Adolescencia: ¿qué es? Importancia, síntomas, factores y mucho más

La adolescencia es una etapa de transformaciones y cambios para el ser humano, cada uno lo experimenta a su manera, unos antes otros después, pero de lo que nadie se escapa es de los cambios que empiezan a ocurrir en el organismo y de los tormentos y dificultades que atraviesan en el proceso de crecimiento de niño a adulto.

adolescencia

¿Qué es?

La adolescencia es un período de la vida que afrontamos todos los seres humanos, es la segunda etapa de nuestro crecimiento y es el tránsito entre la niñez y la adultez, aquí es donde se presentan muchos cambios en diferentes áreas del ser como por ejemplo en el psicológico, sexual, social y biológico.

Posterior a la niñez es cuando se inicia la pubertad y luego de eso se le da paso a la adolescencia, convirtiéndose en una etapa vital de la vida del ser, su inicio dependerá de las diferentes opiniones medicas o de la especialidad que la mencione, por ejemplo si son fuentes científicas le otorgan unas edades particulares y si las fuentes son psicológicas aportan otras.

Pero lo que sí es cierto es que algunos establecen el inicio de la adolescencia a los 8 años, otro a los 9 y otros a los 11 y su fin está determinado por una edad cronológica que ronda los 19, 21 o incluso los 25 años para otros más osados.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) la adolescencia es el periodo de la vida que se comprende desde los 10 hasta los 19 años de edad, mientras que la juventud está establecida entre los 10 y los 24 años de edad. La pubertad es la primera fase, es la puerta de entrada a la adolescencia que comienza a los 10 años en las niñas y a los 11 años en los niños, con una adolescencia temprana y entre los 14 y los 15 una adolescencia intermedia y hacia los 19 ya estamos en presencia de una adolescencia tardía, estas son estimaciones de la OMS.

Ahora la otra etapa de la vida y del crecimiento del ser humano en la juventud que según la OMS lo establece desde los 19 hasta los 24 años de edad para ambos sexos, ahora bien como decíamos anteriormente, algunos psicólogos establecen la finalización de la adolescencia a los 21 años de edad, pero más recientemente algunos especialistas del área se han atrevido a extender esta etapa de la vida hasta los 25 años.

adolescencia 1

Biológicamente hablando la adolescencia se inicia en la pubertad como ya se dijo, que es cuando se despiertan las hormonas que están en el organismos esperando su momento para hacer de las suyas y causar ese alboroto hormonal dentro del organismos de cada ser, pero a ciencia cierta la pubertad da inicio a una serie de cambios en el cuerpo que culmina cuando los órganos sexuales han alcanzado su tamaño y madurez reproductiva, y la relación entre tamaño, peso, talla y musculatura es la ideal.

Es allí entonces cuando se dice o se cree que ya se ha culminado biológicamente la adolescencia eso es sin mencionar los cambios en el orden de la psicología que no es que sean tan complejos, sino que vienen a ser el reflejo de un entorno social y familiar muchas veces vulnerable y que es exteriorizado por el joven con rebeldía ante la autoridad y ante la vida, colocándose en una posición de riesgo sin tan siquiera sospecharlo. (Ver artículo sobre Violencia en la Adolescencia)

El sistema nervioso central también crece y madura y se va adaptando a las necesidades del joven que está experimentando este proceso, cognitivamente se alcanza la madurez de un razonamiento lógico y de un pensamiento abstracto, que lo lleva o lo ayuda a diferenciar el bien del mal, lo correcto de lo incorrecto, el riegos y el peligro, las metas y las proyecciones hacia su futuro, entre otras apreciaciones.

Socialmente hablando es una etapa de preparación para asumirse como adulto en el entorno en donde le va a tocar desenvolverse, bien sea dentro o fuera de la familia, en lo laboral o en lo personal, es aquí en donde se afianza la identidad que aun no se tiene y se establece la verdadera personalidad y carácter del ser.

adolescencia 2

Características

La adolescencia es una etapa de transición que se lleva diferentes etapas, con unas características muy particulares y peculiares, aquí se va a ir descubriendo a sí mismo y se irá definiendo su identidad personal y sexual, entre otras características.

Ya se dijo que la adolescencia es una época de cambios y de transformaciones, es una transición, de una etapa a otra, es dejar de ser niño y transformarse en un adulto, pero en ese proceso muchas son las cosas que suceden, tanto física como psicológicamente en el niño y en la niña.

Se dice adolescencia porque es una etapa en la que el niño está dejando de ser niño para ser un joven que aun no lo es, para luego convertirse en un adulto al que le falta mucho por llegar y convertirse en tal. Aquí van definiendo su propia identidad, aun no saben que son o lo que son, o lo que están dejando de ser, o en que se están convirtiendo, es una etapa de definición de su propia identidad, de su autonomía individual, de su identidad sexual y de su identidad psicológica o mental.

Emocionalmente este empieza a desarrollar sentimientos y emociones que antes no sentía o percibía, comienza a sentir afectos y experimenta el amor, en sus distintos niveles y en sus distintas manifestaciones con las personas que se rodea, amor por sus familiares, por su amigos, por el sexo opuesto, entre otras manifestaciones amorosas típicas de la etapa de la adolescencia.

Hay una autonomía en el accionar, ya que empieza a escoger a sus amistades o grupos de amigos, con personas afines a el, que compartan experiencias, gustos, maneras de vestir, códigos de lenguajes, entre otras características que los lleven a distanciarse de la escala de valores de los padres.

adolescencia 3

En esta escogencia de las amistades aun no se ha escogido o no se ha decidido por quien querer en la escala de amor y afecto familiar, ya que desde este momento los padres son sujetos que empiezan a manifestar diferencias de criterios entre el ser, el decir y el hacer.

En la etapa de la niñez conoció y creció junto a sus padres, hermanos de tenerlos y los familiares más cercanos y de allí se desprenden el resto de la familia en pleno, en la niñez los padres tienen influencia en la escogencia de los amigos a frecuentar  entre los escolares y sociales, pero ya entrada la adolescencia el panorama cambia radicalmente, ya se tiene la potestad de elegir y escoger en función de los intereses propios del individuo.

Ya en la adolescencia se puede discriminar sus afectos ya la escala de amor y de afecto hacia cada persona cambia,  a cada persona le da una escala de predilección y es también cuando personaliza esos afectos y esas manifestaciones de cariño selectivas, esto lo causa y lo ocasiona el desarrollo del pensamiento abstracto, lo que le da la capacidad de relativizar.

Al estar en ese umbral de la niñez y la adultez los afectos y los cariños demostrados antes se fusionan y se entrelazan con esa relativización y esa abstracción del pensamiento, lo que quiere decir que está creciendo y que se está definiendo como ser individual, racional y pensante de sus sentimientos y su comportamiento.

adolescencia 4

En esta etapa aun manifiesta exacerbación en las emociones con una espontaneidad propia de la infancia, pero al mismo tiempo se actúa de una manera más sutil, llegando a reprimir hasta cierto punto sus emociones, tal cual como lo haría un adulto formado y maduro en sociedad. Estas son las señales típicas del crecimiento de la adolescencia hacia una nueva etapa.

Edad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido unos parámetros para determinar las edades y los distintos cambios según las edades y establecer con ello la escala evolutiva del niño a joven a adolescente y adulto, aunque existen criterios profesionales y médicos que chocan con estas pautas.

Estadísticamente hablando se estima que de cada cinco personas una es adolescente y estos representan el 85% de la población mundial, muchos de ellos se cree la mayoría vive en países pobres o en vías de desarrollo, y alrededor de 1.7 millones de estos jóvenes mueren cada año a consecuencia de muchas de las actitudes riesgosas que asumen sin medir las consecuencias de sus actos o por la misma inexperiencia.

La OMS  establece que la edad para el inicio de la adolescencia su ubica entre los 10 y los 11 años de edad y su etapa de culminación se cumple cuando la persona ya ha alcanzado los 19 años. Según sus estimaciones existen dos etapas de este crecimiento la adolescencia temprana que se inicia a los 11 u 12 años de edad hasta los 16 años y la adolescencia tardía que va desde los 17 a los 19 años de edad.

Aunque hay algunos especialistas que establecen una tercera etapa que es la adolescencia media. Ahora dependerá de la condición social, cultural o grupal que se consideraran a ciertos grupos de individuos como jóvenes dentro de una sociedad o grupo al cual pertenezcan.

Las edades del crecimiento están asociadas al crecimiento físico y desarrollo psicológico, lo que se ubica entre la infancia y la edad adulta. Para muchos esta es una etapa muy controversial, ya que cada cultura, religión o sociedad la considera un fenómeno dependiendo el área de acción en donde se ubique biológica, social y culturalmente.

