Problemas en la adolescencia: tipos, prevención, y mucho más

El día de hoy hablaremos sobre un tema que nos llegó a afectar a todos, en menor o mayor medida; los problemas en la adolescencia. La adolescencia es una etapa de cambios, y por ello es normal que no todo suceda como queremos. Acompáñanos a conocer todos y cada uno de los problemas en la adolescencia, como prevenirlos y tratarlos, no te pierdas este interesante artículo.

Principales problemas 

Como recalcamos anteriormente, la etapa de la adolescencia es un ciclo de la vida caracterizado por ser bastante compleja, lo cual dificulta a los chicos en el momento de disfrutar este periodo de tiempo. Cuando la adolescencia está sucediendo los adolescentes tendrán muy posiblemente problemas, los cuales serán retos para su mente y su cuerpo. La gran mayoría de estos problemas tienen un origen en el gran cambio mental, conductual y físico que tienen estos chicos, pero también existen otros tipos de problemas que pueden tener como causante el ambiente o la sociedad donde crecen.

Esta etapa no solo es confusa para aquellos que la atraviesan, también existen problemas que los allegados al adolescente deberán aprender a sobrellevar, especialmente tener en mente que; muchas de las reacciones de los jóvenes suceden por todos los cambios que les están sucediendo. Cada adolescente será un mundo distinto por ello es normal que no presenten los mismos problemas, variando mucho de caso en caso, pero a pesar de ello; existen algunos problemas generales que pueden presentarse en casi todos los casos.

Problemas más comunes:

  • Inconvenientes en el colegio: Gran parte de los adolescentes terminan teniendo alguna clase de problema en sus respectivos colegios; ya sean acoso o problemas de rendimiento. Lo más común son aquellos que tienen que ver con el comportamiento y la falta de interés por los estudios; volviéndolos capaces de incluso no asistir a clases. Otro problema también bastante común es el rechazo grupal que puede llegar a tener algún joven, aislándose casi totalmente de sus compañeros.

  • Disputas familiares: Con el mismo índice que la anterior, los problemas de adolescentes con su familia son igual de comunes, aumentando mucho en comparación a cuando sólo eran niños. La razón de este problema es el creciente deseo de libertad o de rebeldía que es común durante esta etapa de la vida. Los padres deben tratar de solucionar esto con un acercamiento cercano o tratando de valerse con el humor; aunque en algunos casos esto es difícil.
  • Problemas de identidad o de autoestima: Casi a la par con los 2 anteriores, la autoestima y la identidad suelen ser bastante problemáticos durante este ciclo. En la adolescencia los jóvenes se encuentran en una constante búsqueda de su propia identidad, lo cual puede llevarlos a seguir caminos que no son tan buenos para su futuro. Por otro lado, los adolescentes son bastante propensos a infravalorarse y pensar que no merecen sus logros, además de agrandar sus fallas (Ver artículos sobre: Adolescencia).
  • Abusos sexuales: No, no nos referimos como tal a la violación, sino más bien cualquier clase de atentado contra el adolescente que tenga índole sexual. Aunque parezca algo irrelevante, la adolescencia es la etapa es la que más descubiertos estamos delante estos abusadores; por lo cual debemos recordarle a los jóvenes que es un delito y que no deben estar atentos a cualquier acción en contra de ellos.

Tipos de problemas en la adolescencia

Como ya se ha ido explicando, existen muchos tipos de problemas en la adolescencia, por lo cual realizar una lista sobre cada uno de ellos es casi imposible. Incluso teniendo una hay que tener en cuenta que cada individuo presenta situaciones y las enfrenta de manera distinta, por lo cual no sería exacta. Teniendo esto en cuenta, la manera más fácil para poder hablar sobre los problemas es clasificándolos en tipos.

En los siguientes párrafos podrá encontrar cada uno de los siguientes tipos de problemas, además de los más comunes dentro de cada categoría. Los tipos de problemas a definir son los siguientes:

  • Conductuales
  • Psicológicos
  • Físicos
  • Problemas de salud en los adolescentes
  • Psicosociales
  • Situacionales

Conductuales

Dentro de esta categoría encontraremos cualquier clase de problema que pueda llegar a afectar de mala manera o al menos de forma negativa la conducta y la manera de tratar con las cosas en los adolescentes. Casi todos los problemas conductuales en los adolescentes pueden ser atendidos de manera eficaz si los padres son suficientemente capaces de guiar de manera correcta a sus hijos, por lo cual; pueden ser considerados como aquellos problemas más fáciles de atender (Ver artículos sobre: Anorexia en la adolescencia).

A pesar de ello, en algunos casos el comportamiento de un adolescente es tan errado que ni siquiera el esfuerzo de los padres puede llegar a hacer un cambio relevante, pues en estos casos será necesitada ayuda profesional. Los problemas de conducta que trataremos son: Rebeldía, Problemas en el aprendizaje y Problemas por embarazo precoz.

Rebeldía

La rebeldía es algo por lo cual casi todos los adolescentes terminan pasando de una forma u otra, lo que diferencia a cada individuo es el nivel con el cual desafía las normas establecidas. Mientras transcurre el periodo de la adolescencia es bastante común que ocurra alguna riña, discusión o incluso un conflicto entre los jóvenes y sus padres, o mejor dicho; entre los adolescentes y cualquier otro adulto.

Algo a tener en cuenta es que, la rebeldía puede ser considerada como uno de esos problemas en la adolescencia que tiene como meta volver mucho más complicado la interacción entre los adolescentes y los adultos, pero en realidad no todo es malo, incluso la rebeldía tiene su lado positivo por lo que no solo es un problema sino también un beneficio.

A pesar de que esta etapa suele presentar frustración para cada una de las partes; la rebeldía es algo común y necesario para el correcto desarrollo del adolescente. Casi cualquier persona tiene que pasar por una especie de fase rebelde y por ello debemos aprender a sobrellevar la de los demás, así como hicieron anteriormente con nosotros. La razón para que la rebeldía exista no es más que la búsqueda de la identidad, volviéndonos capaces de salir de los estándares y decidir por nosotros mismos, de manera que el adolescente gane independencia y conocimiento de lo bueno y lo malo de sus decisiones.

Prácticamente cualquier caso de rebeldía adolescente puede ser resuelto con la suficiente aplicación de los padres o los adultos allegados al adolescente, pero existen algunos casos que requerirán ayuda externa.

Problemas en el aprendizaje:

La adolescencia es una época en la cual el aprendizaje será mucho más individual y poco a poco los jóvenes comenzaran a ganar independencia y aprenderán a tomar sus decisiones. Lamentablemente los chicos pueden llegar a tener una amplia multitud de problemas de aprendizaje. Muchos adolescentes disminuyen su interés en el colegio y por ello tendrán más problemas para aprender, los métodos de enseñanza que eran efectivos con los niños no son tan buenos con los adolescentes, presentando un problema también para los educadores.

También está la posibilidad que el adolescente aprenda malos hábitos, como puede ser algún vicio o incluso empezar a cometer delitos. Algunos adolescentes tienen problemas con su índice académico principalmente por que no se sienten motivados o tienen algún otro problema que afecta su desempeño. Los padres deben tomar una medida que imponga respeto, pero sin dar el sentimiento de hostigación, por otro lado los maestros tendrán que implementar nuevas estrategias de enseñanza que vuelvan interesantes las clases para los chicos.

