Psicología del adolescente: ¿Qué es? Historia, Características y más

La Psicología del Adolescente es una rama de la psicología que se encarga de analizar, estudiar y tratar los cambios de conducta y de personalidad de los adolescentes en la etapa de transición que se produce cuando están cambiando de niños a adultos.

PSICOLOGÍA DEL ADOLESCENTE

¿Qué es la psicología del adolescente?

La psicología del adolescente es una especialidad de la medicina que estudia el comportamiento humano, que aborda de una manera integral los cambios que se producen en los jóvenes con edades promedios comprendidas entre los 14 y 18 años de edad.

Para poder hacer un estudio integral la psicología del adolescente inicia con el diagnóstico, en caso de identificar un posible trastorno, hace uso de los estudios bioquímicos para realizar los análisis que permitan identificar posibles causas que originen el trastorno y sean adicionales al hecho de estar pasando por cambios fisiológicos importantes.

Posteriormente recomienda un tratamiento específico al paciente y de esta manera a través de la psicología del adolescente rama de la ciencia médica, se busca la solución de los problemas que pueden ser generados por el desarrollo y cambios de conducta que se producen en los adolescentes.

PSICOLOGIA DEL ADOLESCENTE

Es normal que los adolescentes experimenten cambios fisiológicos y psicológicos que generalmente provocan cambios en el comportamiento de los jóvenes, es importante entender y asumir que estos cambios son normales, dentro patrones aceptables y comunes.

Sin embargo, cuando estos cambios de conducta repercuten de manera negativa en el núcleo familiar y en el propio adolescente y además de ello, persisten en el tiempo y superan incluso el periodo considerado como adolescencia, pueden ser trastornos más serios, en donde la psicología del adolescente juega un papel fundamental, para canalizar y adecuar la conducta y personalidad del joven.

La agresividad, la depresión, la falta de autoestima e incluso los trastornos alimenticios, son  trastornos psicológicos que muy frecuentemente se presentan en esta etapa y pueden ser iniciadores de problemas graves como consumo de sustancias tóxicas que pueden generar adicciones y/o conductas que atentan con la seguridad del propio adolescente.

PSICOLOGIA DEL ADOLESCENTE

Para controlar e incluso evitar este tipo de problemas la psicología del adolescente juega un papel fundamental, identificando el problema y evitando que se conviertan en conductas crónicas. Teniendo en cuenta lo anteriormente descrito podemos definir la psicología del adolescente como una ciencia.

¿Por que una ciencia? porque estudia el comportamiento de los niños en su tránsito hacia la adultez, donde analiza los aspectos cognitivos, emocionales y físicos que les permitan manejar de manera adecuada los cambios de conducta y personalidad que se suscitan en éste periodo.

Historia

El origen de la psicología es tan remoto como el origen de la ciencia, la Psicología del Adolescente estudia la conducta del ser humano específicamente entre las edades comprendidas entre 14 y 18 años y si hacemos uso del origen de ésta ciencia podemos hablar de forma homónima del estudio del alma o de la mente.

La Psicología del Adolescente analiza tanto lo interno como lo externo de los adolescentes, así como sus actitudes y aptitudes. Debemos tener muy claro que la actitud se refiere a la manera como el joven aborda ciertas situaciones y cuál es el temperamento que aflora o utiliza, mientras que la aptitud está referida a la destreza, habilidad y conocimiento  con el que se responde y/o soluciona la situación.

Desde un enfoque filosófico la psicología del adolescente aborda aspectos que tienen origen en la mente, en la psiquis y sustituye el término mente por el estudio del alma. Espistemológicamente los seres humanos perciben su entorno a través de sensaciones, memoria, pensamiento y percepciones, por lo tanto, se habla de una psicología cognitiva y de esta manera la psicología de los adolescentes haciendo uso  de este enfoque, analiza y entiende históricamente el conocimiento.

Podemos decir entonces que la psicología de los adolescentes desde un enfoque filosófico se basa en fundamentos conceptuales, pero como ciencia utiliza los fundamentos biológicos y fisiológicos, dándole un enfoque científico. (Ver también: Adolescencia Tardía).

PSICOLOGIA DEL ADOLESCENTE

En la Edad Antigua se aseguraba que todos los cambios de conducta e incluso las tendencias sexuales de las personas, se debían a la intervención de espíritus y seres malignos, por lo tanto, el tratamiento que recibían las personas con algún trastorno mental eran con base en rezos, conjuros y exorcismos.