Muchas culturas tienen diferencias de criterio en establecer cuando una persona o un individuo es un joven o un adulto, es por ello que son muchos los factores que influyen en esta etapa del crecimiento y del desarrollo humano. Las ceremonias o las fiestas son otro aspecto a considerar según el espacio geográfico, ya que para muchos representa el paso de la niñez a la adultez y lo marcan como un hecho.

Por ejemplo los ortodoxos celebran el Benei Mitzva, que no es otra cosa sino un rito judío celebrado para los varones o mujeres del hebreo que ya han alcanzado su madurez personal, esta es una celebración que llevan a cabo cuando las niñas han alcanzado los 12 años de edad y los varones los 13 años de edad, a esta edad según la ley judía ya estos niños son considerados como responsables de sus actos.

A pesar de que la OMS ha establecido ciertos parámetros cronológicos para marcar el inicio y el fin de la etapa adolescente, para algunos psicólogos este transito comienza a los 12 o 13 años y termina a los 20 o 21 años, en esta etapa se está en búsqueda de una identidad, esta es la que va a definir al individuo hacia su adultez, quedando establecida de una vez su personalidad y su carácter.

adolescencia 5.1

Para otros especialistas del área de la salud delimitar estas edades es algo impreciso, ya que la adolescencia estará marcada por el desarrollo psicológico del individuo y la edad cronológica no implica exactamente el cumplimiento de un ciclo, ya que cada individuo es considerado una individualidad y su desarrollo lo marcara cada quien en función de cómo se vayan dando las circunstancias en las que se desenvuelva.

Cambios

Desde que se inicia la pubertad hasta la adolescencia el cuerpo del joven y de la joven empieza a modificarse y a cambiar, se va transformando rápidamente lo que le da el inicio a la etapa adulta, ahora las hormonas son las intervienen directamente en esto.

Las hormonas son las verdaderas protagonistas de los cambios físicos que ocurren en el cuerpo tanto de los varones como de las hembras, siempre han estado allí desde el nacimiento, pero han estado dormidas esperando ser despertadas cronológicamente hablando para desprenderse por todo el organismo de la persona una vez se encuentre listo y de la señal para ello.

La adolescencia es una etapa de crecimiento y transición y por ende está llena de cambios en todos los aspectos de la vida, internos y externos, físicos y psicológicos, lo que resulta normal siempre estar lleno de dudas antes los hechos o circunstancias que se presentan y se plantean a esa edad.

En las chicas los cambios más relevantes se presentan a los 11 años de edad y en los chicos estos tardan un poco más en aparecer, más o menos a los 12 o 13 años de edad, la evidencia de los cambios físicos va a marcar muchas de las características futuras del ser hombre o mujer.

adolescencia 6

Los adolescentes son presa fácil de ser manipulados por su entorno, en especial por los medios de comunicación que ejercen una influencia fuerte y directa sobre ellos y sobre ellas, en cuanto a su imagen corporal, lo que a esa edad resulta de una importancia capital, más que cualquier otra cosa  para ellos y ellas, incluso teniendo y viéndose físicamente bien es probable que no logren sentirse a gusto con su aspecto o con lo que ven reflejados en el espejo.

Este tipo de conductas pueden resultar peligrosas y riesgosas, ya que podrían ocasionar desordenes alimenticios, llegando a producir el padecimiento de trastornos vinculados a la alimentación como los son la anorexia y la bulimia, tan graves y perjudiciales como mortales para las personas que lo padezcan y estén atravesando por una situación de este tipo.

Una vez entrada la etapa de la pubertad los cambios físicos comienzan a hacerse evidentes, crecen las manos y los pies, los brazos y las piernas pero no al mismo tiempo de manera ordenada o sincronizada, sino de una manera dispareja, lo que hace que los jóvenes se vean algo desproporcionados y de allí las inconformidades con su aspecto y apariencia física.

Lo que no saben hasta ese momento es que esos cambios y esas proporciones irán tomando su forma y tamaño ideal con el pasar del tiempo y que no hay de que preocuparse en lo absoluto. Luego de las manos, los pies, los brazos y las piernas sigue el tronco lo que evidencia un aumento de la estatura, hay veces en lo que estos cambios se dan de una manera rápida y brusca.

adolescencia 7

Estos cambios tan repentinos pueden causar malestar y sensaciones de torpeza en algunos casos o en la mayoría de los casos, pero son normales que esas cosas sucedan por la manera en que se van presentando el crecimiento en los jóvenes, esto no dura mucho y las proporciones van tomando su nivel y el o ella se va a acostumbrando a lo que se está viendo y comienza ese proceso de mayor aceptación que lo que se sentía al principio.

Existen otros cambios adicionales a los físicos y a los evidentes y son los psicológicos, se pasa de un pensamiento concreto a un pensamiento abstracto, se va definiendo el ser como individuo, se va formando el criterio y la personalidad y con ella el carácter, todos estos cambios se van dando a la par de los físicos pero estos no son evidentes es por ellos que las contradicciones y las dudas se hacen más que evidentes.

Al cambiar esa manera de pensar y de asumir la vida se van también cambiando y transformando los gustos y las preferencias y con ellos los grupos de amigos, se van compartiendo con personas más afines a uno con los mismos códigos, entre otras características de los cambios que se van dando y presentando en la adolescencia.

Físicos

Con la llegada de la adolescencia se comienza a evidenciar muchos cambios sobre todo en nuestro aspecto físico, tanto en ellos como en ellas son muy evidentes, hay algunos cambios que si se sabían otros que se esperaban y otros que no pero para todo eso hay que ir preparando al joven y que no se convierta en un trauma.

En esta etapa de la vida el cuerpo sufre cambios en todos los aspectos de la vida, los físicos son los más evidentes, pero también ocurren en los psicológicos y sociales, que establecerán un antes y un después en ese individuo que no volverá a ser el mismo. Estos cambios se van gestando desde la pubertad y esto va a generar que se vaya construyendo una persona que será el adulto del mañana.

adolescencia 8

La hipófisis es la glándula responsable de todos los cambios que ocurren en nuestro cuerpo desde la pubertad hasta la adolescencia, esta es la responsable de que una serie de hormonas se dispersen por todo el cuerpo y que actúen sobre todo en los órganos sexuales tanto masculinos como femeninos y ayuden a su crecimiento y maduración.

En los hombres los cambios hormonales asociados al desarrollo de sus órganos está estrechamente ligado a la producción de espermatozoides que es lo que marca el paso de ser un niño a un individuo apto para la reproducción y en la mujer este cambio se ve notablemente en la producción o liberación de óvulos que desencadenan en la menstruación, lo que indica que ella ya está lista para reproducirse.

Los cambios físicos se van a dar primero en las mujeres que en los hombres, en ellas se presentan entre los 10 y los 12 años de edad, mientras que en ellos se evidencian entre los 12 y los 14 años, luego de estos cambios iniciales el cuerpo va a seguir experimentando cambios progresivos y paulatinos. Pero como ya hemos dicho anteriormente cada persona es distinta y los cambios se darán en la medida en que cada organismo esté listo para ello. (Ver artículo sobre Tipos de Familia)

Ahora bien en los varones los cambios físicos que se empiezan a notar son: un aumento de la estatura, lo que se conoce comúnmente como el estirón, hay una disminución de la grasa corporal, la secreción de las glándulas sebáceas provocan la aparición del acné tanto en el rostro como en otras zonas del cuerpo, las glándulas sudoríparas se activan y se empieza a notar una sudoración más fuerte en el joven.

Las cuerdas vocales se abren y la voz toma un tono más grueso, no es de inmediato esto se va a producir de manera progresiva,  empieza a aparecer el vello en las distintas partes de cuerpo a saber: cara, pecho, axilas, piernas y genitales, estos últimos también incrementan su tamaño al igual que los testículos y con ellos las primeras poluciones o eyaculaciones.

Ahora con relación a las chicas los cambios físicos más notorios y evidentes son: sufren un aumento en su estatura aunque no tanto como en los chicos pero si el cambio se hace visiblemente evidente, las caderas se tienden a ensanchar y en esta misma zona hay una acumulación de grasa al igual que en los muslos, se activan igualmente las glándulas sudoríparas y el olor corporal cambia.

Los senos comienzan a crecer y aparecen los vellos en algunas y determinadas zonas del cuerpo como lo son las axilas, las piernas y en los genitales, se activan las glándulas sebáceas y aparece el acné, el cambio en la voz también es notorio haciéndola más fina, crecen los genitales y con ella la primera menstruación.

Psicológicos

Los adolescentes mas allá de los cambios físicos y evidentes presentan otra serie de cambios que está en su interior y que solo se puede evidenciar cuando manifiestan ideas o exteriorizan sentimientos y emociones o cuando les toca tomar decisiones que podrían beneficiarlo o perjudicarlo.

