¿Cómo superar el divorcio?: si aún se ama, por infidelidad y más

Las separaciones siempre son difíciles, no suele ser sencillo separarse de una persona con la que probablemente has compartido una gran parte de tu vida, de tus experiencias y de tu tiempo, por esta razón los divorcios suelen ser un poco traumáticos o complicados de manejar para algunas personas, en el siguiente articulo hablaremos un poco de cómo superar el divorcio.

¿Qué es un divorcio?

Se conoce como divorcio básicamente a la separación de dos personas o la ruptura de un matrimonio, este es un proceso en el que se da por finalizada la unión de dos cónyuges hablando del ámbito legal.

Este proceso tuvo lugar por primera vez en 1804 dentro del Código Civil de Francia tomando en cuenta que algunas personas de esta época observaban al matrimonio como una unión libre la cual tenía como requerimiento para llevarse a cabo que ambos, tanto el hombre como la mujer llegaran a un libre acuerdo, además se consideraba que en divorcio era una especie de necesidad común y completamente natural.

Gracias a esto se considera que el divorcio en la actualidad se originó en base a una especie de deterioro dentro de las uniones matrimoniales dentro del ámbito cristiano viendo lógicamente una transformación dentro del mismo y apreciándose también desde el derecho romano.

A pesar de que en la mayoría de las personas que se casan existe la idea de que esta unión es para siempre, pues no es común casarse con la previa idea de separarse de su pareja, dentro del matrimonio civil y a diferencia del religioso, existe el divorcio, lo cual se refiere a la separación de los cónyuges de manera legal.

Este es un proceso que incluye ciertos parámetros para beneficiar y proteger a ambas partes del matrimonio, en especial a la mujer y a los primogénitos frutos de dicha unión, es decir los hijos que la pareja tuvo desde que el matrimonio inicio hasta el momento de la separación.

Aunque si la pareja también tenía hijos en común antes del matrimonio de igual manera entran dentro de los beneficios y la protección de la ley ante el divorcio.

¿Cómo superar un divorcio cuando aún hay amor?

En la actualidad es muy frecuente observar parejas que se divorcian por diferentes razones, sin embargo a pesar de estas separaciones existen personas que aún tienen sentimientos de amor hacia su pareja o ex pareja, el tiempo que estos hayan estado juntos no influye en esta situación pues en muchos casos existe una de las partes que resulta más afectada emocionalmente que la otra, esto puede suceder por los sentimientos que estén involucrados.

Existen diferentes tipos de amor, por los padres, por los hermanos, por la familia, amigos, entre otros. Así existe también el amor que se siente hacia una pareja, independientemente de cual sea, el amor es la expresión máxima de cariño, además la mayoría de las personas al casarse viven la idea de mantener una relación y una familia con futuro junto a su pareja.

Por esto cuando dichas visiones no se cumplen algunas personas tienen dificultades para aceptar que deben dejar ir estas ideas, pero existen maneras de sobrellevar e incluso superar estas separaciones, solo es cuestión de poner de tu parte y tomar las mejores decisiones para ti.

Es conocido que las emociones no se pueden eliminar fácilmente de un día para otro pero también existen métodos para que este amor se transforme y la mejor forma de hacerlo es convertirlo en amor propio, trata de cuidar de ti y amarte, atender tus necesidades y dejar de pensar más en la otra persona que en ti mismo.

Además debes recordar que cuando estés listo puedes salir al mundo y conocer una cantidad de personas increíbles que te valoraran y amarán también.

Los amigos y los seres queridos son siempre un gran apoyo cuando te enfrentas a las separaciones, es posible que te hayas alejado de algunas personas durante la relación amorosa pero no dejes que esto te haga perder la oportunidad de apoyo que ellos pueden brindarte, además te ayudará a despejar tu mente y divertirte.

Otro factor que te afecta cuando deseas superar y dejar de estancarte en los recuerdos son algunos lugares que puedan traer a ti la vivencia de algunos momentos pasados, tanto el hogar donde vives como algunas áreas donde vivieron juntos ciertas experiencias suelen ser detonantes de tristezas al menos cuando la separación es reciente.