La psicología tiene enfoques científicos y filosóficos por lo diferentes aportes que realizaron Sócrates y Platón en los siglos IV y V antes de Cristo. Sócrates aportó fundamentos para el desarrollo de la psicología a través de un método científico, mientras que Platón lo hizo  desde el punto de vista filosófico.

Hipócrates quien era un médico de la Antigua Grecia, reconocido como el Padre de la medicina, quien tenía un origen familiar de magos de la Isla de Cos, contradictoriamente a sus orígenes dio una orientación  fisiológica a las enfermedades psíquicas, señalando que los mimos eran generados por desequilibrios en los fluidos corporales, esto lo hizo utilizando un método inductivo.

PSICOLOGIA DEL ADOLESCENTE

Como es conocido por todos el Cristianismo en la Edad Media tuvo una influencia negativa en el desarrollo de la ciencia de esa época, lo que trajo como consecuencia que todos los avances que se venían realizando a través de los grandes filósofos y médicos de épocas anteriores se detuvieran e incluso tuvieran retrasos en cuanto a las interpretaciones científicas de los tratados ya escritos, por ende la psicología no escapo de ello y se regreso a lo mágico y espiritual, para tratar los problemas de la psiquis.

Por su parte los árabes, avanzaron mucho en el tema de las enfermedades mentales e incluso incluyeron conceptos como demencia, depresión y ansiedad, los cuales eran tratados de manera humana, respetuosa y digna. Por su parte, en el continente asiático nace el primer test para analizar y valorar aspectos de la mente.

Ya para los siglos XVI y XVIII, con la reincorporación  de los estudios griegos y romanos la cultura occidental generó espacios de estudios en donde coexistían lo espiritual y lo humano para entender las enfermedades mentales, obteniéndose un avance hacia creer que este tipo de afecciones en las personas se debía más a factores físicos que espirituales.

PSICOLOGIA DEL ADOLESCENTE

Aparecen para la época filósofos como Marko Marulic y Christian Wolff, entre otros, quienes dieron aportes de gran relevancia, la psicología comenzó a hacerse popular y los diferentes enfoques que daban explicación a las enfermedades de la mente podían variar desde causas ambientales hasta variación del sistema nervioso.

Ya para el siglo XIX se habla de «Psicología científica» se habían realizado estudios de la anatomía del cerebro humano y comenzaron a enfatizar que los problemas de salud mental se debían a consecuencias biológicas. Para este siglo se comienza hablar de neuropsicología y psicofisiológica.

Charles Darwin crea la teoría de la evolución que fue interpretada por algunos como la consecuencia de un factor hereditario que prevalecía en las personas que sufrían de trastornos mentales. A finales del siglo se funda el primer laboratorio para realizar ensayos de psicología experimental, articulando el conocimiento de las diferentes ramas de la psicología.

A principios del siglo XX se hicieron presentes el funcionalismo y el estructuralismo en los estudios de la psicología, en el primero se daba un análisis de la función mental, mientras que el segundo se fundamentaba en los pensamientos y sensaciones. (Ver también: Identidad en la Adolescencia).

De esta manera buscando la explicación y las razones que daban origen a los cambios conductuales y las diferentes expresiones en cómo se hacían presentes las enfermedades psíquicas  surgieron otras ramas de la psicología como la reflexología, todas ellas son la base de la psicología del conductualismo y el psicoanálisis, estableciéndose así las teorías que permiten conocer la psicología como la vemos hoy en día.

Sin embargo, el conductualismo y el psicoanálisis, dieron paso al humanismo como una rama que busca establecer un equilibrio entre el predomino de las dos anteriores. El humanismo da un enfoque que se fundamenta en las personas como seres libres, dignos y con derechos a su autorrealización.

PSICOLOGIA DEL ADOLESCENTE

Siendo la mente humana tan compleja de entender, estudiar y analizar, porque todos somos diferentes, a finales de siglo la psicología fue influenciada por ciencias como la biología, la farmacología y por supuesto la medicina. Se dio paso entonces a los estudios interdiciplinarios que dieron como resultado ramas que unían a la psicología con éstas, como por ejemplo la psicofarmacología.

