Violencia en la adolescencia: causas, riesgos y mucho más

Es importante y necesario hablar sobre un tema tan delicado como la violencia en la adolescencia, ya que debemos recordar que en esta etapa ocurren muchos cambios y los jóvenes están con los sentimientos a flor de piel, es por ello que estar presionado bajo algún tipo de violencia puede traer consecuencias fatales e irremediables, a razón de esto dedicaremos un pequeño espacio en el blog para indagar más en el tema de la violencia en la adolescencia.

Causas y consecuencias de la violencia en la adolescencia

La violencia es un tema que en la actualidad es muy concurrente en la sociedad y es que sin importar el sexo o la edad que tengas puedes ser víctima de tanto psicológica, como emocional o física. En adolescentes las conductas violentas han aumentado considerablemente en los últimos años en cualquier grupo social y no sólo se habla de la violencia en la rebeldía adolescente sino de verdaderos signos de agresividad.

Razón por la cual debe ser motivo de alarma, no nada más ver conductas bravuconas sino considerar que cualquier adolescente puede ser víctima de jóvenes con patrones agresivos (Ver artículo sobre: Amor en la Adolescencia).

La determinación de las causas que producen la violencia en la juventud son numerosas, pero ciertos estudios realizados sobre el tema llegan a la conclusión de que estos casos provienen de la educación en el círculo familiar que tenga dicho adolescente. Dentro de algunos aspectos que puedan ser causantes de violencia juvenil se pueden mencionar los siguientes.

Causas de violencia en la adolescencia:

  • Como se mencionó anteriormente una de las principales causas tiene que ver con la educación que el joven mantenga en su hogar. Esto teniendo que ver esencialmente con la ausencia de una figura parental, ya sea por abandono de su padre o madre o de las dos figuras. Así como también pertenecer a una familia desestructurada dónde el comportamiento familiar sea agresivo y violento siempre.

  • Otro causante familiar de violencia está vinculado a la forma de educación que tengan los padres, siendo “autoritarios” y dándole a demostrar al adolescente que obligatoriamente debe seguir las normas que se implanten en el hogar porque de lo contrario obtendrá un castigo físico inclemente.
  • Los conflictos o problemas que pueda observar el joven entre sus padres o familiares, es de cierto modo desencadenante de violencia.
  • Otro efecto negativo está relacionado con la influencia de compañeros escolares o amigos.

  • El adolescente al no aprender a controlar sus impulsos o emociones puede generar violencia.
  • El consumo de sustancias dañinas como el alcohol y las drogas en casi todos los casos provoca que se generen conductas agresivas. Existe un sin número de denuncias principalmente en las jóvenes las cuales son agredidas por personas que están bajo efectos de alguno de estas dos sustancias.
  • El creer que la mejor forma de resolver los problemas o cambiar una situación es a través de actos de violencia o conductas agresivas, obteniendo así falta de conciencia, ya que sea cual sea el problema la mejor forma de solucionarlo es de forma pacífica, dialogando y llegando a un acuerdo.

 

  • Muchos jóvenes no miden las conductas que puedan tener principalmente hacia los más débiles sólo por tener la aceptación o aprobación de su grupo de iguales, “aumentando” su autoestima (Ver artículo: Adicciones en la adolescencia).

Consecuencias de la violencia en la adolescencia

Las consecuencias que acarrean los actos violentos en la juventud siempre son muy tristes y deplorables, ya que así se puede detener a tiempo y el adolescente se dedique a ir a terapia para superar ese mal capítulo, la realidad es que muchos de los casos terminan de la peor forma con la muerte prematura de la víctima. Algunas de las consecuencias que se puedan mencionar son las siguientes:

  • Las víctimas de violencia sufren de muchas maneras psicológicamente trayendo como consecuencia un gran desequilibrio a nivel mental en los adolescentes, esto se puede demostrar en sentimientos de depresión, aislamiento social, frustraciones con su vida sintiéndose insuficientes y hasta tener ideas de suicidio, son problemas que deben ser tratados inmediatamente de forma profesional ya que de lo contrario el joven puede tomar medidas extremas.