Una idea que puedes aplicar es realizar una especie de lista en la que incluyas algunas actividades o hobbies que tengas, esta es una excelente idea para despejar tu mente y realizar actividades que te hagan feliz son herramientas claves para dar un toque de alegría a tu momento de tristeza, algunas de estas actividades puede que te ayuden a descubrir talentos nuevos o tengan resultados positivos que no esperabas así que debes animarte.

Aunque se considera negativo el tema del divorcio debes tratar de encontrarle el lado positivo, puede ser que algunas cosas que estaban mal antes del matrimonio y que usted no lograba observar comiencen a tener sentido luego de haberse separado.

Es común que en estos casos donde aun después del divorcio sigue existiendo amor de parte de alguno de los dos es normal hacerla la pregunta de ¿Por qué mi pareja tomó esta decisión? Pero no debes atormentar tu cabeza con estos pensamientos.

El arriesgarse y salir de la zona de confort te hará experimentar nuevas experiencias y así darte a ti la oportunidad de cruzar tu camino con nuevas personas que puedan aportar cosas positivas a tu vida. Es importante entender que todo se puede superar, no existen las rupturas insuperables y lo que hoy parece el fin de nuestro mundo mañana se puede convertir en una experiencia y una lección que nos ayudará más adelante a tomar las decisiones correctas para llevar una vida feliz.

¿Cómo superar un divorcio en la psicología?

El shock de una separación a nivel psicológico puede ser bastante fuerte independientemente de si esta separación fue de mutuo acuerdo, por decisión unánime o por algún problema más fuerte que provocara la decisión como por ejemplo una infidelidad.

Existe una variedad de reacciones que suelen ser comunes dentro del duelo que se experimenta posterior a un divorcio, pues es normal que una vez termina el matrimonio las personas experimenten desesperanza, pues algunas personas comienzan a tener la idea de que jamás podrán vivir nuevamente tan felices como lo eran con su pareja.

Otro sentimiento muy común es la depresión, las personas sienten el dolor de perder a una persona con la que han compartido parte de sus vidas y con las que tenían proyectos en común que una vez se han separado pueden o no darse o romperse.

Además algunas personas experimentan un sentimiento de culpa pues empiezan a responsabilizarse a sí mismo por lo que sucedió y a sentir que han cometido errores que tal vez realmente no tienen fundamento.

La incertidumbre también es común dentro de este proceso pues empiezas a hacerte una cantidad increíble de preguntas que van desde a consideración de si hiciste algo mal y no lo notaste  tiempo hasta comenzar a dudar si podrás continuar con tu vida una vez tu ex pareja no este contigo, además empiezas a cuestionarte sobre la manera de sobrellevar tus responsabilidades que podían ser compartidas.

Así mismo existen personas que empiezan a experimentar ciertos miedos a estar solos, pues bien sea por costumbre o por amor se han adaptado a la vida en pareja y a tener junto a ellos un apoyo y compañía en cada situación por la que pudieran atravesar, así que una vez que esto se destruye comienzas a experimentar la ansiedad de necesitar a alguien a tu lado.

El enojo, la ira o la rabia es un sentimiento muy común dentro del duelo del divorcio, pues comienzas a sentir que la otra persona es culpable o que no hizo un esfuerzo por continuar a tu lado y aunque existen casos en los que esto efectivamente sea así la cólera jamás será una buena consejera de acciones.

Esto también puede venir relacionado al sentimiento de venganza, algunas personas tienen dentro de sí la necesidad de regresar las acciones que pudieron hacerles daño de una u otra forma.

Ciertas personas por el contrario no buscan la destrucción o causar daño a la otra persona si no causarse daño a sí mismo con algunas conductas que puedan resultar tóxicas o autodestructivas.

Algunas de estas acciones son consciente y otras inconscientes pues así como pueden existir personas que dejen de alimentarse debidamente o comiencen a consumir sustancias como el alcohol o las drogas las cuales provocan daños considerables en sus cuerpos también existen otras tantas personas que llegan al extremo de atentar contra sus vidas intentando suicidarse o auto lesionarse.

Por otra parte existe otro tipo de conductas las cuales se conocen como obsesivas, en estos casos las personas comienzan a espiar a su ex pareja con el fin de saber qué hacen cómo manejan sus vidas después del divorcio y comienzan a obsesionarse algunas veces sobre si tiene o no una nueva pareja, además pueden incluso tener conductas agresivas con la otra persona.