Viéndolo desde el punto del adolescente (o al menos la mayoría de ellos), podríamos decir que su gestión de intereses cambio, dejando los estudios como algo secundario y su imagen frente su grupo social como principal objetivo. Las influencias de su grupo pueden o ayudar o empeorar con sus problemas de aprendizaje y por ello no deben ser tomadas a la ligera.

Problemas por embarazo precoz:

Es en la adolescencia cuando las personas tienden a tener sus primeros intereses románticos, trayendo multitud de posibilidades, entre los cuales están problemas entre los novios e incluso algo tan grave como es el embarazo precoz.

Los adolescentes que logran conseguir pareja por primera vez suelen tener ciertos problemas al momento de interactuar entre ellos, al comienzo la relación no parece cambiar mucho, pero además de todas esas situaciones bonitas, también pueden venir fuertes peleas entre la pareja. Cosas como los celos son comunes, también destacan la falta de atención y el hecho de apresurar algunas cosas como las relaciones sexuales cuando ambos todavía no están preparados para la responsabilidad de tener una vida sexual activa (Ver artículo sobre: Cambios psicológicos en la adolescencia).

Dada la situación de las relaciones sexuales, pueden suceder varios problemas otra vez teniendo como juez la suerte. Si no conoces bien a tu pareja puede que esta tenga una enfermedad de transmisión sexual y haya decidido no decirlo, por lo cual puedes terminar contagiado por una enfermedad venérea. Cuando se tiene la primera relación sexual es bastante posible que no salga como se esperaba, dejando cierta incomodidad que puede incluso terminar disolviendo la pareja. Por último, también puede suceder que ninguno de los 2 use métodos anticonceptivos y termine quedando embarazada una chica adolescente, Incluso aunque ambos se protegen, existe la posibilidad de que la protección falle y la chica se convierta en una madre adolescente.

Es considerado también un problema situacional ya que primeramente el adolescente debe tener una pareja, poseer una información escasa o nula sobre la sexualidad y evitar los medios anticonceptivos o utilizarlos de manera incorrecta. También puede tenerse en cuenta que no todos los adolescentes están interesados en iniciar una relación romántica o comenzar su vida sexual, dejando aún más a la suerte las posibilidades de que suceda.

Psicológicos

Sin duda alguna, la adolescencia es una de las etapas más complejas en la vida del ser humano, pues será difícil tanto para el adolescente como para el padre del mismo. La adolescencia es una época de cambios, normalmente solemos centrarnos en los físicos pero también ocurren muchas cosas a nivel psicológico y es bastante probable que no todas sean buenas.

Durante el tiempo que está sucediendo la adolescencia es bastante normal que comiencen a aparecer todo tipo de problemas psicológicos, los cuales son algo normal dentro del proceso de transición que es la adolescencia. Muchos de estos problemas son pasajeros y no presentan ningún riesgo pero existen otros que sí pueden llegar a presentar problemas más graves con repercusiones incluso a largo plazo (Ver artículo sobre: Amor en la Adolescencia).

Por esta razón decidimos crear una lista con varios de los problemas psicológicos que pueden llegar a presentarse durante la adolescencia; teniendo en cuenta la peligrosidad que puede tener y lo frecuente que pueden llegar a ser. Cabe aclarar que esta guía será solo informativa y no será totalmente certera. Dividiremos los problemas psicológicos en: Problemas alimenticios, De identidad, Identidad de género, Problemas de adaptación, Problemas con la sexualidad, Baja autoestima, Depresión y Ansiedad.

Problemas alimenticios:

Se consideran los problemas alimenticios como de tipo psicológico ya que estos tienen un origen dentro de un trastorno mental y el causante suele estar en el pensamiento de la persona. Existen muchas clases de problemas alimenticios, pero de aquí en adelante nos centraremos en los 3 más comunes y peligrosos: Los atracones, la bulimia y la anorexia.

  • Atracones: Los atracones son representados como una especie de ansiedad o hambre que aparece de la nada, llevando al adolescente a consumir más calorías de las normales gracias a estos “atracones”. Normalmente aquellos que tienen este trastorno también tienen problemas con la obesidad, ya que no son capaces de evitar comer demás.
  • Bulimia: Las personas bulímicas son aquellas que consumen alimentos de manera desenfrenada, pero con la intención de evitar subir de peso; terminan vomitando o utilizando cualquier método para expulsar todo lo consumido por su cuerpo. Es algo bastante peligroso y suele dotarse de algunos medicamentos como laxantes con la intención de disminuir aún más su proceso de digestión.
  • Anorexia: Igual o aún peor que los anteriores, la anorexia es un trastorno alimenticio en el cual el individuo consume una cantidad mínima de calorías con el plan de consumir una figura cada vez más delgada. Este problema es mucho más propenso en las adolescentes femeninas, aproximadamente en el 90% de todos los casos, eran chicas entre los 15 y los 20 años que buscaban tener una mejor figura. Pueden haber 2 casos, que la persona no se capaz de percibir el hambre y por ello no le importe comer (Anorexia común) o por otro lado que la persona sea capaz de sentir hambre pero tenga un deseo extremo de ser delgado, restringiendo el comer por voluntad propia.

De identidad

Una de las grandes funciones del ciclo de la adolescencia es la búsqueda de una identidad propia. La identidad comienza a formarse poco a poco a penas conseguimos conciencia, pero es durante la adolescencia cuando esta comienza a moldearse de manera certera durante gran parte de nuestra vida. Podemos decir que los problemas de identidad serán aquellos que retrasan la identidad propia o la modifican de su verdadera forma (Ver artículo sobre: Maltrato Infantil).

Muchos adolescentes suelen sufrir algo llamado “crisis de identidad” lo que los lleva a seguir tendencias con el fin de sentirse aceptados en su grupo social y desviándose de lo que en realidad desean ser. Este problema de identidad puede permanecer incluso después que termine la adolescencia tardía, manteniéndose en la edad adulta si no logró definirse bien.

Identidad de género

Así como existen los problemas con respecto a la identidad, también están aquellos que son referentes a la identidad de género. Como tal, podríamos decir que no es un problema como tal, sino un proceso en el cual el individuo decide qué camino seguirá y cuales son sus gustos para conseguir pareja.

En este periodo de tiempo (la adolescencia) es cuando normalmente las personas se terminan sintiendo atraídas por alguien del otro sexo; pero no siempre es así, pues la identidad de género puede hacer que una persona sienta atracción por los de su propio sexo (homosexual) e incluso por ambos (bisexual). Existen muchas identidades de género por lo cual, la mejor opción que tenemos es aprender a respetar las decisiones y los gustos de los demás.

Se dice que es un problema durante la adolescencia ya que, en algunos casos los adolescentes terminan confundiéndose y sintiendo una atracción momentánea por algún sexo y posteriormente pueden terminar definiéndose dentro de algún tipo de identidad de género. También existe la posibilidad que el adolescente sea rechazado por su grupo social o incluso su familia por la identidad de género que decidió adoptar; lo cual puede traer otros problemas como la depresión, rebeldía, baja autoestima, nivel académico pobre, entre otros.

Problemas de adaptación:

Como dijimos anteriormente, el ser humano es un animal sociable, por lo cual cualquier inconveniente al momento de interactuar con sus iguales puede ser bastante dañino para ellos. Los adolescentes tienen que aprender a adaptarse a su sociedad, esta sea buena o mala, pues es esto lo que se les enseña en el colegio. También deben entender cómo acoplarse a un grupo de amigos y poseer habilidades de socialización, algo básico para la supervivencia humana.

