lo tanto no posee bienes propios la otra parte del matrimonio se verá en el deber de cumplir y cubrir completamente todos los gastos antes mencionados.

Pero se debe destacar que cada derecho y cada obligación que provenga de la unión conyugal debe ser igualitaria para ambas partes sin que esto se vea relacionado con la aportación que tengan de manera económica dentro del hogar.

Tanto las consideraciones como el derecho autoritario dentro del hogar es igual para cada conyugue, por este motivo deben mantener un acuerdo mutuo para lograr una adecuada administración tanto del hogar así como en lo que respecta a la educación dentro y fuera de casa que corresponda a sus hijos al igual que el manejo de bienes en común.

En cuanto a las actividades que puedan ejercer los involucrados la variedad en amplia, básicamente puede ser cualquiera que no atente contra la integridad y la moral dentro del núcleo familiar o su propia estructura y en caso de que así sea su pareja puede oponerse y tomar medidas.

Cada uno de los involucrados, siempre y cuando sean mayores de edad, puede poseer el derecho de disponer a libre criterio así como de contratar o administrar cualquiera de sus propio bienes de manera individual definiendo acciones o exposiciones correspondientes a cada uno sin la necesidad de obtener permiso de su esposo o su esposa para dicha acción, a menos que se trate de la administración de los bienes que posean en conjunto.

Por otra parte si los cónyuges son menores de edad estos pueden administrar su bienes a su criterio pero cuando se trata de hipotecas o tramites parecidos necesitaran contar con una especie de autorización por parte de un juez así como un tutor que los represente en todos estos trámites.

Beneficios

Es conocido que dentro del matrimonio existen ciertos deberes con los que se debe cumplir, así mismo también esta unión trae consigo ciertos beneficios para las parejas que deciden contraer nupcias, estas ventajas figuran dentro del ámbito legal para las dos personas de diferente sexo o del mismo sexo en algunos países donde es legal la unión matrimonial igualitaria.

También se conoce que en la forma civil del matrimonio existen tres tipos de variantes, por ejemplo existe la modalidad de los bienes mancomunados, en dicha forma ambos involucrados firman una especie de documento en el que acuerdan que cada uno de los bienes pertenece a ambos.

Así mismo existe la separación de bienes, esto ayuda a que tanto la administración como la conservación de los bienes individuales permanezcan de esta manera, bajo la decisión individual de cada uno, a esto también se le conoce como régimen patrimonial.

Por otra parte tenemos el régimen mixto, en este caso cada parte del matrimonio es libre de elegir que bienes quiere que sean considerados bienes en común y que otros decidan que se mantengan como bienes individuales.

Las ventajas en el ámbito legal dentro del matrimonio se dividen entre las ventajas que tienen los hijos, los planes de administración, la seguridad social, los beneficios fiscales, entre otros.

Por ejemplo, una vez que la pareja procrea, los hijos de estos tienen el derecho de contar con ambos apellidos tanto de su padre como de su madre, o de ambas madre o ambos padres en caso de que sea una familia homoparental y los hijos sean propios o conformen una familia adoptiva, en algunos casos cuando se va a adoptar a un niño de cualquier edad se requiere que los aspirantes estén casados.

Además es importante resaltar que tanto la tutela como la custodia de todos los hijos dentro del hogar van a ser igualitarias y compartidas para ambas partes del matrimonio.

En cuanto a la seguridad social tomamos en cuenta que los cuidados cuando a la salud se refiere pueden compartir los beneficios que ofrecen las pólizas aseguradoras dentro de los gastos médicos siempre y cuando estén casados así mismo los costos y las primas disminuyen en comparación a un pago individual.

Por otra parte uno de ellos puede obtener la ciudadanía en una gran parte de los países del mundo si su pareja posee la nacionalidad de dicho país solo con estar casados, así mismo si uno de ellos posee seguridad social el otro puede obtener la mitad de todos estos beneficios.

Cuando uno de los cónyuges obtiene la jubilación el otro puede solicitar paralelamente los beneficios del seguro social como cónyuge y como empleado. Además si se da un divorcio entre ellos el juez otorga una especie de pensión siempre y cuando dicha persona no cuente con ingresos propios.

Existen también algunos permisos otorgados a los cónyuges en caso de que su pareja este pasando por una enfermedad o si la pareja tuvo hijos, estos serían catalogados permisos por paternidad o por maternidad.

Además si una de las partes del matrimonio fallece su pareja tendrá el beneficio hereditario de todos sus bienes en caso de que la persona que murió no cuente con un testamento ni con la existencia de padres o hijos que puedan ser candidatos a la obtención de dichos bienes, así mismo el viudo o la viuda puede solicitar una especie de pensión.

Ahora bien, cuando se trata de las ventajas a nivel fiscal se toman en cuenta por ejemplo los préstamos como créditos los cuales aumentaran en cuanto a su monto si es solicitado por una pareja casada, de igual manera si alguno de los cónyuges no posee la percepción de bienes propios regulares la declaración de impuestos se considera en conjunto.

Registro del matrimonio civil

Cuando hablamos del matrimonio civil sabemos que ambas personas involucradas se rigen por una especie de contrato en el cual se especifican algunos deberes a cumplir, así mismo es necesario que se realice un documento que tenga como objetivo avalar ciertos términos y refleje a su vez los derechos y deberes asumidos funcionando así como una constancia de la unión dentro del ámbito legal.