Finalmente existe una conducta que toman algunas personas en las cuales empiezan a difamar o dejar en malos términos a su ex pareja con sus amigos, familiares o conocidos e incluso utilizando como herramienta las redes sociales.

A pesar de que no todas las personas actúan igual ni todo el mundo pasa por exactamente todos los procesos mencionados, sin embargo estos son el reflejo de la posibilidad que existe dentro de las separaciones a que se dé una especie de relación agresor/víctima por eso es siempre importante evitar cualquier conducta agresiva que pueda surgir y si sentimos que no podemos controlarlo por nuestra propia cuenta es importante acudir a un especialista que nos brinde la ayuda necesaria.

Algunos consejos psicológicos que dan los especialistas para lograr superar las rupturas y los divorcios son evitar la culpa, es importante entender que así como la unión matrimonial se basa en la participación de dos personas la disolución también es responsabilidad de ambos pues no existe la perfección dentro de las relaciones y existen errores cometidos por parte de las dos caras del matrimonio.

Por esta razón es importante asumir de manera madura que sí se rompió dicha unión no es responsabilidad de uno por completo y no retener los sentimientos, desahogarse siempre es bueno ya que aguantar dentro de sí lágrimas o reflejos de la tristeza podría resultar contraproducente para nuestra salud mental y emocional.

Así mismo debemos recordar que el dolor y la tristeza no será permanente y que habrán días mejores que otros, es común que los primeros meses se conviertan en el tiempo más difícil para sobrellevarlo pues será bastante reciente.

Poco a poco habrán mejoras dentro del ánimo y sentirás que poco a poco te encuentras mejor e incluso hay días en los que sientes que todo está un 90% mejor pero no quiere decir que sea imposible volver a tener días en los que sientas que retrocediste al principio, lo importante es saber lidiar con estas recaídas.

Pueden existir días o fechas en específico en los que podamos sentirnos peor que los demás días, esto puede pasar en fechas importantes como los cumpleaños, las navidades o el día en el que debería celebrarse su aniversario, entre otras, en estos días es común extrañar la compañía y el hecho de compartir con esa persona a sí que debe aceptar que es normal la tristeza.

Algo realmente importante que resaltar es que es importante reconocer las señales que nos indiquen la necesidad de consultar con un experto, pues el recibir ayuda de un psicólogo no tiene absolutamente nada de malo ni negativo, es indispensable que si sentimos una incapacidad para controlar nuestras emociones, acciones o pensamientos solicitemos la colaboración de alguien que sepa como orientarnos.

Divorcio por infidelidad

Es evidente que el pensamiento de un divorcio no se encuentra presente al momento de contraer matrimonio con una persona, así como tampoco es posible imaginarse o esperarse que esta persona pueda ser capaz de engañar o traicionar tu confianza involucrándose con alguien más de manera amorosa.

El motivo de esta acción puede venir impulsado por muchos factores y es importante destacar las dos caras de la moneda, pues algunas personas engañan a su pareja por problemas dentro del matrimonio, insatisfacciones en aspectos sexuales, sentimentales o de atención e incluso simplemente por la curiosidad de estar con alguien más.

Sin embargo esta no es una acción justificable y ninguna de los puntos mencionados otorga el derecho de traicionar la confianza de la persona con la que en algún momento decidiste vivir tus días. Por otra parte está la persona engañada la cual suele ser la más afectada dentro de esta situación.

Es posible que muchas personas se vean presionadas por el círculo social que los rodea a mantenerse unido a la otra aunque el sentimiento no sea igual o se haya dado una infidelidad, incluso algunas personas asisten a psicólogos con el fin de intentar reparar la relación fracturada, sin embargo si esta relación forzada está dañando a cualquiera de los dos es mejor ceder y separarse.