Los cambios psicológicos en la adolescencia se asocian mas a los cambios hormonales que a cualquier otra cosa, por ejemplo las peleas con las personas de su entorno se hacen más comunes, hay una evidente vulneración de las reglas y normas establecidas, es allí en donde se empiezan a notar los primeros indicios de rebeldía, hay la creación de unas nuevas reglas que juegan más a su conveniencia que a otra cosa.

adolescencia 9

Aquí también se está formando la personalidad del adolescente, sin embargo esta dependerá en gran medida del entorno, de la familia, de los amigos, de la academia, entre otros factores que son determinantes para el establecimiento de esa personalidad que es la que se implantara en el ser hasta llegar a ser adulto.

Existe una clasificación para entender los cambios que se generan en el adolescente estos son: invencidad siente que son superiores a los demás y que nada malo les va a pasar por eso se atreven a experimentar en todos los aspectos de su vida poniendo en riesgo notorios y evidente, egocentrismo se siente que es el centro de atracción y que el mundo gira a su alrededor, la audiencia imaginaria siente que todo el tiempo todo el mundo los está observando y tienen un miedo al ridículo constante, iniciación a un pensamiento formal y  apoyo grupal.

Existen otra serie de cambios que hacen posible la identidad del adolescente como por ejemplo: difusión, identidad prematura, identidad negativa o moratoria. Los cambios psicológicos y emocionales que viven los adolescentes se pueden vivir en tres etapas fundamentales que son: la inicial, la intermedia y la final.

En cada una se van cumpliendo una serie de transformaciones importantes como lo son la consolidación de la confianza en sí mismo, de ahí se desprende la identidad y finalmente la autonomía social y emocional.

adolescencia 10

La belleza y la apariencia física acompañada por los cambios físicos que mencionamos anteriormente viene a jugar un papel importante en todo el proceso de maduración psicológica del adolescente, la tolerancia o no a estos cambios se va a ver determinada por la presión social a la cual esté sujeta el individuo y a la opinión que este tome con relación a esto será lo más determinante.

En esta etapa surge la necesidad de buscar y conseguir una independencia de los padres y esa separación ocurre y se va a establecer pero mas adelante no en este momento que sigue siendo total y absolutamente dependiente de sus padres, en este proceso de independencia va aprendiendo a tomar decisiones y a asumir las consecuencias de lo que dice y de lo que hace.

Ya la pregunta de quien soy yo realmente ya va teniendo sentido y respuesta, en la medida en que va asumiendo y aceptando los cambios físicos que su cuerpo va dando, en la medida que su crecimiento se va evidenciando. (Ver artículo sobre Familia Adoptiva)

La incomprensión es una etapa normal y natural de este tránsito de la vida,  el no poder controlar sus emociones y las inseguridades que los agobian en todo momento es algo que los va a atormentar durante algunos años pero luego va cediendo como parte de esa maduración y de ese crecimiento que se está experimentando.

adolescencia 11

Debe darse una canalización del deseo sexual que empieza a manifestarse producto de toda esa andanada de hormonas que están circulando por el organismos, y que van definiendo y madurando los órganos sexuales del varón y de la hembra, la aparición de esa curiosidad por experimentar lo desconocido se manifiesta mucho en esta etapa del crecimiento.

La información es lo fundamental en estos casos así se evita caer en enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados, entre otras consecuencias que se pueden correr de no hablar de las consecuencias de estos actos y seguir escondiéndolo como un tabú.

Para la familia lo fundamental es la paciencia, comprensión, dialogo y afecto son los ingredientes fundamentales para poder salir bien librado de una etapa tumultuosa o hacerla lo menos traumática posible para todos los involucrados.

Emocionales

La adolescencia es una etapa de muchos cambios y sobre todo de adaptación tanto para el joven como para la familia, no solo los cambios son físicos y psicológicos, los emocionales también se hacen presente y estos vendrán a definir en gran parte la personalidad de ese nuevos ser.

Los cambios físicos evidentes resultan ser los más determinantes en la vida del adolescente, esos cambios van a determinar en gran medida todos los demás aspectos de su vida tanto internos como externos, los cambios físicos tienden a confundir un poco al joven sin saber que lo que está pasando está bien o está mal si es o no normal sentir y experimentar eso, de allí la importancia de la comunicación con los padres quienes van a ser en gran medida los que aclararan todas estas dudas.

adolescencia 12

Ahora emocionalmente se experimentaran cambios súbitos de humor, por ejemplo en momentos el adolescente se puede mostrar como una persona civilizada, relajada y con un alto nivel de raciocinio, pero al siguiente instante puede perder radicalmente el control y enojarse con facilidad sin motivo o razón aparente.

La irritabilidad y las emociones siempre van a estar a flor de piel, por ejemplo puede pasar horas sumergido en el llanto sin que exista un motivo real y verdadero que motive tal actitud, pero al instante siguiente puede manifestar euforias por acontecimientos o hechos que a un adulto le pueden parecer molestos.

El enojo es un sentimiento que está siempre presente, que aflora hasta con lo mas mínimo que se puede imaginar cualquier persona, incluso es tan fuerte este sentimiento que en ocasiones se puede llegar a sentir que existe odio y rencor hacia los padres, y en ese péndulo de emociones andan los adolescentes entre el amor y el odio hacia sus semejantes.

Son un sinfín de emociones que se logran sentir y experimentar en tan corto tiempo que obviamente se llegan a sentir confundidos y abrumados ante estas situaciones inexplicables desde el punto de vista lógico, la frustración y el enojo marcan la pauta en este proceso lo que los puede llevar a ser violentos en muchos casos.

La inteligencia emocional es algo que se va aprendiendo en el camino y en el desempeño del crecimiento del adolescente, nadie te enseña a controlar las emociones sino es algo que se va aprendiendo en el camino, en el largo camino de dejar de ser niño para convertirse en adulto.

Pero en ese proceso de llegar a ser un adulto pensante, racional, de emociones controladas y equilibradas son varios los pasos que se deben dar, las emociones van de la mano con los cambios físicos y estos son tan importantes como los otros que se van dando y manifestando, aquí surge el planteamiento sobre el seguir o no las reglas y en esa búsqueda frenética de la identidad se caen en las inconsistencias emocionales.

Las desproporciones en las emociones son lo que van a estar a la orden del día en este periodo de transición de una fase a otra, y esto no es asunto solo de chicas, las emociones son estados de ánimo que experimentan tanto ellas como ellos, pero quizás por vergüenza a no verse vulnerables  no manifiestan ni exteriorizan al mundo lo que sienten, pero si sienten ellos también ganas de llorar, de gritar, se deprimen y todo lo demás que se puedan imaginar, lo que pasa es que lo solapan con violencia en muchos casos.

adolescencia 13

Sociales

Existe en la adolescencia un desapego de los padres en la búsqueda de esa independencia tan anhelada, es por ello que a veces se tiende a descalificar a los padres para que no sea tan traumático esa separación en la búsqueda de la independencia.

La adolescencia está marcada por muchos cambios y en ellos están los cambios sociales que vienen a estar determinado por la búsqueda de una independencia y una libertad de la familia, estas acciones generan mucha ansiedad en los padres ya que obviamente no saben a ciencia cierta cuál será el desenlace de esta búsqueda de libertad y cuáles serán los métodos o las vías para conseguirlo.

En este momento los padres y los adolescente se distancian psicológica y físicamente, llevando a una etapa de descalificación de los padres haciendo de ese desapego una manera mas fácil de justificarse la independencia y la búsqueda de la libertad, en esa búsqueda entra en una zona de peligro que a veces son capaces de protegerse de los riesgos que los rodean, ya por lo menos tienen esa capacidad.

Ya hay cierto grado de aceptación por la sexualidad y se convierte entonces en un objeto de deseo, lo que lo lleva a estar expuesto a riesgos en todos los órdenes y en todos los sentidos. Es un individuo desadaptado en esta etapa de la vida y los padres se van adaptando a esas actitudes, adicionalmente dicen que es un caso perdido y sin remedio cuando empieza a cambiar afecto por objetos. (Ver artículo sobre Familia Nuclear)

La familia a veces sin quererlo y otras veces queriendo, ejerce una presión sobre el joven lo que hace que este se aleje aun mas y busque refugio en el grupo de amigos seleccionados, ya que ellos pueden brindar la comprensión que en su grupo familiar no consiguen.

adolescencia 14

Es aquí en donde aparece la necesidad de unirse a grupos sociales afines a el que compartan distintos códigos, su vida social gira entorno a sus amigos y no entorno a otra cosa, no todos pueden pertenecer a este grupo antes hay una selección de sus integrantes, pero lo que más persiguen es alejarse de los valores y códigos que los hagan sentirse o parecerse a sus padres.

Hoy en día los adolescentes se están formando en una sociedad de valores muy escasos que sobreponen lo material por sobre lo realmente importante en la vida para el ser humano, nos estamos debatiendo hoy en una sociedad altamente consumista, estereotipada, tecnológica e individualista.