Actualmente la psicología se fundamenta más en el cognitivismo porque permite realizar un análisis holístico de las condiciones y factores que pueden repercutir en la salud mental de las personas, lo que permite evitar un análisis individual que pueda generar interpretaciones subjetivas, ya que la mente estaría separada del entorno y contexto donde se desarrolla la persona, dejando claramente ausente del estudio o análisis,  la influencia que estos tienen sobre las acciones y conducta de los adolescentes.

Teniendo claro toda la evolución histórica de la psicología surge entonces el concepto de la Psicología del Adolescente, la cual es de suma importancia ya que actúa en un periodo en donde se está a tiempo de corregir conductas equivocadas, inadecuadas o desatendidas en nuestros jóvenes, las cuales tienen su origen en la infancia o en la niñez y pueden ser tratadas y corregidas en la adolescencia.

PSICOLOGIA DEL ADOLESCENTE

Características

Entendiendo que la adolescencia es un periodo que tiene un principio y un fin en el cual suceden cambios conductuales y fisiológicos en los jóvenes, es importante internalizar que es normal que ocurran, ya que se trata de la transición entre dejar de ser niños y convertirse en personas adultas.

Generalmente los padres abordan esta etapa del crecimiento de nuestros jóvenes con mucha ansiedad y temor, fundamentado en paradigmas sociales que quizás ni siquiera se hagan presentes en sus propios hijos. Es por ello, necesario informarse muy bien sobre cuáles son los cambios psicológicos que podemos esperar y cómo podemos manejarlos como padres.

Es importante asumir que los cambios serán enfrentados por nuestros adolescentes y debemos apoyar y guiar de la mejor manera para que superen este periodo, de toma de decisiones que marcaran el futuro de nuestros jóvenes.

PSICOLOGIA DEL ADOLESCENTE

Los adolescentes definen en este periodo su personalidad, vocación, sexualidad y todo ello bajo la presión social de la aceptación por parte de los padres y de la concepción de lealtad a su entorno social, donde generalmente se da una sobrevaloración a la imagen y a la aceptación de los iguales, para la conformación de grupos sociales.

La adolescencia, trae consigo una etapa de transformación en la cual se producen cambios físicos, psicológicos y sociales y estos tres desarrollos se encuentran indefectiblemente relacionados, generando problemas de salud tanto física como mental.

Psicosocialmente, los adolescentes comenzarán a tener cierta autonomía e independencia, además buscará identificar su identidad y comenzará a tomar sus propias decisiones, las cuales estarán fundamentadas en el estilo y educación que hasta el momento han recibido de sus padres.

Los padres deben estar atentos e identificar el momento adecuado de intervenir y dar a los jóvenes la guía necesaria en caso que identifiquen una toma de decisión no adecuada o inconveniente, sin embargo, deben estar aún más atentos a no querer controlar que las decisiones y vocaciones sean para satisfacer sus propios gustos, deben estar conscientes  que estamos para guiar y no para hacer a través de ellos la realización de nuestros propios sueños, estamos para guiarlos por el camino correcto.

Dentro de las características de los cambios psicológicos que pueden surgir en el adolescente se encuentra el pensamiento abstracto, el cual esta asociado a un cambio cognitivo. El adolescente comenzará a realizar análisis hipotéticos deductivos que no sean fundamentados en las experiencias vividas o reales, sino que comienzan a crear situaciones que ellos de manera intuitiva consideran reales.

Por lo tanto, los adolescentes pueden crear situaciones idealistas que los guíen a especular sobre ciertas situaciones, características que les gustarían para sí mismos. Esto puede entonces hacer que comiencen a compararse o a querer ser como ciertas personas o vivir y tener su entorno para ellos.

PSICOLOGIA DEL ADOLESCENTE

Es por ello, que los padres deben estar atentos que los modelos a seguir sean adecuados y no se conviertan en un potencial peligro para el adolescente.  Estamos en la etapa donde se define el desarrollo integral de nuestros jóvenes y la incorporación de hábitos inadecuados puede afectar su estado psíquico, físico y social. (Ver también: Cambios Psicológicos en la adolescencia).

También estos cambios psicológicos que sufren nuestros chicos los hagan ser un poco egocéntricos, el interés que ellos pueden tener en otros, lo quieren también para ellos mismos. En esta etapa la juventud en oportunidades les hace una mala jugada, como es el hecho de creerse invulnerables, poniendo en muchas oportunidades en riesgo la integridad del adolescente.