Existen ciertas palabras o puntos clave para superar una infidelidad y las consecuencias que esto, dichos puntos son:

  • Aceptar el fin del matrimonio.
  • Permitirte sentir cada experiencia.
  • Reconocer y aceptar tus miedos.
  • Entender los deseos que tienes para tu vida.
  • Asumir y valorar las cosas buenas que posees.
  • Expresar tus emociones y dejarlas fluir.
  • Trabajar en tu energía.
  • Distraer tu mente y no enfocarse en los pensamientos negativos.
  • Trabajar en tu confianza tanto propia como en los demás.
  • Reconocer tus virtudes.
  • Confiar en que puedes continuar.
  • Tener visión a futuro y crear planes de superación en tu vida.

Además de esto un punto muy importante a tocar es el perdón, a pesar de que no es sencillo aceptar y perdonar es importante trabajar en ello para lograrlo pues una vez que lo haces existe una sensación de liberación, estas soltando el pasado tormentoso para sostener de manera firme el futuro feliz que se aproxima.

¿Cómo superar un divorcio traumático?

Algunas veces estos procesos pueden ser excesivamente traumáticos para las personas involucradas, por eso es importante tomar en cuenta ciertos consejos que te ayudarán a salir a flote cuando sientas que no puedes contra la amargura que te trae dicha experiencia.

Ve en busca de tu felicidad, es importante que aceptes que si ya esta relación llegó a su fin puedes darte la oportunidad de ser feliz bien sea con otra persona o solo/a. debes dejar de lado el exceso de atención que le das a una persona que ya no se encuentra presente en tu vida, y darte el valor que mereces pues no existe mejor medicina que el amor propio.

Debes tener tiempo para ti mismo/a y poder crear ciertos planes que te ayuden a mejorar tu vida, cumple tus metas, traza planes en tu vida que te haga feliz alcanzar y procura que ninguno de estos tenga relación con la persona con la que estuviste.

La aceptación es clave para estos procesos, es importante entender que los divorcios traen repercusiones las cuales no se deben negar, es fundamental aceptar la realidad aunque sea dura para poder continuar con nuestras vidas.

Los recuerdos nos suelen transportar a momentos maravillosos y otro no tanto, sin embargo es importante que no podemos retroceder el tiempo ni cambiar las cosas que hemos vivido, es importante que se deje de lado el apego que puedas tener por dichos recuerdos pues si bien recordar es bonito algunas veces te hace añorar de más estos escenarios que ya pasaron. Debes mantenerte enfocado o enfocada en el presente y entender que hay muchas cosas más por vivir.

La vida está llena de experiencias, así mismo funcionan los matrimonios, cada experiencia vivida viene acompañada de una lección, es importante aprender de ello y reconocer si cometimos errores para no volver a cometerlos en el futuro.

En muchas ocasiones el motivo de los rompimientos en las relaciones o en los matrimonios es el hecho de la idealización de las personas, cuando conocemos a alguien e incluso cuando llevas un tiempo junto a él o ella y decides casarte existen ciertos aspecto de esta persona que puedes hacer idealizado en vez de ver aceptar la realidad de su personalidad o acciones, esto  lleva a que las expectativas que tenemos en cuanto a la relación sean demasiado elevadas.

Otro punto importante a destacar se trata de lo fundamental que es no victimizarse, no puedes culpar a la otra persona de las cosas malas que suceden en tu vida por que la única persona que tiene el poder de influenciar este tipo de situaciones eres tú. Por eso no debes permitir que todas estas cosas afectan de manera definitiva tu vida y debes buscar la manera de mejorar tus experiencias.

No es posible cambiar la realidad de estar divorciados o en proceso de hacerlo pero si puedes aprender a manejarlo de la manera más positiva posible manteniendo siempre un punto de vista objetivo y libre de rencores que terminaran dañando tu salud y tu estabilidad emocional.

¿Cómo superar un divorcio cuando hay hijos?

Cuando se da un divorcio dentro de una familia ya formada es mucho más delicado pues los sentimientos que salen afectados no son solamente los de las personas involucradas en la relación si no también la de los hijos que ven este proceso como algo traumático pues los pilares de su casa están pasando por un proceso fuerte.

Por esta razón debemos tomar algunos consejos tanto para la parte femenina de la relación como para la parte masculina  que logren modificar este proceso y evite que sea dañino a nivel psicológico y emocional para los niños.

