Adolescencia tardía: definición, características y mucho más

El día de hoy hablaremos acerca de una de las etapas de la adolescencia, siendo esta una de las última que atraviesan los jóvenes antes de ser considerados adultos, nos referimos a la adolescencia tardía. Acompáñanos a descubrir todo acerca de este periodo por el que pasan los jóvenes y cómo es esa transición de adolescente a adulto.

Definición

El periodo de tiempo conocido como adolescencia tardía se define como aquel momento comprendido desde los 16 años hasta los 18. Mientras esto sucede, se desencadenan los últimos crecimientos a nivel mental, conductual y físico llevando al joven a una última búsqueda por encontrarse a sí mismo y obtener su independencia. También es conocido por ser una de las etapas más rebeldes que llegan a experimentar los adolescentes, por lo cual, los padres deben estar dispuestos a guiarlos en todo momento y acompañarlo en el camino hacia la madurez.

Durante este tiempo, los adolescentes también deberán enfrentarse a muchos retos, los cuales tendrán que aprender a sobrellevar de manera individual. En el caso que los padres posean una relación afectiva positiva con su hijo/hija, se puede llegar a utilizar dicha confianza para comunicarles consejos, pero jamás deberían resolver los problemas del joven ya que, este deberá aprender a hacerlo solo en algún momento (Ver artículo: Identidad en la adolescencia).

Otro factor a tomar muy en cuenta durante la adolescencia tardía son los códigos morales. Estos son los encargados de regirnos sobre lo que es correcto o no, y en el caso de los adolescentes apenas se encuentran formando. Los amigos, maestros y principalmente los padres serán los encargados de moldear dicho códigos, debido a esto, un buen ejemplo es algo indispensable para que logren poseer una moral correcta.

¿Cómo apoyar a mi hijo o hija?

A pesar de que pronto vayan a convertirse en adultos, los adolescentes tardíos todavía se encuentran aprendiendo cosas nuevas. Por esta razón los allegados a él deberán encontrar una forma de ayudarlo durante este periodo de tiempo, adaptándose a su nuevo “yo”. En este periodo, los adolescentes son bastante reacios a la ayuda, por lo cual los siguientes consejos lo ayudarán a acercarse y guiar a un adolescente tardío.

  • Interés: Aunque parezca que no desean que estemos entrometidos en su vida, si los descuidas puede que se sientan abandonados. Una muestra de interés le demostrará que, aunque haya crecido todavía es importante para ti. Una manera sencilla y poco evidente sería reunirse con sus maestros o ir a reuniones en sus respectivos colegios.
  • Aficiones varias: Otra manera de acercarse es mediante los interés que posea el joven. Si bien, esto puede variar enormemente dependiendo de la persona, una manera fácil de lograrlo es investigar juntos sobre las posibles carreras universitarias (en caso de que desee ir a ella).

  • Evitar intromisión: Es bastante probable que el adolescente prefiera que se mantenga al margen respecto a su vida. En estos casos no deben forzar las cosas, es mejor mostrarse como una fuente de apoyo, y cuando él necesite un consejo dárselo sin necesidad de entrometerse demás.
  • Tratarlo como adulto: Si bien, todavía no podemos considerarlo como uno; los adolescentes tardíos son lo más cercano a un adulto. Ya no podemos seguir viéndolos como niños o sobreprotegerlos, es necesario que les demos libertad y responsabilidades.

Características 

Para los adolescentes esta es su última etapa, la cual representa su nuevo comienzo como próximos adultos. Los padres pueden llegar a por fin relajarse ya que, la principal característica de la adolescencia tardía es la madurez en comparación de los primeros años de pubertad. Pero, aún con esto, existen muchos cambios que ocurren en este corto periodo de tiempo, podemos englobar la mayoría de ellos en alguno de estos: Cambio físico, Cambio emocional, Cambio psicológico.