Aquellos adolescentes que tienen problemas para adaptarse a su entorno tienen menos posibilidades de conseguir éxito en aquellas cosas que necesitan trabajo en equipo. También son más propensos a sentir ansiedad y depresión. Si se llegase a padecer un aislamiento total poco a poco la cordura de la persona comenzaría a destruirse, teniendo secuencias de paranoia e incluso puede buscar socializar con otros seres vivos u objetos.

Problemas con la sexualidad:

La sexualidad es un tema bastante conocido por los adultos y que no suele presentar problemas siempre y cuando se tomen las prevenciones necesarias. Por mala suerte para los jóvenes, los adolescentes son todavía inexpertos en el tema y por eso suelen cometer errores que no tendría un adulto. El mayor problema dentro de la sexualidad que puede tener un adolescente es la desinformación sobre el tema; mientras menos conozca sobre los peligros que puede llegar a correr, menos interés tendrá en la protección y la responsabilidad de comenzar su sexualidad (Ver artículo sobre: Noviazgo en la Adolescencia).

Es gracias al poco conocimiento dentro de esta área que los adolescentes son los más propensos a sufrir alguna enfermedad de transmisión sexual o incluso tener un embarazo no deseado a una edad muy temprana. Todo lo anterior podría evitarse si comenzaran su sexualidad a la edad adulta o por lo menos utilizaran protección de la debida manera.

Dejando eso de lado, otro problema que es un poco más polémico es la “satisfacción sexual”, pues los adolescentes poseen una idea sobrevalorada del sexo, siendo esta la razón de querer iniciarse sexualmente a edades precoces. En el caso de las adolescentes femeninas su principal problema sexual es la dificultad para poder alcanzar el orgasmo durante las relaciones con su pareja, mientras que los adolescentes varones presentan el problema pero de manera invertida, llegando al clímax antes de tiempo y después teniendo dificultades para conseguir otra erección.

Recalcando lo anterior, todo eso puede evitarse o por lo menos reducir las consecuencias si existiera aunque sea un poco de información sobre la sexualidad en los adolescentes, por lo cual los adultos tienen el deber de compartir dicha información y aconsejarles las prevenciones necesarias si desean comenzar su vida sexual.

Baja autoestima:

Uno de los problemas más grave a nivel psicológico que pueden tener los adolescentes es poseer una auto valoración pobre de sí mismo. Cuando un individuo tiene la autoestima baja, suele tener tendencias a desprestigiarse y disminuir sus propios logros, por otro lado, también tienen la tendencia de culparse por todo lo malo que sucede y agrandar bastante sus propios fracasos.

Los adolescentes con baja autoestima poseen un gran miedo al fracaso, debido a esto no suelen intentar salir de su zona de confort o cambiar el comportamiento que saben que es dañino para sí mismos. Algo a tener en cuenta es que la baja autoestima puede llevar a los jóvenes a problemas todavía más graves como por ejemplo; la depresión o incluso a cometer un intento de suicidio.

Cuando se sabe que un chico tiene problemas de autoestima debe tratarse lo más rápido antes de que el problema evolucione, basándose en la motivación y guiando para que aprenda a quererse a sí mismo. Superar la baja autoestima es más sencillo de lo que parece, pero para lograrlo el individuo debe querer hacerlo, algo que no sucede muy a menudo (Ver artículo sobre: Violencia en la adolescencia).

Depresión:

La depresión podría categorizarse prácticamente en cualquier sección de las anteriormente nombradas, gracias a que su alcance de daño es inimaginable y sumamente severo, afectado literalmente todos los factores de la vida del adolescente. Puede ser considerado un problema psicológico, ya que su origen y su tratamiento se encuentran dentro del área de la psicología, puede también entrar en la categoría de problemas alimenticios ya que puede causar anorexia u obesidad en los adolescentes que eran anteriormente sanos, cuando el adolescente se encuentra deprimido también mostrará problemas de aprendizaje y también puede ser considerado un problema mental ya que la depresión en considerado un trastorno psicológico.

Un factor que es bastante determinante es la fragilidad emocional que poseen los adolescentes, siendo mucho más propensos a sufrir depresión que una persona adulta o un niño. A pesar de ello, la depresión puede haber comenzado durante la niñez y mantenerse en la adolescencia o llegar a seguir con el individuo cuando este comience su etapa adulta. La depresión es posiblemente uno de los problemas más peligrosos por sus alcances y por lo complicado que puede ser arreglar el problema.

Son contados los casos pero algunas personas son depresivas compulsivas, una enfermedad que hace mucho más vulnerable a estos individuos a sufrir depresión por casi cualquier hecho, pudiendo incluso categorizarse como un problema situacional. El peor alcance que puede llegar a tener la depresión son sin duda alguna los intentos de suicidio, algo que debe ser tratado con mucha precaución. El apoyo de los allegados es clave en estas situaciones y puede marcar la diferencia en la vida del adolescente que padece depresión, aunque en algunos casos la intervención profesional será la única alternativa viable para salvar la vida del adolescente.

Ansiedad:

Por último, nombraremos el problema psicológico más común de todos, la ansiedad. La gravedad del problema depende del nivel de ansiedad que posea la persona, no si la padece o no, ya que todos; exactamente todos tenemos ansiedad. Primero que nada, debemos recordar que la ansiedad no es más que una reacción biológica natural, la cual tiene como intención afectar a nuestro cuerpo y mente, ayudándonos a reconocer el peligro y aumentar nuestra supervivencia. Resumiendo lo anterior, podemos decir que la ansiedad funciona como una alarma de peligro que poseemos todos los animales, la cual se activa en cualquier situación de amenaza.

Cuando está funcionando, empezarán a notarse ciertas sensaciones físicas como puede ser; tensión muscular, aumento del ritmo cardíaco y respiratorio, sudor repentino y una constante sensación de preocupación. El problema recae cuando las personas comienzan a sufrir ansiedad de manera seguida y por situaciones que no ameritan que se preocupen a dicho nivel, como por ejemplo hablar en público. Está comprobado que, mientras más se acerca el momento de tomar o realizar alguna cosa importante la ansiedad aumenta y cada persona reaccionara de manera distinta dependiendo de su nivel de ansiedad.

En los adolescentes la ansiedad tiene como principal ayudante el miedo al fracaso, cuando el joven siente que está fallando comienza a preocuparse y poco a poco muestra los síntomas de la ansiedad. Cuando esto sucede, el individuo no podrá pensar de manera correcta y es posible que tome decisiones apresuradas o erróneas. Aquellos adolescentes con más responsabilidades son normalmente más ansiosos, ya que tienen más razones para preocuparse. Si bien no existe una manera de evitar la ansiedad, ya que esta es una función biológica, podemos reducir la gravedad con la que afecta si poseemos suficiente confianza y seguridad sobre nuestra acciones.

Físicos

La adolescencia es un periodo de cambios, y sin duda los más fáciles de apreciar son aquellos que representan una diferencia física, ¿pero qué sucedería si algún cambio no fuera exactamente beneficioso?. En este periodo de tiempo el cuerpo de los niños cambia drásticamente y con estas modificaciones es bastante posible que 1 o 2 cosas no salgan como uno esperaba y se presente varios problemas que sean de origen físico. Los problemas pueden ser tan sencillos como la llegada de las espinillas o volverse tan complejos como los cambios a nivel del cerebro que puede llegar a afectar la mentalidad y conducta del individuo (Ver artículos sobre: Cambios Emocionales en la Adolescencia).