Se sienten incomprendidos porque sus pensamientos, creados, abstractos en oportunidades no encuentra ningún tipo de similitud con el pensamiento de los demás, por lo tanto, usualmente sienten que el resto del mundo les lleva la contraria. Esto hace que el adolescente se sienta permanentemente juzgado.

PSICOLOGIA DEL ADOLESCENTE

Los padres al tener conocimiento de este tipo de características tienen herramientas útiles en sus manos para guiar a los adolescentes, deben estar en la capacidad de reconocer cuando están en lo correcto y cuando deben ser orientados. Una manera de apoyarlos es permitir que tomen decisiones familiares, las cuales sean analizadas por todos y esto les permitirá desarrollar autocontrol, responsabilidad y autoestima.

Rebeldes

Comúnmente la etapa de la adolescencia trae consigo una serie de situaciones conflictivas entre padres e hijos adolescentes, todo ello debido a que se asume una actitud rebelde ante lo que es la figura paterna.

Los jóvenes dejan de ser los niños obedientes y dóciles y se convierten en jóvenes que se encuentra de mal humor, se sienten incomprendidos, juzgados, por lo tanto, no están receptivos a obedecer todas las reglas.

PSICOLOGIA DEL ADOLESCENTE

Esta situación en donde los padres sienten también que están perdiendo autoridad y control sobre el adolescente, los hace ser más estrictos, por lo que presionan a los adolescentes para hacer cumplir las normas, creando situaciones de mayor rebeldía.

Es por lo tanto, necesario comprender los cambios por los que está atravesando el adolescente, no presionar para que se conviertan en adultos de un día para otro, esto es imposible, deben recordar que es una etapa que se encuentra establecida entre los 14 y los 18 años, no pueden pretender que ocurra de manera inmediata.

Tomar una actitud comprensiva y calmada ante la situación puede ayudar a llevar de manera más adecuada la actitud de rebeldía. Se debe hacer el mejor aprovechamiento de estas situaciones en donde existen desacuerdos, ya que todo ello, bien canalizado contribuye con el desarrollo del adolescente y los ayuda a comprender que van en camino a su autonomía.

Se deben crear espacios de comunicación efectiva y asertiva que permitan llegar a negociar situaciones en donde se logren acuerdos intermedios, de esta manera ambas partes se sentirán cómodos. En aquellos casos en donde los padres son extremadamente permisivos los adolescentes saben que pueden hacer lo que deseen sin ningún tipo de control y guía lo cual no es conveniente.

En los casos donde los padres son autocriticos, el adolescente sabe que no hay nada que acordar porque son los padres quienes tienen la última palabra, este caso tampoco es recomendable. Los padres tienen en sus manos el manejo adecuado de la situación ante un adolescente rebelde, deben estar en la capacidad de guiar y ayudar a sus hijos a entender que están en periodo de cambio donde si bien ellos comienzan a tener autodeterminación, deben permitir el consejo o corrección de los padres.

La influencia que puedan ejercer los padres en los adolescentes es determinante y debe estar enfocada en ayudar a superar la etapa de la manera más sana y menos conflictiva posible, si bien los conflictos y desencuentros son parte de la etapa de crecimiento de los adolescentes, no deben ser la situación determinante y permanente de la relación padres – adolescente.

PSICOLOGIA DEL ADOLESCENTE

Su entorno

El cambio de niño a  adulto de los adolescentes este fuertemente influenciado por el entorno que lo rodea y con quien se relaciona. Los cambios de conducta y la personalidad pueden verse altamente determinadas por características de los amigos, compañeros e incluso personas que el adolescente no conozca personalmente, pero que sigue a través de las ahora globalizadas redes sociales.

Es muy probable que observemos en nuestros adolescentes conductas que se alejan mucho del bienestar, como por ejemplo cuadros depresivos o ansiosos, baja autoestima, entre otras condiciones, por lo que la Psicología del Adolescente ha tomado en los últimos años un papel determinante, para su identificación y tratamiento.

Recordemos que el pensamiento del adolescente sufre un cambio en el cual comienza a crear situaciones verosímiles, es allí donde comienzan a jugar un papel determinante las relaciones con los grupos con los que se identifica.

PSICOLOGIA DEL ADOLESCENTE

Si estos grupos de adolescentes reciben y dan el apoyo al adolescente que se identifica con ellos, las probabilidades de sufrir cuadros ansiosos o depresivos disminuye de manera notable, no obstante, de ocurrir lo contrario y el adolescente no contar con la guía necesaria que le permita superar  la “exclusión” del grupo elegido, es un potencial adolescente con problemas.