Otra característica fuertemente implantada es el equilibrio en las emociones. Comúnmente, los adolescentes suelen padecer cambios emocionales con facilidad, pero a medida que transcurre el tiempo, las emociones vuelven a estabilizarse. Desde el punto de vista de los jóvenes; esta será su época de realizar promesas, seguir ideales y completar oportunidades (Ver artículo sobre: Adolescencia en la mujer).

A partir de aquí desglosamos los principales cambios que puede llegar a experimentar un adolescente durante su etapa tardía. Cabe aclarar que no todos los individuos son iguales, por lo cual usted puede estar en desacuerdo con una característica. Los siguientes datos son sólo informativos y no pueden ser representados como una regla fija:

Cambios emocionales

  • Independencia: La característica emocional principal que más resalta es el crecimiento del deseo de independencia. Aquí los adolescentes ya son capaces de pensar con raciocinio, por lo cual, no suele haber problemas con otorgarles dicha independencia.

  • Identidad: Los adolescentes que consiguieron mantener sus niveles de identidad estables hasta su periodo tardío muestran su “yo” perfectamente desarrollado, por lo cual se puede decir que, conocen su propia identidad y lo que son capaces de conseguir con ella, aceptando sus deficiencias y virtudes.
  • Humor estable: Una característica típica de los adolescente y que los padres detestan son los cambios de humor repentinos y bruscos. Para suerte de ambos, el humor de un adolescente en su etapa tardía es mucho más estable que antes. Por lo cual, se vuelven más tolerantes y pacientes.
  • Decisiones importantes: Cuando un adolescente llega a la etapa tardía empieza a pensar mucho más en su próximo futuro como adulto. Esto desencadena que termine tomando decisiones importantes como; donde planea seguir estudiando, que trabajo desea tener, como quiere que sea su vida, entre otras.

  • Cuidadoso: Una parte de los adolescentes tardíos llegan a presentar la capacidad de evaluar los posibles riesgos de sus acciones, una conducta que suele desarrollarse en la adultez. Aquellos que constan de esta característica pueden tomar las decisiones tomando un enfoque mucho más consciente de sus repercusiones futuras.
  • Diversidad: Las diferencias entre los adolescentes tardíos son cada vez más notables. Un ejemplo perfecto sería comparar las preferencias por los pasatiempos que tengan o sus ganas de conseguir algún trabajo en específico.
  • Reconstrucción de lazos: Durante los primeros años de la juventud, los adolescente pueden terminar dañando la relación con algún familiar. Una vez llegada la adolescencia tardía, es bastante probable que esta se arregle.

  • Romances serios: Las relaciones románticas se vuelven más serias y duraderas.

Cambios psicológicos

  • Pensamiento analitíco: Los adolescentes tardíos pueden utilizar de una manera muy superior su pensamiento para analizar una situación y reflexionar sobre posibles soluciones (Ver artículo sobre: Cambios psicológicos en la adolescencia).
  • Hábitos definidos: La adolescencia se caracteriza en sus primeros años por la idea de probar nuevas cosas, ya sean buenas o malas. Cuando llega la etapa tardía, esas cosas se vuelven cotidianas, y posteriormente se convierten en hábitos. Un ejemplo de estos hábitos son los que usamos para estudiar o para nuestros pasatiempos.

  • Metas realistas: A diferencia de los adolescentes más jóvenes y los niños, los tardíos pueden centrarse en metas objetivas y realistas. También poseen la capacidad de esforzarse para tratar de cumplir dichas metas.
  • Buena conducta: Aunque no todos los adolescentes poseen mala conducta, debido a la rebeldía es bastante probable que no sea la más adecuada. Dicho problema desaparece casi por completo en la adolescencia tardía, ya que esta se vuelve más equilibrada.
  • Interacción social activa: Cuando llegan a esta edad, posiblemente su identidad está formada casi de manera completa, por lo cual tienen la confianza para poder participar de manera activa en la nueva configuración del mundo y aportar sus ideas a los demás.
  • Personalidad propia: Los adolescentes tardíos suelen poseer una personalidad bien definida, debido a esto es más complicado que se vean influenciados por su grupo social.