Como tal, los adolescentes poseen y son capaces de padecer las mismas enfermedades que los niños, pero por suerte para ellos, su sistema inmune es mucho más fuerte y por ello son menos propensos a enfermarse. Podríamos decir que los adolescentes son considerados como un grupo bastante sano y una de las etapas más gratificantes de la vida, pero no todo es perfecto para ellos pues otros factores de riesgo aumentan bastante al llegar a esta edad.

Como dijimos anteriormente, los problemas pueden ir desde un frecuente y sencillo acné, el cual posee un tratamiento bastante sencillo y fácil de seguir; hasta llegar a lesiones producidas por deportes que puedan dejar secuelas a largo plazo y afectarlos toda su vida. Debemos tener en cuenta las 4 principales causas de muerte en los adolescentes para poder comprender a fondo los problemas físicos: Lesiones en deportes extremos, accidentes en  vehículos , el homicidio y el suicidio encabezan la lista.

Teniendo esto en cuenta, decidimos desglosar los problemas físicos tomando en cuenta la gravedad que puede llegar a tener sobre la vida del adolescente, el daño capaz de ser infligido y la recurrencia con la que suelen suceder dichos problemas. Los puntos a ser tratados son:

  • Cambios corporales
  • Lesiones y traumatismos
  • Accidentes automovilísticos
  • Homicidio
  • Suicidio

Cambios corporales:

Los cambios corporales suceden a todos y cada uno de los adolescentes, aunque los efectos que pueden traer estos cambios sobre el cuerpo son distintos para cada persona, suelen seguir un estándar para la gran mayoría de los casos. El problema recae cuando alguno de estos cambios no son beneficiosos para el adolescente y más bien terminan perjudicando su vida cotidiana; Siendo el ejemplo perfecto el acné.

También cabe la posibilidad de cambios más drásticos y que afectan de distintas formas a las personas, como puede ser la nueva segregación de olores por las glándulas sudoríparas, poseyendo una fragancia poco agradable. Dentro de esta categoría también destacan el crecimiento de los vellos (aunque a algunos les gusta), lo cual agrega la constante necesidad de afeitar o depilar ciertas zonas del cuerpo.

Existe también el desarrollo de las capacidades sexuales en ambos sexos, lo cual puede presentar inconvenientes mientras se acostumbran a sus nuevos atributos. El desarrollo sexual menos querido y de largo es la menstruación, algo que las adolescentes admiten que es bastante molesto y complicado de sobrellevar la primera vez que aparece.

Dejando de lado lo malo, gran parte de estos cambios corporales que parecen desagradables tienen una función que ayuda de manera progresiva el cuerpo; por ejemplo el acné es una forma de limpiar impurezas del cuerpo y la menstruación otorga la capacidad de procrear, por lo cual no se debe tener miedo a estos cambios.

Lesiones y traumatismos:

Otro problema físico que crece bastante en proporción a el momento en cuando el individuo era un niño son los traumatismos y las lesiones. Gran parte de todos esos “golpes” son ocasionados por la realización de algún deporte, lo cual somete el cuerpo del adolescente a realizar alguna acción física que puede terminar dañando alguna parte de su cuerpo, dejando secuelas que incluso pueden durar toda la vida. Cabe resaltar que este tipo de problemas físicos son mucho más propensos a suceder en varones que en hembras, principalmente por que los hombres suelen jugar de manera más brusca y tosca.

Un simple golpe puede dejar un pequeño hematoma, pero a medida que crece el daño las consecuencias crecen también. En el peor de los casos puede ocurrir un traumatismo en la cabeza, el cual puede causar daños bastante graves al cerebro y afectar su funcionamiento de por vida, siendo las funciones motoras básicas las más afectadas en estos casos. Algo menos probable, pero con consecuencias aún peores es un traumatismo tan fuerte que cause muerte cerebral de manera instantánea o acarree un derrame cerebral que sea fatal.

Las lesiones aparecen de manera más seguida que un traumatismo grave, destacando en cantidad los esguinces, y por otro lado, siendo las fracturas de huesos las más dolorosas de todas. Gran parte de los deportistas terminan sufriendo en algún momento algo de lo anteriormente mencionado, o por lo menos una fisura, la cual es dolorosa pero no tanto como la fractura (Ver artículos sobre: Autoestima en la adolescencia).

Por último, estos problemas no suceden de manera exacta siempre que una persona hace deporte, también existe la posibilidad que una persona sufra un traumatismo o se lesione realizando una acción cotidiana como es simplemente caminar. De todos modos lo mejor es realizar las cosas con cuidado y prevenir cualquier daño.

Accidentes automovilísticos:

Al llegar a la adolescencia muchos de los jóvenes desean poseer su propio vehículo, lo cual ven como un símbolo de independencia y madurez; pero no suelen tener en cuenta lo riesgoso que puede llegar a ser manejar si no se tienen los conocimientos adecuados. Para dolor de cabeza de muchos, los adolescentes son en general menos precavidos que los adultos, y esto incluye también la conducción.

Los accidentes automovilísticos representa una de las principales causas de muerte en adolescentes, ya que estos no toman precauciones básicas como es usar el cinturón de seguridad, además de conducir a velocidades no recomendadas. Como si lo anterior fuera poco, los jóvenes tienen una mala reputación por conducir en estado de ebriedad, lo cual aumenta aún más los riesgos al momento de conducir, tanto para ellos como para cualquier persona que esté cerca en ese momento.

Ambos padres deben concienciar a sus hijos sobre la manera correcta de manejar un automóvil y los peligros que  puede llegar a correr si no toma las medidas de seguridad adecuadas. Los daños físicos que puede tener una persona al momento de chocar en un vehículo son bastante graves, incluso cabe una alta posibilidad de que el adolescente pierda la vida o tenga daños que lo afecten de manera permanente.

Si deseamos tratar de evitar a toda costa sufrir accidentes automovilísticos, debería seguir estos consejos cortos:

  • Usa el cinturón de seguridad.
  • No excedas el límite de velocidad establecido por zona.
  • Si no tienes experiencia, conduce por el canal lento.
  • Respeta los semáforos.
  • Aprende a utilizar las luces de cambio.
  • No atiendas ni respondas llamadas y mensajes sin un “manos libres”
  • Evita adelantar otros vehículos.
  • Por ninguna razón conduzca en estado de ebriedad o con demasiado sueño.

Homicidios:

Un problema que crece mucho para los adolescentes es la tasa de homicidios que se produce para ellos, la cual sube de manera drástica en comparación a cuando solo eran niños. Si bien los adolescentes pueden cuidarse mejor por si solos que los niños, son más propensos a sufrir un asesinato en comparación con los pequeños. Esto sucede por varias razones; Es mejor visto de forma moral, cargos más suaves, protección más débil, más motivos, entre otros.

Los homicidios en la adolescencia son tal, que se encuentran en el top 3 de las razones muertes en los adolescentes a nivel global, especialmente aquellos que son realizados con fines de desquite o resentimientos son muy violentos. Otra posible razón de la creciente tasa de homicidios en proporción de las edades es el hecho que los adolescentes suelen meterse en problemas más complicados y con peores consecuencias.