Muchas veces, muchos jóvenes prácticamente crecen solos por las ausencias de los padres debido a razones laborales y es allí donde se presentan los problemas al no haber normas que vayan rigiendo su vida, no hay formación correcta, ni transmisión de valores que puedan potenciar un adulto sano emocional, psicológica y socialmente.

A pesar de los indicios de descalificación la familia siempre será un refugio seguro y tranquilo para el adolescente, los amigos son un grupo de referencia vital e importante, hay una escalada en los niveles de violencia entre los jóvenes, ya que muchos de ellos como dijimos están creciendo solos sin la estipulación de normas y valores que los lleven a ser adultos responsables y con respeto al orden y normas establecidas.

adolescencia 15

La tecnología los acerca pero al mismo tiempo los aleja de todo y de todos, las nuevas tecnologías se han convertido en el lugar común de encuentro y desencuentro, desde dispositivos musicales, móviles, consolas de juego, televisores y computadoras y se deja de lado los momentos de ocio y juego físico.

Su aspecto físico es importantísimo y está marcado y determinado en muchas veces por los estereotipos mediáticos y que en muchas ocasiones tienden a estar alejados de la realidad y ocasionan frustración en el joven al no poder alcanzar la igualdad en la figura o apariencia en lo que se ve mediáticamente.

Biológicos

Los cambios biológicos en la adolescencia están marcados en gran medida por la etapa de la pubertad, estos cambios biológicos van a significar que los cambios físicos que se van a empezar a dar determinaran la diferencia entre un niño y un adulto.

El sistema nervioso central, la hipófisis y el inicio de la segregación de hormonas en un periodo determinado de la vida a lo largo de la infancia determinará en gran medida los cambios biológicos que experimentarán tanto el  varón como la hembra con la producción de testosterona en ellos como de estrógenos en ellas.

Se estima que unos tres años antes del proceso normal de desarrollo biológico en ambos se empiezan a segregar pequeña cantidades de gonadotrofinas en las horas nocturnas durante el sueño, esto se ira aumentando progresivamente, lo que ira marcando definitivamente el inicio de los cambios físicos y biológicos en los niños y las niñas.

No existe una edad precisa para determinar el inicio de la pubertad, además que está influenciada también por características tales como ambientales, genéticas, físicas, nutricionales, entre otros. Ahora bien esta segregación de hormonas que mencionábamos anteriormente está muy relacionada no solo al crecimiento y la maduración de los órganos sexuales de ambos, sino también al crecimiento de la estatura y talla del varón y de la hembra.

Se estima que los niños dejan de crecer a los 18 años y las niñas lo hacen a los 16 cuando la epífisis se cierra por completo, que es la responsable del crecimiento de los huesos en los humanos, es aquí cuando se marca la talla definitiva de ambos y el crecimiento se detiene cuando la epífisis se cierra por completo.

Ahora bien en las niñas biológicamente hablando los signos que se empiezan a manifestar son el crecimiento del botón mamario, que empieza a salir entre los 8 y los 10 años, al año siguiente, es decir, a los 9 u a los 11 años empieza aparecer el vello pubiano y a los dos años siguientes, es decir, a los 11 o a los 13 años se manifiesta la primera menarquía o la primera regla en la mujer.

En el caso de los varones se evidencia un aumento en los testículos y una disminución del escroto esto se manifiesta alrededor de los 9 o los 10 años, la coloración de la piel del escroto se oscurece y el pene se elonga.

En cuanto a la madurez sexual y la aparición de los caracteres sexuales secundarios existe una escala de valores que determina el grado de madurez sexual de los órganos sexuales tanto de los niños como de las niñas, estos son en ellas: en la primera etapa de la pubertad no se observan caracteres secundarios, en una segunda etapa aparecen los vellos y se evidencia el botón mamario.

En la tercera etapa se presenta un aumento del vello púbico y de su aspecto, en una cuarta etapa hay un aumento considerable en el tamaño de los senos y el vello púbico tiene una apariencia más a la de un adulto y en la quinta y última etapa los senos están formados, la areola esta definida y sobresale, el vello púbico abarca la zona del monte de venus y se extiende a los muslos y labios vaginales.

En el caso de los chicos las cinco características que determinan la maduración sexual de sus órganos sexuales son: en la primera etapa no hay una observancia de ninguna característica relevante, en una segunda etapa aparece el vello púbico, la textura del escroto cambia y el tamaño del pene y los testículos aumenta, en una tercera etapa se evidencia un cambio de aspecto del vello púbico y continua el crecimiento del pene y los testículos. (Ver artículo sobre Familia Extensa)

Ya en una cuarta etapa el vello púbico tiene una apariencia más adulta continua el aumento del pene y los testículos además de el glande y el escroto adquiriendo una tonalidad más oscura y finalmente la quinta etapa de este proceso es la apariencia de un vello púbico de una persona adulta, se extiende hacia las piernas, el pene y los testículos.

Estas son las características biológicas que definen el crecimiento y la maduración de los órganos sexuales tanto masculinos como femeninos en la etapa de la adolescencia.

Hormonales

Estos cambios hormonales son significativos para el desarrollo y crecimiento del varón y de la hembra, pero en realidad que son las hormonas y cómo funcionan, porque tanto alboroto en el cuerpo del niño que ya no lo es y se está preparando para ser un adulto.

Las hormonas son sustancias químicas fabricadas o producidas por las glándulas del organismo que al entrar en contacto con la sangre estimulan y propician el proceso vital en el organismo tanto de hombres como de mujeres, tienen una influencia física y psicológica en ambos sexos y es debido a que intervienen en todos o en casi todos los mecanismos de nuestro organismo.

Existen enfermedades asociadas a su exceso o carencia de estas en el organismo, por ejemplo algunas enfermedades que se podrían padecer producto de la ausencia o exceso de hormonas son bocio, diabetes, entre otros trastornos de salud.

En la niñez existe una hormona que se encarga de controlar el crecimiento esta es la hormona tiroidea o la hormona del crecimiento, mientras que en la adolescencia ya no estimulan tanto el crecimiento físico sino que le dan paso a otras tales como: los andrógenos, la testosteronas y la progesterona que son las responsables del crecimiento y la maduración sexual de los órganos masculinos y femeninos.

En la base del cerebro se encuentra un órgano denominado hipófisis quien es la que rige y gobierna en todo los aspectos relacionados con las hormonas, se cree o se tiene la certeza que a partir de los 8 años de edad la hipófisis es estimulada por el hipotálamo empieza a segregar dos hormonas importantes para el crecimiento y desarrollo del niño y de la niña, estas son las hormonas folículo estimulantes (FSH) y la hormona Luteinizante (LH).

Con el pasar del tiempo estas dos hormonas hace que la producción de óvulos se manifieste con la producción de estrógenos y otras hormonas mas que contribuyen con el crecimiento sexual femenino. Los primeros indicios de la segregación hormonal en el organismo se manifiesta a través de la aparición del vello en las distintas parte del cuerpo, tanto de el como de ella, además de evidenciarse el crecimiento del pecho.

Una vez iniciado esto los cambios hormonales no se van a detener y se irán notando aun mas en el periodo de dos años y finaliza hasta cierto punto con la aparición de la ovulación y esta ovulación quiere decir que el organismo empieza a producir óvulos que desencadena  la aparición de la primera regla o menarquía, lo que significa que la mujer está lista para procrear y quedar embarazada.

Estos cambios hormonales también provocan la activación de las glándulas sudoríparas y el cambio de la sudoración en ambos sexos, también se estimulan las glándulas sebáceas y la producción de grasa corporal se evidencia y se exterioriza con la aparición del acné también en ambos sexos.

El interés sexual es otro de los cambios propiciado por la producción hormonal, aunque físicamente se piense o se crea que se está madura sexualmente eso no implica que lo está emocional y culturalmente preparada para iniciarse sexualmente, es por ello que el inicio de la actividad sexual requiere de tiempo y de preparación, además esos tiempos se van adquiriendo durante el periodo de la adolescencia.

Desarrollo cognitivo

La adolescencia es una etapa complicada para muchos y desafiante para otros, pero de lo que si estamos seguros es que es una fase de grandes cambios y transformaciones en la manera de ver la vida y enfrentar el mundo.

En la adolescencia nos cambia la vida, nos cambia el cuerpo, el organismo por dentro esta en constante cambio, transformación y evolución, nuestra mente cambia, nuestra manera de relacionarnos, la manera de ver la vida y enfrentarnos al mundo también cambia, la escala de valores, lo que está bien y no que no, las decisiones que debemos y tenemos que tomar, son retos importantes que se nos plantean en la vida.