Cambios físicos

  • Altura: Cuando esté finalizando la etapa de transición conocida como la adolescencia, los jóvenes ya poseerán al menos el un promedio del 95% de su estatura máxima como adultos. Cabe destacar que, en la adolescencia tardía, el crecimiento es mucho menor en comparación de otras etapas de la adolescencia.
  • Aumento del vello: En ambos sexos se comienza a notar un pequeño aumento del vello ya existente. Cuando nos referimos a los hombres, dicho aumento es mucho más notorio, principalmente por el vello facial.
  • Desarrollo biológico: Aquí sí se notan en gran medida las diferencias de cambios en hombres y mujeres. Los chicos ganarán más estatura, obtendrán una musculatura más definida, el vello facial se volverá más extenso, los genitales masculinos se desarrollan casi a su máximo tamaño y su voz se tornara mucho más gruesa y empezaran a perderse los “gallos” al hablar.

Por el lado contrario, las chicas empezarán a menstruar de manera segura si no lo hicieron en alguna etapa anterior (existe la posibilidad de una enfermedad que impida esto o prorrogue aún más la monarquía), crecerán un poco más en su estatura, comenzará un cambio en la figura optando probablemente por forma curvilínea, se terminara el desarrollo de sus genitales femeninos y habrá un posible aumento en el tejido mamario.

  • Cerebro en crecimiento: Aún en esta etapa nuestro cerebro seguirá cambiando, desarrollándose y creciendo. Esto se mantendrá todavía en la etapa adulta, pero a una velocidad muchísima más baja.

Adolescencia tardía en adultos

La sociedad actual cada vez se fija menos en la edad que tenga una persona, siendo cada vez más precarios los esquemas teóricos que la sociedad tenga para la vida de un individuo respecto a su edad. Un ejemplo de este fenómeno es la adolescencia tardía que puede llegar a presentarse en adultos, algo que sucede de manera cada vez más frecuente según avanza el tiempo.

Teniendo en cuenta lo anterior, estas personas podrían describirse con la madurez física total, por ende, son considerados adultos por la sociedad y su grupo de allegados, pero a pesar de ello, todavía cuentan con una irresponsabilidad psicológica que los conlleva a una conducta parecida a la de un adolescente.

Aquí también se encuentran englobados todas esas personas que están padeciendo un estado emocional que termine presentando los rasgos típicos de los adolescentes, aunque ya se encuentre en una edad para ser considerado como una persona adulta, pero en estos casos es algo pasajero y sin mayores repercusiones.

Las razones para que este fenómeno suceda son muy variadas, las circunstancias pueden desencadenar que se prolongue la mentalidad y conducta de un adolescente incluso cuando su cuerpo ya ha madurado por completo. También cabe la posibilidad que, vuelva de manera repentina todas estas mentalidades, sin importar que alguien se encuentre en edades avanzadas.

¿Cómo se desarrolla?

La adolescencia tardía en los adultos puede llegar a mostrarse de maneras distintas para cada persona, pero sin duda la más típica es la de “La eterna rebeldía”; un caso donde el individuo todavía se encuentra lleno de un sin número de sueños, pero no ha designado todavía ninguna meta que desee alcanzar y tampoco se esfuerza por conseguirlo, solo deja que el tiempo pase.

Estas personas llegan padecer una especie de resistencia sin ninguna razón creíble o por lo menos lógica a querer tener una vida de adulto normal. Suelen distorsionar el modo en que ven el mundo a su gusto, por lo cual puede terminar creyendo de verdad que todavía es adolescente. En el fondo, sabe que está equivocado en algo y se siente mal por ello, pero no tiene ningún tipo de intención en cambiar sus conductas o reflexionar sobre qué error está desarrollando este sentimiento de incompatibilidad.

A pesar de lo difícil que pueda verse un cambio, con el hecho de que, el individuo acepte que ya no es un adolescente bastará para que poco a poco obtenga su mentalidad y conducta de adulto.