  • El ser víctima de violencia y abuso sexual puede traer como consecuencia un alto riesgo al contagio de enfermedades de trasmisión sexual.
  • La consecuencia más grave que puede tener un acto de violencia en la adolescencia es la muerte prematura, ya sea por suicidio o por riñas callejeras.

Tipos 

La violencia en grupos jóvenes puede tener distintos escenarios y por ende se desarrollan varios tipos de violencia, entre las que se pueden describir las siguientes:

  • Violencia en el Hogar: Los adolescentes desarrollan conductas conflictivas y violentas, debido a la educación que puedan tener, las normas que existan en dicho hogar o los problemas y discusiones que den a demostrar los padres.
  • Violencia entre parejas jóvenes: Este tipo de agresión se hace cada vez más alarmante en la sociedad, llevándose a cabo tanto en chicos como en chicas. Se tienen conductas como: maltrato físico, necesidad de tener el control sobre el otro, recibir humillaciones de parte del agresor y hasta la obligación de tener actos sexuales.
  • Violencia en el colegio: Hablar sobre violencia en el colegio es hablar inevitablemente sobre el bullying un tema que ha revolucionado al mundo los últimos años, creando conciencia para disminuir casos de acoso escolar, el propósito es evitar que las victimas se mantengan calladas ante estas situaciones y que no se mantenga un papel de espectador cuando se presenten situaciones de violencia. Es importante destacar que dentro de este ámbito y principalmente en adolescentes la violencia no se ve solamente entre compañeros sino entre los alumnos y profesores.

  • Ciberbullying: Debido al gran crecimiento de las redes sociales durante la última década el ciberbullying se ha tornado un tema bastante fuerte, ya que los acosadores usan las redes sociales como herramienta para amenazar a sus víctimas, burlarse de ellas e insultarlas, así como subir fotos o videos que denigren a la persona.
  • Violencia Callejera: Se produce al existir las bandas callejeras, las cuales tienen como único propósito agredir a las personas, cometiendo actos delictivos. En la adolescencia actos pandilleros como estos suelen producir diversión y hasta cierta gracia.

Violencia de Género

La violencia de género se puede definir como un acto de desigualdad, donde se producen sucesos violentos y agresiones hacia una persona sólo por el hecho de ser de ese género, tratándolo como el sexo débil. Históricamente la violencia de género se ha visto mayormente marcada hacia la mujer o el sexo femenino, donde los hombres creen tener mayor autoridad sobre ellas, atentando contra la integridad e incluso independencia de las mismas. Es un escenario donde el agresor amenaza y denigra constantemente a la victima causando daños psicológicos, físicos y sexuales.

Los hechos sobre violencia de género anteriormente se tomaban como problemas que no debían salir del hogar y donde nadie podía intervenir, logrando así que la victima lo tomara como un problema personal que debía callar. Aunque este asunto no se ha desaparecido del todo, ya que muchas son las personas que callan este tipo de violencia por miedo a que el agresor tome medidas extremas en su contra, si existe un gran número de personas que deciden hablar sobre la situación y ponerle un alto a los actos de violencia yendo a entes policiales y haciendo valer sus derechos.

La discriminación y violencia de género son manifestaciones que dividen a hombres y mujeres siendo una problemática que se extiende en todos los países del mundo, sin importar el lugar o la cultura.

Contra la Mujer

Esta forma de violencia está referida a los actos agresivos que tengas como resultado daños psicológicos, físicos y sexuales para la mujer, acarreando consigo privación de la libertad, sentimiento de insuficiencia, baja autoestima y poca independencia para llevar a cabo acciones o labores. Estos hechos se producen en la mayoría de los casos entre parejas pero también existe un tipo de violencia que se da en a nivel sexual donde el agresor violenta a la victima por el hecho de querer tener un acto sexual, independientemente de su relación con la víctima.