La adolescencia nos presenta una época de cambios profundos, no solo físicos sino psíquicos y mentales, cognitivamente se van activando y se van descubriendo grandes avances en cuanto a la intelectualidad, el conocimiento y la percepción.

Según el psicólogo francés Jean Piaget, el adolescente desde los 11 años de edad ya está preparado para realizar y completar operaciones formales en su vida diaria, ya ha madurado y ha desarrollado cognitivamente facetas sesoriomotriz, preoperacional y la fase de operaciones concretas. (Ver artículo sobre Familia Matriarcal)Una vez concretado estas tres etapas del desarrollo cognitivo del adolescente se pasa a otras más determinantes para su crecimiento, por ejemplo aparece el pensamiento abstracto que le permite diferenciar ideas o cosas de planteamientos concretos, es aquí en donde el individuo se empieza a cuestionar sus propias creencias y actitudes, así como la percepción que tiene del mundo.

Se presentan las diferentes interpretaciones de los diferentes escenarios que se plantean en la vida, en la niñez eran los padres quienes explicaban las diferencias entre una cosa y otra ahora en esta etapa el adolescente puede diferenciar una de la otra sin ayuda o intermediario, es decir, ya puede entender el mundo por sus propios medios sin la intervención de los demás.

El pensamiento abstracto en el adolescente también lo sitúa en un estado de aquí y ahora, es decir, en el presente y lo lleva a proyectarse para el futuro, además de saber medir las consecuencias de sus actos y de las acciones que pudiera desarrollar.

Ya en esta etapa de la adolescencia hay una maduración mental que lo lleva además a definir su manera de ser y juega conjuntamente con la búsqueda de esa identidad del propio ser, la adolescencia es una etapa de mucha creatividad y efusividad, son estos dos ingredientes que lo llevan a pensar en cómo llevar a la práctica esos pensamientos que están en su imaginación, y que se pueden realizar de manera real y concreta.

El egocentrismo es una parte que no se puede desvincular del todo de la adolescencia, ya que se cree que el mundo gira a su alrededor, además de estar estrechamente vinculado con el aspecto físico y la apariencia personal, en ocasiones le pueden molestar las opiniones de los demás pero esas mismas opiniones forman parte de su preocupación.

La incomprensión también se hace presente y en la mayoría de los casos desencadena en ataques de rabia o molestias, en la mayoría de los cosas con los padres, ya que son los más cercanos a ellos, pero lo que no saben es que los padres están ahí para ayudarlo, no para juzgarlo ni recriminarles nada en lo absoluto.

El desarrollo cognitivo de los adolescentes también los lleva a desarrollar dudas sobre las personas que detentan autoridad, estando en primer lugar los padres y los maestros y luego las demás personas que para ellos signifique autoridad o superioridad. En esta etapa son capaces de producir sus propios juicios sobre la libertad, justicia y la igualdad entre otros valores importantes para el desarrollo del ser de la vida en sociedad.

Cognitivamente hablando la capacidad para relacionarse cambia drásticamente, si bien estos cambios son motivados por el mismo crecimiento, el ambiente donde se desarrollan también es importante en este sentido, el círculo de amigos se expande y con ellos su visión del mundo y se da cuenta que este es mucho más grande de lo que creía y las visiones son más amplias de lo que pensaba y le tocara enfrentarlo.

Este proceso de socialización ayuda al fortalecer el proceso de identidad, fortalece su intereses y esas relaciones de amistad que se están fraguando en esta etapa pueden durar para toda la vida, el desarrollo cognitivo se puede entender como turbulento, llegando a causar malestares y desequilibrios emocionales.

La respuesta ante todo esto es el apoyo familiar, en muchas ocasiones se vera como que el adolescente no valora lo que se hace por él, pero con el tiempo si lo tomara en cuenta y lo agradecerá de por vida, porque entenderá los esfuerzos y las razones y los porque de lo que se decía en esos momentos.

Riesgos

La adolescencia no es más sino una etapa de tránsito entre la niñez y la adultez que va desde los 15 a los 20 años según algunos especialistas y fuentes consultadas, para unos una fase tormentosa pero para otros es simplemente la evolución normal de una etapa a otra.

Estas transformaciones que experimenta el niño está influenciada por múltiples factores tales como: familiares, sociales, académicos, culturales, personales, entre otras que son las que van a determinar el carácter y la personalidad de ese niño cuando logre ser un adulto.

Ahora bien cuáles son los riesgos a los que están expuesto los adolescentes durante su crecimiento, pues bien están los embarazos no deseados o embarazos precoces,  enfermedades de transmisión sexual, depresiones, adicciones, trastornos alimenticios, entre otros.

La adolescencia está marcada por ser una etapa de cambios y muy profundos, pueden llegar a ser el periodo más sano como puede también ser el periodo más riesgosos para ellos, ya que son propensos a padecer accidentes, estar involucrados en episodios violentos, consumos de sustancias prohibidas como alcohol y drogas, además de estar inmersos en los riegos que comprende la experimentación sexual.

Ahora en esta etapa es raro y extraño que los adolescentes padezcan de alguna enfermedad, a menos que estas se hayan presentado desde el nacimiento o se hayan desarrollado en la niñez, ahora bien, según algunos números aportados por la OMS, se cree que cada año 1.1 millones de adolescentes entre los 10 y los 19 años de edad mueren por enfermedades tratables o prevenibles.

Los accidentes de tránsito es la primera causa de muerte entre los adolescentes,  seguida de la violencia interpersonal, los suicidios, las enfermedades diarreicas y el VIH. La mayoría de las enfermedades mentales que manifiestan los adultos, se empiezan a detectar o a manifestar a los 14 años, pero la mayoría de ellas no son tratadas y a veces no son diagnosticadas.

Se estima que a nivel mundial por cada 1000 adolescentes que existen en el planeta  y hay que acotar que los adolescentes son la población más numerosa del mundo según datos, cifras o estimaciones de la OMS, son la quinta parte de la población mundial, es decir, unas mil 200 millones de personas aproximadamente, de ese total se estima que mil chicas entre 15 y 19 años dan a luz 44 bebes aproximadamente.

En líneas generales los adolescentes gozan de buena salud, pero factores como los que mencionamos anteriormente son los causantes de los decesos en los jóvenes, la ausencia de actividad física, el consumo de sustancias estupefacientes, el abuso con el alcohol y las relaciones sin protección, la exposición a la violencia  son el caldo de cultivo para poner en riesgo su salud actual y su salud en la adultez, incluso la de sus propios hijos si los llegasen a tener el día de mañana.

Es importante fomentar en los jóvenes hábitos sanos de recreación y entrenamiento, y que ellos puedan adoptar medidas de protección ante los riesgos sanitarios a los que están expuestos, es la mejor manera de prevenir enfermedades en la adolescencia ya que esto también puede tener sus repercusiones en la vida adulta, lo que impide la capacidad de los países de prosperar y desarrollarse.

Ahora vamos a los datos según cifras de la OMS 115 mil jóvenes pierden la vida a consecuencia de las imprudencias al volante, 1 de cada 3 adolescente ha sido víctima de la violencia emocional, física o sexual, esto se traduce que más o menos unos 84 millones de jóvenes entre 15 y los 19 años han padecido en alguna etapa de su crecimiento de algún tipo de violencia. (Ver artículo sobre la Familia en la Biblia)

Hay números más alarmantes por ejemplo mas de 2.1 millones de jóvenes están infectados con el virus de VIH más que todo en la región de África, aunque las muertes asociadas a esto han disminuido no deja de llamar la atención. Gracias a las acciones preventivas y las jornadas de vacunación la mortalidad y la morbilidad infantil se ha reducido en un 90%, las diarreas, las infecciones respiratorias y la meningitis también han sido combatidas con éxito en las poblaciones jóvenes mas vulnerables.

Las complicaciones relacionadas con el embarazo entre las niñas de 15 a 19 años son una causa de muerte en este grupo de jóvenes, el 11% de los nacimientos corresponde a adolescentes, el consumo de alcohol y drogas es otro tema que preocupa ya que los hace más vulnerables a riesgos, como por ejemplo los accidentes de tránsito, relaciones sexuales sin protección y futuros embarazos no deseados o infecciones.

Finalmente están los trastornos alimenticios como por ejemplo la mal nutrición y la obesidad, lo que los hace propensos a sufrir enfermedades a temprana edad y provocarles la muerte a una edad muy prematura, por ejemplo 1 de cada 6 adolescente entre los 10 y los 19 años sufre de sobrepeso, sobre todo en países con ingresos medios y altos, el 10% de estos jóvenes se ubicaban en la región asiática y el 30% en el continente americano.

Sexualidad

Existen muchos factores que determinan los riesgos en la sexualidad en los adolescentes, pero no solo ellos están expuestos a los peligros de la práctica de una sexualidad irresponsable.