Acta de matrimonio

Al hablar de un acta hacemos referencia a un documento legal que confirma un evento importante como lo es en este caso el matrimonio, dicha acta es emitida en el registro civil del estado al que la pareja pertenece y se valida por un juez o ente con la potestad de hacerlo.

Dicha acta es como un contrato legal y si algunas de las partes incumple con el mismo el acta funcionara como recordatorio, al menos desde el punto de vista legal, de la responsabilidad obtenida y lo importante que es respetar dicho acuerdo.

Así mismo para que este documento tenga validez y pueda ser creado correctamente se deben presentar algunos requisitos y se debe tomar en cuenta la importancia de la presencia de ambas partes en el registros civil ya que ambos deben firmar acreditando que los dos están completamente de acuerdo con la unión celebrada.

Esta acta incluye, entre otros datos, los nombres completos de cada uno de los conyugues, así como el de las personas que sirvieron como testigos en la ceremonia y el juez que se encargó de oficiarlo, así como la fecha y el lugar donde se realizó la boda.

Además esta acta tiene una variedad de funciones bastante amplia cuando contemplamos las actividades legales de cada uno por ejemplo el protagonismo de dicho documento al presentarse el caso de un viaje al exterior si uno de los dos tiene la ciudadanía y el otro no.

Cuando esto sucede es importante presentar el acta de matrimonio donde conste legalmente que están casados para que de esta manera a la persona que no posee ciudadanía se le pueda otorgar una oportunidad para tramitar los documentos pertinentes con el fin de obtener una residencia temporal, aunque no es un proceso sencillo.

Testigos

Un requisito importante dentro del matrimonio civil es la presentación de testigos, estos en general son dos personas que no posean ningún lazo familiar que los una a los futuros esposos y posean un tiempo aproximadamente extenso de trato con los mismos tomando en cuenta que en algunas partes del mundo este plazo debe ser mayor a tres años de trato, sin embargo existen algunos países en los que dicha condición de unión no es impedimento para que sirvan como testigos.

Dichas personas deben dar constancia de que ninguna de las partes aspirantes a casarse tienen algún impedimento para que puedan unirse en matrimonio, además dichos testigos tienen el deber de entregar su documento o cédula de identidad para que así sus datos se puedan incluir dentro del acta expedida por el registro civil.

Ley del matrimonio civil

Existen una variedad de leyes que establecen la mayoría de los países en cuanto a los matrimonios civiles, algunas de estas son:

  • Si uno de las partes está involucrada en un matrimonio vigente no casarse hasta que esta unión sea anulada.
  • A partir del día de su celebración el matrimonio tiene validez dentro de los efectos legales.
  • Únicamente será validado el matrimonio si ambas partes están de acuerdo.
  • Debe existir una igualdad dentro de los derechos de ambos en cuanto cuando de los bienes materiales se habla.
  • Existirá una igualdad de derechos en cuanto a la custodia legal de los hijos.
  • Si la pareja tiene algún parentesco de consanguinidad o la adopción no será posible que contraigan matrimonio.
  • No será posible que los menores de edad contraigan matrimonio exceptuando que posean un permiso de los padres en los que se especifique la autorización de que ambos pueden contraer nupcias, dicha condición no aplica en todos los países.

Matrimonio civil igualitario

Al mencionar el matrimonio tradicionalmente se piensa en la unión de dos persona de diferentes sexos que tiene el fin de construir las bases necesarias y poder así crear una familia, sin embargo esta idea ha sido refutada de cierta forma por algunas personas dentro de la sociedad pues existen otras uniones las cuales incluyen prácticamente los mismos fines de un matrimonio “convencional”.

Entre estas uniones se conoce el matrimonio igualitario el cual se constituye de dos personas del mismo sexo, bien sea mujer con mujer u hombre con hombre, que contraen nupcias, estas son uniones dentro de la comunidad LGBT por lo tanto también se incluyen a las personas transexuales, bisexuales, etc.

Por ejemplo existen matrimonios que físicamente se aprecian como la unión entre una mujer y un hombre pero dentro de esto se observa que uno de ellos o incluso ambos sea transexual, esto quiere decir que anteriormente pasaron por un proceso de cambio de sexo, siendo este el caso también es considerado un matrimonio igualitario.

Por otra parte a lo largo de la historia ha existido una controversia entre si esta unión es aceptable o no, pues así como es denigrado y despreciado por una parte de la sociedad y las personas pertenecientes a diferentes religiones o comunidades también existen algunas partes del mundo donde es aceptado convirtiendo estas bodas en acontecimientos legales tomando en cuenta que dicha unión es válida ante la ley dándoles así el derecho de formar hogares y familias libremente.

Por esta razón es conocido que en la actualidad el género de las personas que deseen unirse en matrimonio no es un problema en algunos países como Francia, Noruega, Australia, Argentina, Bélgica, Dinamarca, Canadá, entre otro (en total 24) pues la comunidad LGBT ha recibido el consentimiento legal de que personas del mismo sexo contraigan matrimonio entre sí en todos estos lugares del mundo y continuando la lucha de dicha comunidad para que esta lista de países se amplié.

(Visited 319 times, 1 visits today)

Deja un comentario