Las mujeres mayormente no denuncian este tipo de violencia (o no los denuncian a tiempo) por miedo hacia su agresor o por motivos de vergüenza e incluso culpabilidad, pero seguir prolongando estas actitudes sólo causa en ellas problema físicos, mentales y hasta reproductivos a largo plazo, de hecho si tienen hijos esta situación también los afecta considerablemente (Ver artículo sobre: Cambios físicos en la adolescencia).

Violencia contra el Hombre

La violencia contra el hombre es producida generalmente en parejas que tienen una relación intima, este acto de agresión puede adoptar muchas formas tratándose de un abuso mental, sexual o físico y se generan tanto en parejas heterosexuales como homosexuales.

Las relaciones violentas en cualquier ámbito suponen una forma de poder y control que muchas veces no es tan fácil de reconocer en los hombres, existen casos donde la relación se vuelve tan tóxica que ni siquiera se sabe quién es la víctima y quién es el agresor ya que una de las personas puede provocar a la otra agrediéndola verbal o físicamente, manipulándolo de tal modo que la otra persona tome acciones en su contra y de este modo quede como el agresor.

Otra forma de violencia masculina tiene que ver con el circulo social en el que se encuentre, en muchas escuelas si el hombre no tiene la conducta masculina que los demás esperan o si es muy callado y reservado suele ser objeto de burlas y acoso, tornando un ambiente pesado para el chico y generando sentimientos de insuficiencia.

Familiar

Este tipo de agresiones son las mayormente cometidas realizándose en el hogar de muchas maneras y afectando tanto a hombre como a mujeres y niños. Este tipo de actos violentos puede tomar muchas formas, desde intimidación hasta golpes y amenazas produciendo en el agresor control sobre su círculo familiar o pareja.

Que el maltratador intente imponer autoridad tanto en el hogar como en las personas con  las que tenga un vínculo (pareja, hermanos o hijos) con fuerza física o amenazas trae consigo graves problemas ya que estas personas no miden el daño que hacen y pueden causarle a la victima fractura de huesos, utilizar el estrangulamiento en ellas o armas.

La violencia familiar está clasificada como un problema de salud pública y es por ello que se suelen fomentar programas, campañas y políticas en su contra, para alentar a las víctimas a que dejen el temor y se informen para que denuncien estas situaciones utilizando las vías legales y de este modo el agresor obtenga su sanción.

En el noviazgo

La etapa de noviazgo en la adolescencia suele ser una fase bonita y emocionante, ya que se va aprendiendo a compartir con una persona que te atrae en todo sentido, pero cuando tu pareja comienza a celarte de forma absurda, te prohíbe que salgas con cierta vestimenta o con ciertos amigos, a cada instante recibes mensajes con un “¿dónde estás?”, “¿Qué haces que no me has escrito?”  Formándose cada vez más posesivo, estás viviendo bajo un ambiente de violencia en el noviazgo.

La mejor salida es la prevención y alejarse lo mayor posible de personas que quieran tomar esas acciones posesivas, ya que darle más largas a esa relación es sufrir a mayor plazo. Los adolescentes que son víctimas de este tipo de problemas tienen más probabilidad de bajar el rendimiento escolar, sufrir de depresión y recurrir a sustancias toxicas.

Los padres son el mejor ejemplo de prevención para estos casos, ya que si les informan a sus hijos el significado de una relación sana, como se deben sobre llevar las cosas en pareja y sirven de modelos positivos, el adolescente tiene una menor probabilidad de aceptar llevar una relación violenta. En cambio cuando ya del hogar el adolescente presenta problemas en su familia, discusiones y violencia, es probable que acepte estar bajo una relación tóxica y violenta viéndolo como un ambiente normal debido a los traumas que ya tienen de sus relaciones familiares.

Prevención

Prevenir la violencia en la adolescencia requiere de planes integrales a nivel social que demuestren las consecuencias de la violencia y deje al descubierto la forma de desigualdad que significa tener conductas de violencia hacia las personas. Actualmente se fomentan muchos programas en escuelas, informar y prevenir las actitudes violentas en los círculos sociales, así como también busca informar sobre el bullying y ciberbullying tratando de detener este acto.