Etapas de la adolescencia

Algo a tener en cuenta durante la vida es que, el crecimiento y el desarrollo de un individuo requiere de un proceso de maduración que a la vez utiliza el tiempo y la experiencia fuente de crecimiento. Anteriormente conocimos lo más relevante sobre la adolescencia tardía pero ¿sabías que existen 2 etapas anteriores?. Todas las etapas requieren de su debido tiempo para poder producir los cambios correspondientes, y a pesar que en algunos periodos de desarrollo ocurren cambios más drásticos y repentinos, todos terminamos recorriendo cada una de las 3 etapas.

La adolescencia podría decirse que se comienza a la edad de los 11 años, cuando apenas estamos saliendo de nuestro periodo como niños, posteriormente la adolescencia termina aproximadamente a una edad entre los 18 y/o 21 años, momento en el cual los jóvenes pasan a ser adultos. Teniendo esto en cuenta, podemos definir la adolescencia como el periodo de transición de niño a adulto, y por ende, las etapas de la adolescencia son las diversas estaciones que recorremos hasta llegar a la adultez.

Temprana

Es aquel momento en el cual el niño comienza a desarrollarse para convertirse en adulto. La edad a la cual comienza varía de individuo en individuo, pero el promedio se encuentra en los 11 y los 13 años. Esta etapa es una de las que presenta los cambios físicos más veloces y notorios, mostrando cada vez más las diferencias entre cada uno de los sexos. También comienza la aparición en pequeña medida de los caracteres sexuales secundarios.

Cabe resaltar que, en esta etapa los desarrollos psicológicos y sociales no avanzan de manera significativa, pues cada una de las diferencias apreciables en su conducta vienen derivados por sus cambios físicos y no por una madurez conductual. Mientras se va produciendo dicha fase, el cuerpo del adolescente va cambiando y desarrollándose delante de él, lo cual motiva su curiosidad sobre su cuerpo (Ver artículo sobre: Riesgos de la adolescencia).

En el caso del interés sobre el otro género todavía es meramente exploratorio, pero con más influencia a relacionarse en comparación de los niños. Pero todavía es algo muy lejano a un deseo romántico o atracción hacia otro individuo.

Media

Esta es la 2da fase de la adolescencia, la cual suele comenzar apenas culminó la adolescencia temprana. La edad más normal para comenzar dicha etapa son los 14 años, finalizando comúnmente a los 17 o 18, pero esto puede variar dependiendo de la persona. Respecto a su parte física, los adolescentes que se encuentran en la 2da etapa ya poseen una maduración sexual, por lo cual sus órganos sexuales ya poseen prácticamente la capacidad sexual de un adulto. Su estatura será bastante superior a cuando era niño y posiblemente tenga una pequeña tendencia a aumentar de peso.

La conducta si llega a crecer y desarrollarse durante esta etapa pues, la diferencia de su cuerpo en comparación de los demás y la capacidad de poder entender su propia imagen física lo alienta a comenzar a moldear una identidad propia. Obtienen además la capacidad de ver todo de forma más abstracta, gracias a ello pueden llegar a pensar de manera más acertada y realista acerca de su futuro, pudiendo incluso estipular metas. Otro factor pero en este caso negativo es la crisis de identidad, durante este periodo son bastante los adolescentes que terminan padeciendo una, principalmente por los estándares que intentan seguir.

Hablando sobre el interés del otro género, los adolescentes en la 2da etapa muestran un claro incremento de acercamiento por el sexo opuesto. Esto sucede principalmente por 2 razones; 1 es una respuesta a un deseo sexual creciente que se va desarrollando según avanza la edad del individuo. 2 representa un sentimiento de narcisismo, curiosidad y deseo de exploración de los límites que poseen estipulados los adolescentes.

Esperamos que el artículo sobre la adolescencia tardía haya sido de su agrado. 

(Visited 756 times, 1 visits today)

Deja un comentario