Lo principal en este punto es aceptar que seguirá existiendo un contacto entre ambos mientras sus hijos sean menores de edad, pues la separación no debe incluirlos a ellos, por esta razón es importante asumir con madurez el hecho de que habrá ocasiones en las que tengan que compartir juntos y acordar el tiempo que tendrá cada uno con sus hijos pues es importante otorgarles a ellos tiempo de calidad.

Sin embargo en el inicio esto puede resultar demasiado difícil y no está mal tomarse un tiempo de pausa para procesar todo lo que pasó, está pasando y todo lo que vendrá después del divorcio, en este punto es muy importante agradecer por los buenos momento y porque de esta relación nacieron tus hijos que suelen ser un impulso para continuar.

En la mayoría de los casos la madre es quien vive la mayor parte del tiempo con los hijos, si esto es así existen algunos puntos importantes a tocar tanto para el padre como para la madre y estos son:

Hombres

  • Llegar a un acuerdo con la esposa para brindar una crianza positiva a los hijos.
  • Luchar por que la relación padre e hijo no se rompa y siga involucrado en su crianza.
  • Trabajar en sus emociones para que pueda continuar conviviendo con la ex pareja.
  • Tener la madurez suficiente para asumir ciertas situaciones.
  • Piensa ti mismo y no dejes de lado tu vida pero siempre pensando en la estabilidad de los niños.

Mujeres

  • Aceptar el hecho de que ya no están en una relación y que lo único que los une son los hijos.
  • No prohibirle al padre convivir con sus hijos pues esto no te ayudará a superar, más bien traerá rencores.
  • Mantente segura de continuar con tu vida.
  • No tengas miedo a estar sola.
  • Mantente trabajando en tus emociones.
  • No te niegues la oportunidad de ser feliz.

Sin embargo estos consejos pueden aplicar para cualquiera, es importante que tanto los hombres como las mujeres sepan que la vida continua y que esta es solo una etapa que con esfuerzo y tranquilidad podrán superar para hacer que sus vidas y de las vidas de sus hijos sean felices y llenas de tranquilidad.

¿Cómo superar un segundo divorcio?

Algunas veces sentimos que la culpa de nosotros si tenemos un fracaso a nivel matrimonial pero cuando esto sucede más de una vez es un proceso difícil de comprender pues repetimos muchos patrones que creímos dejar atrás.

Es importante entender que las personas no son indispensables dentro de la vida de nadie, si bien puede ser difícil perder de alguna manera a alguien que amas no debes aferrarte a esa persona y menos a los recuerdos que existen de la relación, además la costumbre puede ser peligrosa y no será conveniente para lograr el objetivo de superar el divorcio.

Aunque puede ser difícil de entender algunas veces los motivos de cada persona son válidos y respetables, no siempre se trata de engaños o infidelidades si no de algunos problemas que van más allá como inestabilidad económica, factores sexuales que provoquen discrepancia o descontento y que parezcan irreparables entre otras razones.

Es importante que para lograr superar un divorcio entendamos que no debemos mentirnos a nosotros mismos, pues algunas personas se crean esperanzas falsas de que existen posibilidades que permitan un regreso o una recuperación de la relación, pero debemos entender que no se puede regresar el tiempo y que una vez que alguien tomó una decisión aunque duela hay que respetarla.

Es importante no negar los buenos momentos que se vivieron pero entender que estos forman parte de recuerdos que algún día dejaran de doler y se convertirán en experiencias, es importante que una vez comience este proceso nuestra vida tome un rumbo correcto y debemos hacer lo necesario para lograr esto bien sea cambiando ciertos hábitos o modificando costumbres.

La reconstrucción de tu vida es una herramienta importante para superar un divorcio, no te cierres es importante que si lo sientes necesario tengas la capacidad de reinventarte y continuar con tu vida de la manera más feliz posible pues tienes todo el derecho de serlo.

Para lograr esto es importante aprender a vivir diferente, disfrutar ya agradecer cada situación que se te presente con el fin de convertirlas en experiencias para el futuro, aprende a emocionarte por los pequeños detalles de la vida y veras como la tristeza va apartándose poco a poco, mientras vas disfrutando de lo que te hace ser feliz.

(Visited 1.082 times, 1 visits today)
Categorías Divorcio

Deja un comentario