Las consecuencias por otro lado son más que obvias, en caso que se produzca un homicidio la vida del adolescente culmina. Normalmente estos homicidios adolescentes son realizados en aquellas zonas llenas de pandillas, donde los vándalos se enfrentan de manera violenta entre sí y sobreviven solo algunos cuantos. A pesar de ello, poseer una conducta inadecuada no garantiza el homicidio, personas que no han cometido ningún mal acto pueden llegar a ser asesinadas de manera injusta.

No puede hacerse mucho para evitar un homicidio que esté a punto de suceder, pero si pueden prevenirlo o por lo menos bajar las posibilidades si la persona no tiene ningún problema con delincuentes, evita las peleas con los demás, no frecuenta lugares peligrosos y/o mantiene amistades sanas (Ver artículo sobre: Alimentación en la Adolescencia).

Suicidio:

Por último uno de los problemas físicos que pueden llegar a enfrentar los adolescentes son los intentos de suicidios. Lamentablemente la adolescencia es la edad en la cual se suelen cometer el mayor número de suicidios, ya que es durante este tiempo que la conducta presenta su estado más inestable. Todo el tiempo durante el cual la adolescencia está activa, los individuos estarán pensado en muchas cosas al mismo tiempo, lo cual los afecta de forma emocional y suele preocuparse, atacando discretamente su seguridad.

Casi todos los suicidios que ocurren en la etapa de la adolescencia tienen como base algún tipo de acoso, especialmente aquel que sea realizado por compañeros de clases o personas cercanas al adolescente. El bullying es por mucho el factor principal, hostigando a la persona hasta que esta decida acabar con su vida para detener el maltrato. Algo que cabe destacar es que en más de la mitad de los casos, los adolescentes tenían depresión antes de cometer suicidio; demostrando nuevamente lo peligrosa que puede ser la depresión en los jóvenes.

El apoyo emocional es clave para evitar los suicidios en los adolescentes, además de mantener una clara supervisión del estado de ánimo del joven. Aquí los padres juegan un papel clave pues serán los principales intermediarios cuando el chico toque fondo y considere que ya no tiene razón para seguir viviendo. Los allegados tienen la misión de tratar de evitar estos intentos de suicidio, pero si el adolescente intenta uno y sobrevive, lo mejor sería llamar a un equipo profesional para no tomar riesgos innecesarios.

De salud 

Todos los cambios físicos en la adolescencia y algunos conductuales tienen un origen biológico y un significado en la transición de niño a adulto, pero cabe la posibilidad que mientras sucede este proceso algo salga mal y el joven termine padeciendo una variada cantidad de problemas asociados a su biología, la cual puede afectar de manera distinta su salud y perjudicarla.

Gran parte de estos problemas que aparecen junta a la adolescencia comienzan en su primera etapa “la pubertad” momento en el cual comienzan todos los cambios. Debemos recordar que estos problemas biológicos pueden aparecer o no dependiendo de diversas situaciones como lo son la nutrición, el ambiente de crianza y los genes del individuo, por lo cual no todos los problemas pueden aparecer y lo harán de manera distinta para cada persona.

En esta zona podemos ver problemas comunes como la falta de crecimiento y desarrollo, errores en formación osea y muscular, inconvenientes en las características sexuales primarias y secundarios como lo es la amenorrea y prácticamente cualquier otra cosa que afecte el organismo del adolescente de manera negativa y provenga de su genética.

Para poder explicar los problemas biológicos dividiremos tomando en cuneta la gravedad y frecuencia con la que suceden los incidentes y si existe la posibilidad de conseguir una rehabilitación parcial o total. Los puntos a tratar son los siguientes:

  • Ginecológicos
  • Problemas mentales
  • Hormonales
  • Contratiempos en la salud
  • Errores morfológicos

Ginecológicos:

Para mala suerte de las chicas, los problemas ginecológicos y asociados con esta área solo les sucede a ellas, además que es bastante probable que padezcan alguno en cualquier etapa de su vida, debido a la cantidad de inconvenientes que existen. Por otro lado, estos problemas no suelen ser muy graves y la solución suele ser sencilla, por lo cual son considerados una molestia mas no un problema grave.

  • Amenorrea: Uno de los problemas más comunes es sin duda la amenorrea, la cual es caracterizada por una ausencia de la menstruación. Casi todas las mujeres han tenido este problema, deteniendo su ciclo menstrual por un período o más. Para comprobar si tienes amenorrea solo debes esperar, y si llegas a tener 3 meses sin menstruación es seguro que la padeces. La razón más común para la amenorrea es el embarazo. Las chicas que apenas están comenzando a tener su periodo no entran en esta categoría, primero deben esperar a que su ciclo menstrual se estabilice.
  • Menorragia: Resumiendo, es prácticamente lo contrario al anterior; teniendo como característica principal un sangrado vaginal que dura demasiado tiempo o que es simplemente muy abundante.

  • Dismenorrea: Por otro lado, la dismenorrea es la más molesta de todas. Se trata de unos fuertes dolores en la zona pélvica, junto con calambres seguidos de la menstruación. Este problema suele suceder principalmente por un flujo de sangre excesivo, la endometriosis, los fibromas, además de la expulsión de coágulos.

Problemas mentales:

Por problemas mentales nos referimos aquellas situaciones que puedan causar una emoción que sea perjudicial para el adolescente, ya sea a largo o corto plazo. Como tal, los problemas mentales no traen un problema directamente, si no que crean situaciones para que aparezcan. Un ejemplo perfecto de esto es la dependencia, ya sea a alguna sustancia que no es precisamente legal o incluso a una persona como los padres, amigos novios, entre otros.

Un problema mental bastante común y molesto en la adolescencia son los trastornos disociales y negativa desafiante; prácticamente es lo que causa la rebeldía y el repudio a las normas en los adolescentes. Si bien, esto suele ser pasajero y no suele durar mucho apenas culminó la adolescencia, en algunos casos el trastorno disocial puede mantenerse y llevar a la persona a ser un individuo poco agradable a vista de la sociedad.

Otro problema mental bastante curioso es el trastorno por déficit de atención con hiperactividad, uno de los desencadenantes de los problemas de aprendizaje. Estas personas se distraen muy fácilmente con cualquier cosa o por el contrario no prestan atención a prácticamente nada que ellos mismos no consideren importante. Si combinamos esto con una condición de hiperactividad, el adolescente tendrá una vida dura como alumno, ya que su aprendizaje mostrará muchas más trabas de lo normal.

Por último algo poco relevante pero exageradamente común es la fobia social, que representa el temor al rechazo. Casi cualquier adolescente tuvo miedo que sus propios compañeros o cualquier otra persona pudiera rechazarlos por alguna razón y por ello tratan de equivocarse lo menos posible, llevándolos a preocuparse de más por las cosas.

Hormonales:

Las hormonas juegan un papel importantísimo durante el proceso que representa la adolescencia, siendo parte de varios cambios en el organismo. Cuando el individuo es todavía un niño los problemas hormonales son casi nulos, siendo las hormona tiroidea y la hormona del crecimiento los principales factores dentro de su desarrollo y crecimiento. Las dificultades llegan en la adolescencia, ya que empiezan a producirse de manera desenfrenada las hormonas sexuales; aquellas encargadas de regular, aumentar y controlar las características sexuales primarias y secundarias.