Cualquier persona que este iniciándose o este ya iniciado en el proceso de las prácticas sexuales está expuesto a contraer cualquier tipo de enfermedad asociada a la sexualidad. Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) pueden afectar por igual a hombres, mujeres, jóvenes, homosexuales y heterosexuales.

Pero hay ciertos factores que hacen que unas personas sean más propensas que otras a contraer este tipo de enfermedades, una de ellas es el inicio de una actividad sexual a temprana edad, cuando se es más joven el riesgos es más alto, ya que la protección antes este tipo de práctica en muchos casos es nula, además que no existe la posibilidad de negociar con la pareja sobre la utilización de algún método de protección o prevención.

Hay algo que resulta lógico pero no está demás mencionarlo, el riesgo aumenta cuando el número de parejas sexuales es mayor, es decir, que la promiscuidad se hace presente y se está de una a otra pareja sexual sin los correctivos necesarios para prevenir el contagio de alguna ETS, ahora son menos propensos a contraer una enfermedad quienes están con una sola pareja sexual.

El preservativo bien sea masculino o femenino es el único método anticonceptivo que previene las ETS, existen métodos que se creen contribuyen con esto pero solo son para prevenir embarazos no para prevenir el contagio, como por ejemplo los diafragmas y los espirmicidas.

Como ya hemos explicado la adolescencia es un periodo de grandes cambios en todos los órdenes biológicos, químicos, físicos, mentales, psicológicos, sociales y por supuesto sexuales, en la adolescencia en su gran mayoría tanto hembras como varones experimentan sus primeros encuentros sexuales, pero al la vez representan un riesgo al no saber verdaderamente como protegerse ante el riesgo que esto representa.

La maduración sexual es una parte importante de esta etapa y la preparación para ser seres reproductivos se hace presente en ellas con la llegada de la primera regla, y en ellos con las primeras poluciones que en muchos casos ocurren de manera espontaneas sin estimulación alguna.

Que sería lo ideal, establecer métodos tempranos de información y prevención que ayuden a disminuir los riesgos de los adolescentes en este sentido ante la presencia de ETS, VIH, embarazos no deseados, entre otras complicaciones, ahora como logar esto con programas bien diseñados de formación integral, planificación familiar y el fomento de una conducta sexual saludable.

Embarazo

Un embarazo en la adolescencia es uno de los acontecimientos más riesgosos a los que se pueda enfrentar la mujer, ya que su cuerpo aun no está preparado ni física, ni emocionalmente para asumir las consecuencias de una maternidad.

Una mujer o una joven que aun es adolescente no tiene los elementos necesarios para asumir una maternidad sana y responsable, ya que su organismo biológicamente aun está en etapa de formación y su mente emocionalmente aun está creciendo y adaptándose a los cambios que se siguen sucediendo en su cuerpo, es por ello que un embarazo representa un riesgo mayúsculo para ella y para la criatura.

Las consecuencias que pueden traer para la madre y para el niño un embarazo precoz son para ella el padecimiento de preeclampsia que en el peor de los casos podría ocasionarle la muerte a la madre y diabetes gestacional, que puede padecer de por vida en muchos casos, ahora el bebe podría nacer con alguna malformación genética o de manera prematura. (Ver artículo sobre Familia Homoparental)

Según los especialistas la edad ideal para que una mujer quede embarazada es entre los 25 y los 35 años de edad, ya que es una etapa en donde se ha alcanzado una madurez física y emocional, en donde se podría asumir de una mejor manera la maternidad y tener la consciencia de lo que implica la educación y la crianza de un niño.

Algunos especialistas recomiendan como mínimo que una mujer tenga en su haber unos 12 años de preparación académica o de educación formal,  ya que con esto se tiene la suficiente capacidad social y cultural para educar a un niño y se está preparada para asumir esta responsabilidad.

Y lo más recomendable es que si desea tener un hijo que sea después de los 20 años de edad ya que el cuerpo está en optimas condiciones para asumir esta responsabilidad sin riesgos.

Un embarazo antes de los 20 años o a los 19 años significa un riesgo para la madre muy alto y que la puede llevar incluso hasta la muerte en el peor de los escenarios, ya que el padecer de enfermedades como la alteraciones en los niveles de tensión arterial puede resultar mortal, además de padecer de por vida de diabetes.

Solo una tercera parte de las mujeres que inician su vida sexual en la adolescencia usan algún método de protección y prevención no solo de embarazo sino de contagio de enfermedades de transmisión sexual.

Lo ideal es brindar información sexual a los niños desde muy temprana edad para que cuando lleguen a la adolescencia tengan todas las herramientas necesarias para minimizar los riesgos de enfermedades y embarazos no deseados.

La mayoría de los jóvenes si manifiesta conocer los métodos anticonceptivos, pero por presiones o razones culturales no los usan, lo que se podría recomendar en estos casos es involucrar a los padres a que sean ellos los portadores de la información y se conviertan en formadores y voceros de los riesgos que podría traer el inicio de una sexualidad irresponsable.

Los médicos, psicólogos y personas del área de la salud recomiendan dejar los miedos y el tabú al hablar de la reproducción humana y abordarlo como un tema que biológico, emocional y de las consecuencias que ello traería para la mujer, para el bebe y para la familia.

Adicciones

Los adolescentes son unas personas en riesgos permanente, sobre todo si se trata de adicciones o de conductas que los lleven a algún tipo de adicción,  la adolescencia es un proceso de varias etapas algunas de ellas son biológicas, culturales y sociales y es en esta ultima en donde están presentes los peligros más grandes.

La adolescencia tiene unos antecedentes históricos sociales, antes de que empiecen a aparecer los factores de cambio que hacen del niño un adolescente y de ese adolescente u adulto, hay otros factores que se van gestando con el pasar de tiempo y que producen la maduración del joven biológica, social, cultural, psicológica y físicamente.

La adolescencia está catalogada como una fase de riesgo para la salud, sobre todo si se trata del consumo de sustancias que podrían generar una adicción en el joven, aunque muy pocas veces se logran precisar las características que estimulan las tendencias aditivas en los adolescentes.

La contradicción en el comportamiento de los adolescentes, las variantes en los ánimos y en los estados de humor, suelen ser críticos en ocasiones y en otras emotivos y entusiastas y luego desanimados, amargados o simplemente ensimismados. Es muy importante desarrollarle el interés por alguna actividad y si es solo la escolar entonces hacer énfasis en ello, esto no solo los mantiene enfocados en un objetivo sino que también contribuye a su desarrollo psicológico, emocional y cognitivo.

Los factores que influyen en el consumo o en las adicciones adolescentes no están asociadas a la edad o al proceso mismo de crecimiento, sino a otros factores tales como: la ausencia de una familia estable y consolidada, un entorno social saludable y adecuado lo que impediría la adhesión a grupos de jóvenes con comportamientos difíciles o tendencias a ser desadaptados. (Ver artículo sobre Familia Ensamblada)

Una correcta educación y orientación, el cuidar las acciones de los adultos ya que ellos son los modelos a seguir y las conductas de repetición de los adolescentes, estar atentos a los grupos sociales a los cuales se involucra el joven, promover una comunicación fluida entre el adolescente y el adulto, involucrarse en actividades propias o acorde a su edad, el uso adecuado a los momentos de ocio o de tiempo libre, lo ayudara a desarrollar otros intereses además de contribuir con el desarrollo psicológico.

Estas acciones además estimularan las capacidades sociales para actuar ante determinados problemas o dilemas que se le puedan presentar, y buscar las soluciones más viables, evitando así las conductas riesgosas, el estar prevenidos ante esto los hace ser una pared ante los factores de riesgos en los que pueda estar en el entorno social en donde se desenvuelva el adolescente.

Homosexualidad

La adolescencia es una etapa de cambios y transformaciones, es aquí en donde se busca y se establece la identidad del ser individual que lo llevara a la individualización del ser social.

La adolescencia es una transición y la búsqueda de muchos factores que llevan a definir al hombre como hombre y a la mujer como mujer una vez superadas todas las etapas del desarrollo de la adolescencia, pero es aquí en donde en esa búsqueda de identidad, en esa exploración de la sexualidad y definición la identidad sexual, de la orientación sexual y del género marcara los aspectos fundamentales de su vida.

Un adolescente homosexual además de afrontar los problemas propios del desarrollo y el crecimiento de esta etapa, también debe enfrentarse al dilema de aceptarse a sí mismo como un homosexual.

Se estima que más del 50% de los jóvenes homosexuales son rechazados por sus padres y su entorno por lo que se hace más difícil el proceso de aceptación y adaptación emocional, lo que se recomienda es buscar apoyo para que puedan ser orientados en este proceso o en el camino hacia la aceptación de lo que son o de lo que escogieron sexualmente ser.