Otro factor que juega un papel importante de la psicología del adolescente  es cuando la selección del grupo con el que encuentra afinidad, tiene hábitos inadecuados, son jóvenes con diversas conductas no aceptables y adicciones, es doblemente difícil el manejo y abordaje de la situación, por lo que es recomendable buscar la ayuda de expertos.

La psicología del adolescente provee de las herramientas necesarias para apoyar al adolescente a entender lo inconveniente de la elección. Es así que la psicología del adolescente tiene como uno de los objetivos principales analizar situaciones que permitan identificar la mejor manera de ayudar con el bienestar social del adolescente.

PSICOLOGIA DEL ADOLESCENTE

Siendo un periodo en el que el adolescente es el blanco de los cambios físicos y mentales necesarios para convertirse en adulto, puede en ocasiones sentirse presionado por el entorno, ya que su identidad, valores, decisiones y sexualidad están siendo definidas y además todo esto está siendo escrutado por la sociedad.

Se han realizado en este tema diversas investigaciones etnográficas que han demostrado que existen circunstancias sociales que determinan en los jóvenes el tiempo de duración del período de adolescencia, la presencia o no de crisis y/o conflictos, así como el carácter que tenga el adolescente en su paso de la infancia a la madurez.

También existen afirmaciones que indican que el grado y la existencia o no del conflicto que pueda tener los adolescentes en cuanto al entorno, depende de la delimitación que exista entre los grupos de niños, adolescentes y adultos y los momentos sociales que se susciten entre estos, así como el tiempo que dure el adolescente de manera intermedia e indefinida entre los grupos.

Con padres separados

Los matrimonios son proyectos de vida que inician con una pareja y que con el tiempo con la llegada de los hijos al núcleo familiar se convierte en un proyecto de vida familiar. Cuando este proyecto familiar se ve interrumpido por la separación de los padres, toma un importante rol en la psicología del adolescente, la edad de los hijos al momento de la separación, más que la causa que diera origen a la separación de los padres.

Generalmente y según estadísticas de organizaciones reconocidas indican que los divorcios o separaciones de los padres, se producen en la mayoría de los casos en la etapa infantil o en la de adolescencia de los hijos.

Indistintamente de la etapa en la que ocurra, en ambas, los padres juegan un rol fundamental. En la adolescencia que es la etapa del desarrollo que nos ocupa en este artículo, la separación de los padres puede ser interpretada por los jóvenes como una pérdida e incluso como un fracaso personal.

PSICOLOGIA DEL ADOLESCENTE

Por lo tanto, una situación como esta puede tener en el adolescente implicaciones cognitivas y emocionales, por ende, la psicología del adolescente juega un papel muy importante, ya que se deben prevenir implicaciones que contravengan el bienestar psicológico e incluso físico del adolescente.

En una etapa llena de tantos cambios, incluir una situación familiar que implique la separación de los padres, sin lugar a dudas se verá afectado el proceso de identidad del joven así como los modelos afectivos y relacionales del adolescente, ya que su pensamiento se encuentra en una etapa de creación de situaciones verosímiles que pueden ir en contra de un desarrollo mental y psíquico saludable debido a la nueva situación. (Ver también: Cambios en la Adolescencia).

Existen estudios  que confirman que los divorcios tienen una repercusión negativa sobre los hijos, cuando estos no son apoyados a través de la psicología del adolescente, y que se incrementan las probabilidades de riesgo de los jóvenes, las cuales ya de por si se encuentran aumentadas por el periodo de transición que viven de manera natural.

PSICOLOGIA DEL ADOLESCENTE

La propia situación particular de los padres como pareja crea situaciones de estrés que repercuten en el cuidado, atención y calidad del tiempo que pasan con sus hijos adolescentes. Un divorcio por más que los padres quieran que repercuta lo menos posible en los hijos, es inevitable que se produzcan cambios sociales, económicos, de relación social e incluso hasta cambios de ciudad o país, resultando que todos estos cambios tengan un efecto colateral sobre los hijos, que pueden ser negativos para su bienestar.

Estos cambios pueden generar en los adolescentes estrés emocional, ira, resentimiento, rebeldía, ansiedad e incluso depresión. Una manera de detectar si el divorcio está repercutiendo de manera negativa sobre nuestros hijos adolescentes, es si identificamos una variación en su rendimiento académico y en sus relaciones sociales.