Son varias las hormonas que comienza a producirse en la adolescencia, pero podemos englobar las hormonas en 3 grupos para facilitar su comprensión: Progesterona, andrógenos y estrógenos. Por un lado los hombres utilizan una hormona llamada “testosterona», siendo esta participe en casi todos los cambios que suceden en la pubertad, segregandose principalmente en los testículos. Por otro lado, las mujeres utilizan una hormona llamada estrógeno, la cual se produce y segrega en los ovarios y también se produce un poco de progesterona.

Los problemas llegan por el déficit o el exceso de alguna de estas hormonas, lo cual puede traer cambios antes de tiempo, retrasarlos más de lo normal o producir un cambio que normalmente no ocurriría en ese sexo. Por suerte, en la actualidad los problemas hormonales son fácilmente tratados, puesto que pueden llegar a comprarse pastillas con la capacidad de producir hormonas (ya sean masculinas o femeninas), resolviendo de manera casi directa cualquier inconveniente hormonal que pueda producirse.

Contratiempos en la salud:

Los adolescentes siguen siendo seres normales que todavía se encuentran en desarrollo, por lo cual todavía son propensos a padecer cualquier enfermedad. Su sistema inmune es bastante superior a la de los niños, por lo cual las enfermedades son menos constantes y sus efectos no serán tan notorios. Por otro lado, dicho sistema inmune sigue desarrollándose y todavía no alcanza su potencial completo, por lo cual podemos decir que es inferior al de una persona adulta.

Como tal, llegar a la adolescencia no trae ningún tipo de enfermedad peligrosa, solo serán visibles algunos problemas sencillos como el acné y uno que otro cambio hormonal; pero dejando eso de lado suele ser una población bastante sana. Lo que sí sucede es que toman más riesgos que los niños y por ello pueden terminar afectando su salud, como por ejemplo evitar dormir a la hora correcta, comenzar a beber o fumar, realizar algún deporte peligro o tener malos hábitos. Todo lo descrito anteriormente son factores de riesgo, los cuales vuelven más propenso al individuo de padecer una enfermedad, pero como tal no existe ninguna enfermedad que venga conjunta a la adolescencia (Ver artículo sobre: Psicología del adolescente).

Al momento de preocuparnos por la salud de un adolescente podemos hacerlo en menor medida comprando a las atenciones que recibían cuando niño; puesto que ahora son capaces de evitar aquello que pueda causarle daño. Teniendo esto en cuenta, los problemas de la salud más comunes en los adolescentes son:

  • Estrés.
  • Ansiedad.
  • Miedo al fracaso.
  • Calambres por exceso de ejercicio.
  • Hematomas.

Errores morfológicos:

Podemos definir como problemas o errores morfológicos todos aquellos inconvenientes que estén relacionados de manera directa o indirecta con el proceso intermediario de desarrollo y crecimiento en el adolescente. Cuando debemos mencionar los más frecuentes destacan aquellas malformaciones óseas y una pobre evolución muscular, algo que sucede de manera más frecuente en el chicos que poseen “malnutrición” (desbalance excesivo o déficit de algún nutriente, mineral o proteína), ya que no tienen las cualidades correctas para desarrollar sus músculos y huesos. Estos problemas puedes ser arreglados en algunos casos con proteínas y calcio, y en casos más extremos puede ser utilizada una intervención quirúrgica (Ver artículos sobre: Adolescencia y pubertad).

Dentro de esta categoría también están los problemas de estatura y peso, pues dependiendo de la situación puede traer consecuencias secundarias si tanto el peso y la altura de la persona no son las correspondientes para su edad. Es probable que suceda algún error morfológico debido a los genes y que este se manifiesta en la adolescencia, pero casi todos esto casos son descubiertos anteriormente en la niñez. Todos los errores morfológicos vienen predefinidos por el ambiente y los genes del niño, por lo cual aquellos relacionados con el ambiente pueden  llegar a arreglase en la mayoría de los casos, pero sera necesario que el joven deje de vivir en la zona.

Psicosociales

Al momento de llegar la pubertad, los adolescente obtienen un nuevo rol dentro de la sociedad, teniendo que acatar nuevas normas pero consiguiendo algunas libertades, pero no todos los adolescentes son capaces de cumplir de manera total sus intenciones sociales. Estos problemas son graves, debemos recordar que el ser humano es un animal sociable y que una mala interacción o la falta total o parcial de ella puede traer consecuencias bastante malas para el individuo.

Cuando el adolescente comienza su etapa rebelde es cuando empieza su disputa con la sociedad, queriendo pasar por encima de sus normas, además de tener la intención de obtener un grupo que comparta sus ideologías. El principal problema que puede tener una sociedad por culpa de los adolescentes son los llamados “vándalos”, los cuales realizan acciones inadecuadas y en contra de la sociedad pero no poseen ningún motivo para enfrentarse a ella, solamente quieren retar algo o divertirse. Los daños que pueden causar estos grupos adolescentes pueden ser pequeños como grafitis o aumentar de escala dañando la propiedad privada y pública de las demás personas.

Por otro lado, el principal problema que los adolescentes tienen con la sociedad es cuando esta no acepta ideas distintas a las ya implantadas en sus regiones; en otras palabras una sociedad cerrada. Los adolescentes en este tipo de entorno se sienten reprimidos y no pueden mostrar quienes son en realidad, y si llegan a hacerlo debe ser de manera discreta o evitando ser descubiertos (Ver artículos sobre: Adolescencia tardía).

También pueden ser considerados problemas sociales todos aquellos que tenga una consecuencia negativa en la cooperación del adolescente con las personas que lo rodean, siendo el problema más conocido el rechazo social. A partir de aquí nombraremos los principales problemas sociales que puede tener un adolescente:

  • Con los padres
  • De adicción
  • Problemas éticos
  • Del noviazgo
  • Recursos económicos escasos
  • Culturales

Con los padres:

Los padres de los adolescentes se quejan mucho de las peleas que suelen tener con sus hijos e hijas, además los adolescentes también se quejan de las discusiones con sus padres, entonces ¿por que ambos están en desacuerdo? La respuesta es simple, los adolescentes no ven el mundo desde una perspectiva adulta ni desde la de un niño, por otro lado los padres no entienden las conductas irracionales de sus hijos y tratan que sean igual a ellos.

Se podría decir que ambos tienen la razón y al mismo tiempo están errados. Los adolescentes necesitan independencia para poder madurar y aprender a sobrellevar los demás problemas de la vida por sí solos, pero los padres están en su derecho de aconsejar cómo creen que debería ser el camino correcto para sus hijos. Las peleas pueden ser sencillas o bastante acaloradas dependiendo de los integrantes y el contexto de la situación, pero en cualquier caso ninguna de estas peleas es beneficiosa, ni para padres ni para jóvenes.

Si usted desea tener menos problemas con una persona, sin importar si es adulto o adolescente la mejor opción siempre será la comunicación. Una buena charla exponiendo las ideas y los puntos de vista, siempre respetando las opiniones del otro y exponiendo las nuestras de forma respetuosa.

De adicción:

Este mundo está lleno de malas influencias y los vicios y adicciones son una de las peores cosas que puede pasarle a los adolescentes. El principal factor de riesgo que puede afectar a los jóvenes es la presión de grupo, llevándolos a hacer cosas que normalmente no harían si estuvieran solos. La posibilidad que ese chico se vuelva adicto a algo dependerá principalmente de su capacidad de administrar su tiempo y el auto-control sobre ese pasatiempo o cosa que le gusta.