El adoptar y asumir una identidad sexual es un proceso largo y complicado, muchos adolescentes tardan años en encontrarla y en muchos casos ni la logran conseguir, ahora bien para los adolescentes homosexuales además de librar las batallas propias del desarrollo y el crecimiento de la edad, tienen que cargar a cuesta el peso de la discriminación y la violencia de sus familiares, compañeros y de su propia comunidad.

En el proceso de la formación de la identidad del adolescente es normal que ocurran y se presenten episodios de comparaciones entre sus iguales, comparan sus cuerpos, sus relaciones con los padres, sus sentimientos y emociones, la capacidad de socialización, entre otros aspectos básicos de la adolescencia, pero cuando estas comparaciones no representan los mismo intereses, aparecen las dudas y las confusiones lo que desencadena miedo y desconcierto en muchos casos.

En el proceso de crecimiento la mayoría de los adolescentes manifiestan conductas homosexuales, lo que no quiere decir que esa sea su identidad o su patrón a seguir, más bien la homosexualidad en la adolescencia no se define por conductas aisladas sino por patrones de interacción, atracción sexual afectiva y emocional, y el involucramiento sentimental hacia personas del mismo sexo.

Culturalmente sobre todo en culturas conservadoras la homosexualidad no es muy bien vista y en muchos casos no es aceptada, si el asumir la identidad sexual es complicado y toma su tiempo, imagínense entonces cuando esa identidad es hacia la homosexualidad, muchos jóvenes tardan años en aceptarla otros incluso en el peor de los casos jamás la asumen.

Richard Trioden estableció a finales de los años 70 un esquema de como era que se formaba la identidad sexual de la homosexualidad en cuatro etapas, pero solamente una pequeña parte de las personas que han tenido contacto o experiencias homosexuales logran desarrollar actitudes gays o lesbianas, estas cuatro etapas son:

La sensibilización que se da antes de la pubertad, aquí la persona se comienza a sentir diferente a sus iguales.

La confusión, la manifiestan mujeres a los 18 años de edad y los hombres a los 17, se reconocen comportamientos y sensaciones que podrían definirse como homosexuales.

Asumen su identidad, los hombres entre los 19 y los 21 años y las mujeres entre los 21 y los 23 años, se reduce el aislamiento y se comienzan a reunir con personas de la misma tendencia sexual.

Y finalmente la integración y el compromiso, aunque no todos lo logran las mujeres lo asumen entre los 22 y los 23 años y los hombres entre los 21 y los 24 años, integran su condición sexual a todos los aspectos de sus vidas.

Problemas

Los problemas que manifiestan, exteriorizan, plantean y exponen los adolescentes en muchas ocasiones vuelven loco a los padres sin saber que hacer o como actuar ante eso, lo mismo le pasa a los maestros o a cualquiera que esté a su alrededor.

La adolescencia para muchos inicia a los 10 años y culmina a los 19 pero para otros es a los 25 cuando el cuerpo y la mente están lo suficientemente maduros para asumir y aceptar del todo los cambios físicos, psicológicos, biológicos, emocionales, sexuales, entre otros.

El estudio de los cambios de los adolescentes tiene mucha bibliografía, sus efectos, sus consecuencias, como se presenta el desarrollo de la personalidad y de la búsqueda de la identidad, como se van estableciendo valores morales de ese futuro adulto en función de lo que ha vivido desde su infancia, su niñez, su juventud y su adultez.

Existen una serie de problemas que son comunes que se presenten en la adolescencia el primero de ellos tiene que ver con las emociones y las depresiones, esta son muy comunes en esta etapa del crecimiento, evitan estar con los adultos y se refugia en los amigos con los que pasan la mayor parte del tiempo.

Estos problemas emocionales pueden desencadenar otros tales como trastornos del sueño y de la alimentación, para minimizar estos conflictos emocionales lo mas importante es no cuestionar ni juzgar al joven, se deben respetar sus espacios y sus tiempos.

La alimentación y sus alteraciones pueden acabar en una seria patología, siendo la anorexia y la bulimia muy comunes entre los jóvenes, de ambos sexos, estando esto relacionado con el autoestima y la aceptación de su cuerpo debido a los cambios físicos que está experimentando.

Que deben hacer los padres establecer una rutina y unos hábitos a la hora de comer, variar los alimentos y no expresar ideas negativas sobre la imagen y el aspecto físico de los adolescentes, cuando se sospeche de que se esta en presencia de alguno de estas enfermedades se recomienda abordar el tema y acudir a un especialista.

El descubrirse sexualmente y el comenzar a experimentar sobre la sexualidad y sobre todo sin protección, es algo muy perjudicial para los adolescentes, hasta este momento no tiene la capacidad para entender que ciertas conductas generan algunos riesgos, es aquí en donde se presentan los embarazos no deseados y las enfermedades de transmisión sexual.

Que se deba hacer ante esto abordar el tema de una manera seria, franca y responsable dándole al adolescente toda la información necesaria para que este atento y preparado para futuros encuentros sexuales, y que estos sean sanos y responsables.

La iniciación al consumo de alcohol y drogas es otro aspecto de los riesgos que se enfrentan en la adolescencia, se cree que la edad promedio de iniciación para el consumo del alcohol y otras drogas en los jóvenes es de 13 años, hay ciertas hipótesis que establecen que el consumo se va dando de manera escalonada, desde los mas accesible a lo más fuerte.

Se cree que el inicio en el consumo de ciertas drogas y cierto hábitos se debe a la inadecuada administración del tiempo libre y de los tiempos de ocio, por ello es muy importante ofrecer a los adolescentes alternativas mas allá de compartir tiempo con los amigos.

Ya vimos el tema de las adicciones con sustancias estas adicciones están vinculadas a la ausencia de sustancias perjudiciales para salud, estamos hablando de las adicciones a las tecnologías, ya que hoy día se han vuelto el lugar común, de encuentro y reunión de los jóvenes e incluso de algunos adultos también.

Que se puede hacer para evitar esto se deben estimular otro tipo de actividades para disminuir en lo posible la adicción a los teléfonos, la computadora, las consolas de juego, entre otros dispositivos y establecer pautas sobre el uso responsable de estos aparatos.

Alimentación

Durante la adolescencia se requiere de una alimentación balanceada y equilibrada, ya que se está en una etapa de crecimiento y desarrollo es aquí en donde se adquiere en 50% del peso de un adulto, el 50% de la masa ósea y el 20% de la talla de un adulto.

Son muchos los requerimientos energéticos y proteicos que se requieren durante la adolescencia, pero es muy usual que la alimentación en esta etapa tienda a ser errática, desproporcionada y de manera descompensada, es por ello que se saltan las comidas y las horas para ello, se consumen productos con bajo nivel proteico y nutricional pero si con elevados niveles de azúcar, hay una pobre alimentación de lácteos, frutas y verduras y hay un abuso de las dietas sin la supervisión de un especialista.

Una verdadera alimentación no solo depende de la combinación de diferentes alimentos que aporten los nutrientes necesarios para vivir, no se trata de eliminar algunos o agregar otros se trata de buscar un balance y una rutina saludable a la hora de alimentarse, una dieta balanceada puede incluir incluso comida chatarra, el problema está en el hecho de que sea solo este tipo de comida la que rige la alimentación del adolescente.

Que es lo recomendable, consumir frutas, verduras, lácteos, legumbres de dos a tres veces por semana, cereales, pan, pastas, arroz y papas en promedio de 2 a 4 veces por semana, carnes y pescados 3 a 4 veces por semana, se pueden consumir 4 huevos a la semana y las golosinas y la comida chatarra también puede entrar en este grupo de manera ocasional y que no sea la norma o la regla.

Obesidad

La mala alimentación, la falta de una actividad física y una actitud sedentaria son los alicientes para que se presente la obesidad en la adolescencia, de esto los padres tienen la responsabilidad directa y deberían evitar que los jóvenes se conviertan en un factor de riesgo.

La adolescencia aparte de ser una etapa de cambios es una etapa de definiciones, y es aquí en donde se van a definir muchas de las actitudes, rutinas, personalidades, identidad, amigos, profesión, hábitos alimenticios, gustos de los futuros adultos, es aquí en la adolescencia en donde se está formando y preparando para el mañana y de esta preparación dependerá su vida y su futuro.

La obesidad es una enfermedad causada por los desequilibrios alimenticios de un alto consumo de calorías y una baja actividad física que propiciaría la quema de energía y así promover un balance ideal en el organismo, estas alteraciones provocan una acumulación de grasa en el cuerpo, que desencadena en la obesidad y está catalogada esta enfermedad como un problema de salud publica, que afecta no solo a niños sino también adultos y jóvenes.