Otra forma de prevención es ofrecer terapias a los jóvenes, dándoles un espacio de confianza donde se puedan desahogar y expresar si son víctimas de algún tipo de violencia. La mejor forma de prevención para la violencia siempre es la comunicación y ofrecerle confianza a la persona para que cuando esté pasando por un momento difícil no dude en expresarlo y no se guarde las cosas por temor a ser juzgados o avergonzados.

Métodos más efectivos

El método más efectivo para prevenir la violencia dentro de la adolescencia tiene que ver con la educación y ejemplos positivos que pueda recibir el adolescente en su hogar; cuando un joven está bien informado sobre las consecuencias que pueden llegar a tener ser víctima o agresor de hechos abusivos es menos probable que decida entrar en este escenario.

De igual forma los padres o familiares al ofrecerle comunicación, confianza y ejemplos de cómo deben ser tratadas las personas, de que no deben existir desigualdades y que siempre debe existir un respeto hacia el otro, formando valores, sus hijos o parientes toman esto como ejemplo de vida, sobre el trato que deben dar y aceptar de las personas previniendo que se vuelvan agresores o en un dicho caso victimas de recibir maltratos.  

En la niñez 

Los niños, niñas y adolescentes hoy en día sufren de violencia en cualquiera de sus ámbitos sociales o familiares provocando gran vulnerabilidad en ellos. La comunidad joven es frecuentemente violentada a nivel social y en el hogar, trayendo consigo un clima tenso para ellos y generando preocupaciones diarias que logran disminuir su calidad de vida, su rendimiento académico y la forma de interactuar con las demás personas.

Todo este panorama produce en jóvenes desequilibrios emocionales y sentimientos de estrés, a demás de miedo o temor de hablar sobre lo que está sucediendo. Es necesario que padres o profesores le presten especial atención a niños o adolescentes que comiencen a tener una actitud extraña o más cerrada ya que pueden estar siendo víctimas de algún tipo de violencia y no lo dicen por temor, lo mejor en estos casos es no evadirlos y obligarlos a que hablen sino más bien brindarles la confianza para que se puedan desahogar sobre ese grave problema que esté pasando (Ver artículo sobre: Cambios Emocionales en la Adolescencia).

Frases

A continuación se presenta una recopilación de frases que son utilizadas en ambientes violentos durante la adolescencia y que se pueden dar en el hogar, colegio o entre las parejas.

  • “No seas tan bruto jugando, pareces una niña.”
  • “En esta casa se hace lo que yo diga y si no cumples verás el castigo que te voy a dar.”
  • “Si no querías que te viera, ¿para qué estás vestida así?”

  • “Los niños juegan mientras las niñas sólo deben estudiar.”
  • “Con ese short no vas a salir a ningún lado y menos conmigo.”
  • “Si tus vas a salir debes reportármelo, para eso soy tu novio.”
  • “Si el chico te regala todo lo más costoso, ¿qué más quieres?”
  • “No me dejes, que si me dejas me mato.”
  • “Si no fuera por mí, no tendrías nada.”
  • “Tú misma te buscaste que te tocaran por andar colocándote esa ropa tan provocadora.”

Violencia en la adolescencia

Esperamos que este artículo sobre La Violencia en la Adolescencia haya sido de su agrado y de cierta forma ayude a fomentar consejos y tips que puedan ayudar a los adolescentes en la actualidad brindando información sobre un momento tan difícil como es pasar por situaciones de violencia, al igual que se aspira ofrecer una herramienta para padres con hijos adolescentes y que de esta forma se concienticen un poco sobre el momento por el cual puede estar pasando su hija o hijo y más que ofrecer alguna clase de pensamiento negativos  o presión para que hablen y ayuden a mejorar la comunicación y brinden entera confianza para que la situación no pase a mayores. 

(Visited 103 times, 1 visits today)

Deja un comentario