Algunas personas dicen que existen adicciones buenas como el ejercicio o el estudio, pero la definición de “adicción” significa que esta acción o cosa se presenta de tal manera que afecta de manera negativa el resto de la vida normal de una persona. Si haces demasiado ejercicio te expones a daños permanentes en tus ligamentos y músculos, además de una fatiga crónica; por otro lado, si estudias demasiado el conocimiento comienza a perderse ya que tu cerebro no logra asimilar tanta información en poco tiempo. El adolescente debe aprender a conseguir un balance sano sobre aquello que le gusta y lo que no.

Dependiendo de las situaciones las adicciones pueden ser más peligrosas o no, un ejemplo sería los adictos a los videojuegos, adolescentes capaces de durar horas delante un televisor o teléfono, teniendo consecuencias a largo plazo para sus ojos y su capacidad de socializar en la vida real. A pesar de ello, las personas que tienen adicciones que son consideradas ilegales son mucho más peligrosas, como las drogas que pueden matar al chico de una sobredosis o los cleptómanos que puede ir a la cárcel por robar. Se considera situacional ya que existen muchos tipos de adicciones y la intensidad de la misma varía de adolescente en adolescente.

Problemas éticos:

Son todos aquellos problemas que tienen un origen en lo que el adolescente considera correcto o no, usando como base lo aprendido de su alrededor y las personas que lo rodean. La ética es algo que los adolescentes están comenzando a desarrollar, pero en algunos casos pueden tener una idea retorcida de esta o su sociedad evita que sean éticamente correctos.

Un ejemplo perfecto de esto son las sociedades machistas. Todos los humanos (o al menos la mayoría) nos regimos por el hecho de que todos somos iguales y merecemos las mismas oportunidades, derechos y deberes. Sabiendo esto en cuenta la sociedad puede estipular que todos deben respetarse entre sí, pero la mujer debe ser sumisa al varón por que dentro de su sociedad es lo éticamente correcto. La ética tiene una representación ambigua pues para ellos eso es correcto, pero para otras personas sería muy mal visto.

Los adolescentes también se ven afectados por su propia visión de la ética, utilizando como una forma de tomar decisiones que sea justa al menos dentro de su punto de vista. Lamentablemente algunos adolescentes no tienen una ética totalmente correcta y suelen ver el mundo de una forma diferente, aplicando una justicia distinta a sus actos en comparación de algunas personas comunes. Por extraño que suene, los adultos tienen la culpa de estos problemas de ética, ya que son ellos los que deben inculcarse desde que los jóvenes son pequeños y poco a poco ellos mismos aprenderán a tener su propia definición de justicia.

Del noviazgo:

Esta comprobado que las parejas adolescentes son más propensas a tener problemas durante su relación que las parejas que se formaron cuando eran adultas. Esto sucede por la inexperiencia que tienen sus integrantes y la inmadurez que suelen mostrar al tener una relación seria; lo cual los lleva a constante peleas.

También esta certificado por una encuesta realizada por la OMS que las posibilidades de que terminen contrayendo una enfermedad de transmisión sexual y/o el embarazo precoz aumentan más del 30% durante la edad adolescente lo cual representa un claro problema para los jóvenes novios.

Las peleas también aumentan y por su parte la duración de las relaciones disminuye. En estos casos suele haber alguien dominante y alguien sumiso en la relación, mientras uno toma decisiones el otro simplemente las acepta algo insano para ambos, pudiendo crear una situación de posesión o incluso control. Por último los problemas más comunes durante el noviazgo en la adolescencia son los siguientes

  • Problemas en la comunicación.
  • Diferencias sociales, económicas y culturales.
  • Embarazo precoz.
  • Enfermedades de transmisión sexual.
  • Infidelidad.
  • Dependencia emocional.
  • Infidelidad
  • Convivencia.
  • Inmadurez.

Recursos económicos escasos:

Un problema inevitable y totalmente al azar a los que están dispuestos los adolescentes es nacer y crecer en una familia que tenga un situación financiera desfavorable. El dinero no es felicidad, pero sin duda ayuda mucho a conseguirla, los adolescentes no son la excepción de esta regla y aquellos que viven en pobreza tienen más complicaciones en su vida que los adinerados.

El problema radica en las limitaciones que puede llegar a tener el adolescente por lo cantidad de dinero que tiene a su disposición; señalando cosas como la ropa, los lujos, la comida, la educación y la vivienda. A pesar de las muchas complicaciones que puede tener la pobreza, con el suficiente esfuerzo y voluntad esta puede superarse, pero sigue siendo de los problemas situacionales más comunes en la actualidad.

La pobreza también puede ayudar a empeorar otros problemas ya existentes, por ejemplo, algo tan simple como la tos si no es tratada correctamente puede ser tan peligrosa como un un paro cardíaco, puesto que no tienen la capacidad económica para poder ir a un centro de salud y especialmente si el viaje para llegar a la institución sanitaria no es muy buena.

Culturales:

Los inconvenientes culturales son frecuentes, especialmente con los adolescentes que desean probar cosas nuevas y dejar de lado las tradiciones de los más adultos. Cuando un adolescente es afectado por su cultura existe la posibilidad que esta tenga un efecto negativo sobre el, como puede ser el matrimonio con niños; una tradición de las tribus africanas más incivilizadas. Las tradiciones tienen una fuerte presencia en la sociedad y las personas que tratan de evitarlas normalmente no son muy bien vistos. Dejando eso de lado, también existen tradiciones sanas como la que aplica japón de mantener las zonas públicas limpias sin necesidad de aseadores, usando simplemente la conciencia ecológica.

El problema radica en la rebeldía característica de la adolescencia, la cual a veces puede llegar a un extremo irracional, evitando seguir reglas culturales básicas como pueden ser los modales, el respeto a los mayores  y el buen trato a los demás. Cuando un adolescente con la intención de llevar la contraria a su propia cultura puede considerarse que tienen un problema de aceptación de cultural (Ver artículo sobre: Identidad en la adolescencia).

Debemos tener en cuenta que las culturas son distintas en cada región del mundo, por lo cual un comportamiento puede ser considerado un problema en una zona del mundo mientras que en otro es visto como algo normal, a pesar de eso, lo que si esta comprobado es que son los adolescentes las principales personas que suelen estar en contra de estas tradiciones; posiblemente en la búsqueda de algo nuevo y más moderno.

Problemas situacionales

Definimos problemas situacionales como aquellos inconvenientes que suceden de manera ajena a lo común en la vida de los adolescentes, pero siguen sucediendo más que en otras etapas de la vida de las personas. Estos problemas suceden cuando ciertas situaciones se juntan y dan como resultado una reacción bastante perjudicial para la vida del adolescente y por ello son tan importante tratar de evitarlos.

También se encuentran englobados aquellos problemas donde el adolescente no puede hacer nada para evitarlos, ya que sucederán independientemente de su comportamiento, como puede ser nacer en una región pobre o con alta influencia delictiva. En estos casos los problemas estarán presentes pero afectarán de forma distinta al adolescente, pues su actitud determinará si podrá superar el inconveniente o por lo menos resistirlo hasta que llegue a una edad que le permita resolverlo.

Como era de esperarse, estos problemas no pueden evitarse en la mayoría de los casos, por lo cual lo más importante será la reacción del adolescente y las medidas que optara para sobrellevar estas situaciones desfavorables. Los problemas situacionales que trataremos a continuación son los siguientes:

  • Nacimiento con genes pobres.
  • Región con alto índice de mortalidad.