Sin embargo, es importante señalar que una relación familiar conflictiva y tóxica, tampoco es saludable para los adolescentes, por ello, es importante la toma de la decisión que favorezca al núcleo familiar y que la misma sea guiada por especialistas, ellos nos guiaran en el difícil camino o de la solución al problema de conflicto o de la separación.

PSICOLOGIA DEL ADOLESCENTE

Es prácticamente inevitable que la separación de los padres no afecte la relación padres-hijos adolescentes y  la vinculación entre estos. Inicialmente la separación puede ser asumida por los adolescentes como una pérdida y esto puede tener repercusión en la psiquis y en la parte emocional del adolescente.

Es probable que comiencen a presentar síntomas de miedo, tristeza, sensación de abandono. Deben ser guiados entonces a lograr una nueva organización cognitiva y afectiva que les permita la adaptación a la nueva situación.

El divorcio es una ruptura que necesariamente involucra una adaptación funcional y del bienestar bio-psico-social del adolescente, de las  características familiares, de las relaciones intrapersonales e interpersonales y todas ellas van a depender de la calidad de la recuperación del proceso de pérdida de los individuos.

Porque hablamos de los individuos, porque no solo es el adolescente el que se ve afectado, si una de los padres no se recupera de manera favorable del proceso de pérdida, tendrá un efecto negativo sobre el adolescente, así éste allá sido guiado a través de un proceso positivo, saludable y favorable de recuperación.

La psicología del adolescente y la educación

La intervención de la psicológica del adolescente en la educación necesariamente debe estar dirigida al estímulo del desarrollo de la personalidad de los jóvenes adolescentes, así como también de reforzar o introducir dependiendo del caso particular de cada joven, la sensibilidad en el respeto por los derechos humanos, fundamentales para poder introducir a la sociedad de adultos, nuevos hombres y mujeres, educados para construir una sociedad de todos y para todos.

Para ello, se hace fundamental desarrollar actividades que sean interactivas y que permitan entre los jóvenes la creación y promoción del desarrollo de grupos, la identificación y el análisis de percepciones, prejuicios y ¿por qué no? de estereotipos y por último la identificación de  acciones discriminativas,  etnocentristas y enseñarles a comprender  la necesaria interdependencia entre los individuos, grupos, sociedades y naciones.

PSICOLOGIA DEL ADOLESCENTE

El objetivo principal de la psicología del adolescente en la educación es mejorar el autoconcepto, estimular conductas de ayuda y cooperación, enseñar técnicas de solución de conflictos y que los adolescentes aprendan a expresar y analizar sus emociones.

Este tipo de intervenciones de la psicología del adolescente en la educación permite en concreto mejorar la relaciones interpersonales, fortalecer y facilitar la creación de relaciones sociales, disminuir las cogniciones prejuiciosas, incrementar  conductas asertivas en la interacción con los iguales, disminuir los estados de ansiedad, mejorar y crear conductas sociales de consideración con los demás, fortalecer las conductas de liderazgo, incrementar las capacidades de empatía.

También a través de la educación de los adolescentes con base a estrategias y herramientas generadas por la psicología del adolescente se busca mejorar el autoconcepto y el concepto que tienen los adolescentes de sus compañeros de grupo, les permite a los jóvenes aumentar las estrategias cognitivas asertivas para la solución de situaciones sociales, así como mejorar la capacidad para analizar causas, consecuencias y formas de afrontamiento de emociones negativas. (Ver también: Riesgos de la Adolescencia).

PSICOLOGIA DEL ADOLESCENTE

Este tipo de educación permite que el individuo no solo obtenga en la escuela el conocimiento de determinados temas académicos, sino que su educación también este enriquecida con los valores y actitudes que permitan crear una sociedad de convivencia pacífica y participativa con personas solidarias, tolerantes y respetuosas.

La psicología del adolescente pretende educar con base en el respeto hacia los otros, haciendo entender a nuestros adolescentes que el diálogo y la ayuda mutua es la única manera de construir una sociedad más justa en la que todos convivamos armónicamente, donde el diálogo, la igualdad, tolerancia, justicia, la solidaridad, la libertad y la paz, son fundamentales.

(Visited 1.262 times, 1 visits today)

Deja un comentario