Nacimiento con genes pobres:

Un problema que solo puede darse si los errores genéticos suceden, el cual puede afectar el desarrollo durante la pubertad de distintas maneras. Los adolescentes que cuando fueron formados tuvieron la mala suerte de tener genes pobres son más frágiles que sus demás compañeros. Una genética defectuosa podría afectar prácticamente cualquier cosa en el individuo, siendo el sistema inmune el más común y molesto de todos ellos (Ver artículo sobre: Adolescencia en la mujer).

Los adolescentes que tienen genes que disminuyen las capacidades de su sistema inmune tienden a sufrir enfermedades de manera constante, además de tener una recuperación mucho más larga de lo normal.  Aquí también se encuentran las alergias, las cuales pueden perjudicar de diversas manera la vida del adolescente, como el hecho de tener que prestar más atención a su alrededor o comida que otras personas que poseen una genética sin problemas.

Es considerado un problema situacional ya que solo puede suceder si existe la combinación de genes defectuosos necesario para debilitar al adolescente; teniendo como una característica aparte la posibilidad de presentar el problema desde el nacimiento, mostrarse en la adolescencia o incluso empezar en la edad adulta.

Región con alto índice de mortalidad:

Dentro de esta categoría están aquellos adolescentes que nacieron o se criaron en lugares que no poseían una buena situación de seguridad, ya sea por los crímenes o por los desastres naturales o meramente que es peligroso en el medio ambiente. Los adolescentes que viven en estas zonas tienen un índice de mortalidad muy superior a los otros adolescentes que viven en zonas normales, ya que su vida se encuentra menos segura que la suya.

El crimen y la inseguridad representan los primeros problemas situacionales que afectan el índice de mortalidad, las regiones inseguras afectan a prácticamente todos, y los adolescentes no escapan de este problema. Incluso si el adolescente evitara meterse en problema, además de tener la suerte de escapar de cada uno de los posibles peligros que lo persiguen, todavía se encuentran mermadas algunas cualidades que podrían tener otros adolescentes como salir de fiesta o no tener que preocuparse por su vida.

Algunos ejemplos de lugares que tienen un alto índice de mortalidad son:

  • República del congo: Debido a la pobreza extrema de sus habitantes.
  • Nigeria: Actualmente están pasando por una fuerte hambruna y la muerte se ha vuelto habitual.
  • Sierra leona: Constantemente en guerra, entre el ejército y grupos liberales. Ambos grupos utilizan a los adolescentes en sus fuerzas armadas.
  • Líbano: Fuerte presencia terrorista.
  • Brasil: Las favelas tienen una inimaginable cantidad de adolescentes con conductas delictivas, las cuales disminuyen su tiempo de vida.
  • Lesoto: Con un índice de muerte mayor al 15.5/1000 habitantes, Lesoto encabeza la lista con la posibilidad de muerte para todos los individuos.

¿Cómo resolverlos?

Cuando nos encontramos con un problema al que no le hemos encontrado una solución este nos provocará una sensación de malestar que nos afectará hasta que logremos resolverlo. Por esta razón es necesario que los adolescentes aprendan a enfrentar sus propios problemas y en caso de que fracasen en el proceso tienen que aprender de ello y con la experiencia adquirida buscar nuevas alternativas.

Los problemas en la adolescencia no solo afectan a los jóvenes, los padres también pueden verse afectados, un ejemplo sería el mal comportamiento; afectando de forma negativa a los padres y el futuro del adolescente. En estos casos la intervención de los padres será fundamental para resolver estos conflictos, necesitando tanto autoridad como comprensión para que ambas partes resuelvan sus disputas (Ver artículo sobre: Riesgos de la adolescencia).

Dependiendo de la persona, esta tratará de resolver sus problemas de manera distinta. A pesar de ello, para los adolescentes se les aconseja la recopilación de información antes de enfrentarse a algo, ya que esto les será bastante útil en aquel momento de abordar a múltiples problemas e incluso si no logran tener éxito al menos quedará lo aprendido para futuras cosas. Este conocimiento le permite al adolescente desarrollar sus cualidades y aptitudes, aumentando su posibilidad de éxito en diferentes situaciones.

Ahora responderemos las posibles soluciones a algunos tipos de problemas:

  • Sociales/adaptación: Comunicación
  • Actos inadecuados/adicciones: Fuerza de voluntad.
  • Seguridad/autoestima/identidad: Personalidad propia.
  • Violencia/acoso: Informar a adultos.
  • Sexualidad/enfermedades: Conocimiento e información.
  • Peligro/delitos: Evitarlos.
  • Físicos/corporales: Ejercicio y buenos hábitos.
  • Psicológicos/mentales: Apoyo.

Prevención y atención de problemas y ETS 

Primero que nada recordemos que son las “ETS”: Son todas aquellas enfermedades que pueden transmitirse mediante una relación sexual, además el grupo social que tiene más posibilidades de contraer alguna de estas son los adolescentes, especialmente aquellos que tienen una edad entre los 14 y los 24 años. Al referirnos que se transmiten por una relación sexual nos referimos a cualquier tipo de contacto sexual, ya sea el sexo oral, vaginal o anal (Ver artículo sobre: Obesidad en la adolescencia).

Lamentablemente en nuestra sociedad es algo bastante común que los adolescentes tenga una ETS y los números siguen creciendo constantemente, por otro lado, una parte de ellas (especialmente las más comunes como la gonorrea) no presenten síntomas y pueden ser curadas si se tratan a tiempo, pero existen otras que pueden tener consecuencias nefastas si no se tiene la precaución necesaria al tratar la enfermedad.

Por suerte, existe una manera 100% segura de evitar cualquier tipo de ETS y representa la mejor forma de prevención, siendo evitar toda clase de contacto sexual, aunque sabemos que este método no será utilizado por la mayoría. Seguidamente, lo que más ayuda es el conocimiento y el sexo seguro; si sabes con quien te estas acostando es menos probable que te lleves una sorpresa desagradable y el hecho de tener sexo seguro (utilizar preservativos ya sean masculinos o femeninos y tener barreras bucales) disminuye bastante las posibilidades de contagio por roce. Por eso, las mejores maneras de prevención es realizar sexo seguro o simplemente no tener sexo.

Cuando hablamos de adolescentes la mejor idea será concienciar a los adolescentes de los riesgos que corren al momento de tener relaciones sexuales. Las campañas informativas suelen ser las mejores estrategias, pero para captar de manera más eficaz su atención es recomendado hacerlas de manera dinámica, haciendo que los adolescentes participen.

En el caso de que el adolescente no sepa si tiene una enfermedad o no debe pensar primeramente si tuvo alguna relación sexual que lo haya expuesto a sufrir una ETS. Si la respuesta es positiva puede buscar en Internet las anomalías que vea en su cuerpo y posteriormente ir a un médico para identificar la enfermedad y buscar un tratamiento.

Los tratamientos por otro lado son bastante variados dependiendo de la ETS que tenga el individuo, por lo cual será mejor que primeramente vayas a ver un médico especializado y este realice un diagnóstico. Una vez realizado el mismo, se procederá a proponer un tratamiento para curar o detener el avance de la misma, siendo los antibióticos los tratamientos que se utilizan en la mayoría de los casos.

Esperamos que el artículo sobre los problemas presentes en la adolescencia haya sido de su agrado.

(Visited 92 times, 1 visits today)

Deja un comentario