Existe actualmente un 9.2% de adolescentes que sufren de obesidad, estos es alarmante ya que mas de 25% de los adolescentes presentan sobrepeso y el 34% se ve afectado por problemas de sobrepeso. (Ver artículo sobre Familia Disfuncional)

Se ha demostrado que los niños o jóvenes que presentan sobrepeso lo van a seguir presentando en su etapa de adulto, lo que los hace mas propensos a desarrollar enfermedades propias de esta patología y convertirse en personas con un alto riesgo de padecer enfermedades graves que le podrían ocasionar la muerte en el peor de los casos.

La adolescencia es el momento estelar para definir y estimular con exactitud, los buenos hábitos alimenticios para no lamentar el día de mañana, nuestra falta de supervisión, ayuda y atención, esto contribuirá enormemente a tener adultos sanos y saludables.

Ahora bien el desarrollo de la obesidad también está asociado a factores ambientales y genéticos, es decir, los malos hábitos y un estilo de vida desordenado influyen en mucho en que se presente la obesidad en los adolescentes.

Pero para los especialistas mas allá de las consideraciones genéticas, la aparición de la obesidad en los jóvenes adolescentes se debe más a el resultado de unos malos hábitos alimenticios, combinado con un sedentarismo y ausencia de actividad física, lo que provoca es una tendencia a la obesidad y a la acumulación de grasa en el cuerpo, alterando así el balance entre la ingesta de alimentos y desgaste de energía necesario.

La obesidad no es solo un tema genético, aseguran algunos especialistas se debe mas que todo a la predilección de alimentos o productos con altos contenido de azúcar y grasa y un bajo o una ausente actividad física que raya en el sedentarismo, y esto si son los verdaderos factores de la aparición de la obesidad.

Bulimia y anorexia

La bulimia y la anorexia son trastornos provocados por desordenes alimenticios muy común en los jóvenes durante la adolescencia y que están asociados a los bajos niveles de autoestima y los complejos con la apariencia física.

Estamos en una sociedad en donde ser delgado es lo que marca la pauta y los jóvenes que están creciendo y se están formando esta absorbiendo todos esos patrones mediáticos y quieren verse cada día mas como sus ídolos de las películas, de la música o de la televisión, ante esto hay que estar muy atentos, y dejarles claros que muchas de esas figuras son productos de cirugías o efectos del diseñador gráfico en el caso de las fotografías.

Esa obsesión por parecerse cada vez más a lo que ven en la televisión, los lleva a caer en errores tales como desordenes alimenticios, dietas estrictas, una sobre actividad física, entre otros aspectos hay que estar muy atento a estas señales, porque posiblemente el adolescente este en peligro de ser víctima de una de estas enfermedades.

Si observa cambios de ánimos repentinos, cambios en los hábitos alimenticios, una extrema rutina de ejercicios, son señales que se deben tomar en cuenta para evitar posibles trastornos de cualquier tipo. En cifras ahora uno de cada 200 adolescentes padece de anorexia nerviosa y uno de cada 50 de bulimia, y lo peor es que la mayoría de estas personas no buscan ayuda profesional.

Resulta alarmante como se han incrementado estos casos en los últimos 25 años, y lo más curioso es que han aumentado con ellos los casos de varones adolescentes, cuando anteriormente eran reportados solo casos en mujeres adolescentes. Ahora bien recientemente se realizo un estudio en el que se pudo determinar que por cada 9 mujeres hay un hombre que está padeciendo de estos trastornos.

La mayor incidencia esta en las mujeres, ya que en la etapa de la pubertad el cuerpo empieza a cambiar y hay menores grados de aceptación con su cuerpo y su imagen física y si a eso le sumamos las presiones de las familias y los amigos por el perfeccionamiento de la imagen, pues tenemos razones de sobra para entender este problema.

Que se debe hacer en estos casos intervenir a la persona psicológica y psiquiátricamente, para evitar que en un futuro pueda padecer de enfermedades tales como: osteoporosis, desnutrición y en el peor de las cosas la muerte.

Ahora cuales son los signos que deberían de llamar nuestra atención en el caso de la anorexia, la ingesta de laxantes, una preocupación excesiva por el físico, estar pesándose a cada instante o a diario, la imagen del espejo no se corresponde con lo que realmente esta viendo la persona.

Hay cambios de humor como irritabilidad, depresión, tristezas, preocupación entre otros, empieza a estar mas pendiente de los temas relacionados con las dietas, empieza a saltar comidas, se obsesiona con los nutrientes y calorías que pueden aportar los alimentos que consume y hay una preocupación cuando se va a comer en casa y que se va a comer en casa. (Ver artículo sobre Funciones de la Familia)

En cuanto a la bulimia cuales son los signos que deben llamar nuestra atención, hay una impulsividad por consumir alimentos y estos los consume de manera apresurada, se suele aislar de los amigos y de la familia, ingiere muchos diuréticos y laxantes, hay cambios constantes de humor, se provoca el vomito y lo hace de manera constante además de  hacer comentarios negativos sobre si mismo de manera reiterada.

Identidad

En la adolescencia se empiezan a dar las primeras manifestación de búsqueda de una identidad propia, el cerebro empieza a decirnos, quienes somos y se comienza esa búsqueda en función de los que nos rodea y eso nos va a definir ya de adultos.

La adolescencia está rodeada de ciertos aires de rebeldía, pero no todos los adolescentes son rebeldes y no es una característica que marca esta etapa del crecimiento, son episodios que unos desarrollan y otros no, todo depende de cómo se esté concibiendo y como este generándose la dinámica en el grupo familiar.

La rebeldía es la manera que tienen los adolescentes de identificarse con algo en particular, pero esta actitud va a cambiar en la medida que el adolescente crezca y madure, si es que llega a esta etapa de la vida, porque no todos alcanzan esta capacidad de afrontar la vida de una manera más responsable.

La identidad ya viene marcada desde que la persona nace en un lugar determinado, está asociada a cierto grupo familiar, escogen su nombre y su apellido y se desenvuelve en un ambiente social específico. Y por otro lado está la identidad del individuo, la que va a tomar en función de ir estableciendo su propia personalidad.

La elección de los programas de televisión serán determinantes para ir moldeando esa personalidad del adolescente y la influencia que estos programas puedan tener sobre el o ella, esta también el estilo musical eso va a determinar en algunos casos la manera de vestir y su manera de ser, las ideas políticas si es que manifiesta alguna también servirá de aliciente para la definición de la personalidad de la persona.

Consumir alcohol, drogas o iniciarse en el habito del cigarrillo también ofrece señales de identidad, mas que todo con el grupo de amigos y el entorno en donde se desenvuelve,  da ese sentido de pertenencia y de arraigo, los adolescentes poseen su propia jerga y sus propios argot en el lenguaje muy alejados de los códigos del lenguaje de los adultos.

La construcción de la identidad es un paso para la socialización, los grupos de amigos son la base fundamental para ello y el querer influir como padres en esas elecciones es un error, ya que no le está dejando la capacidad de elegir o de equivocarse si fuese el caso, para que el mismo adolescente vaya definiendo que es lo que le conviene y que no en función de la identidad que va a ir teniendo.

La mejor forma de contribuir en este caso es respetar las elecciones por más descabelladas que estas parezcan, lo que hay que tener presente es estar atento a los peligros y riesgos que conllevan la búsqueda de esta identidad y tratar de alejarlo de grupos o conductas que pudieran poner en riesgo su vida, pero esto no será necesario si hay una solida base de valores en la familia y esto se logra transmitir a los hijos.

Violencia

La violencia adolescente es un factor de riesgo que debe ser tratado con mucho cuidado, ya que el joven o la joven puede ser el agresor, el testigo o la víctima y propiciar esta conducta hasta la edad adulta.

En la adolescencia los actos de violencia pueden venir por la intimidación, por peleas que pueden incluir golpes, patadas, bofetadas entre otras manifestaciones de violencia y agresión física, lo mas grave a lo que se puede llegar es al uso de armas de fuego o armas blancas.

Algunos actos de violencia pueden causar más daños emocionales que físicos, otros pueden provocar serias lesiones y en el peor de los casos la muerte del joven bien sea inducida o provocada en el acto de violencia propiamente dicho.

El comportamiento de ciertos jóvenes y adolescentes en el aula de clase es vital para el desarrollo de esa violencia fuera de ellas, hay que estar atentos y pendientes de con quien se está relacionando el adolescente y estimularlo a que tenga un comportamiento y amistades saludables y no nocivas y destructivas.

Rebeldía

La rebeldía es uno de los puntos de quiebre entre una relación sana y saludables entre los adultos y un adolescente, en esta etapa es muy común que se presenten algún tipo de discusión o riña asociada a la rebeldía en la adolescencia.

Todos en algún momento de la vida fuimos adolescentes, muchos califican la adolescencia como una etapa difícil, tumultosa, complicada, desafiante, pero lo cierto es que todos estos cambios son productos del crecimiento que todos hemos experimentado y no ha sido tan terrible como se dice que es.

No todos los adolescentes son rebeldes y no es una característica en ellos ser así, muchas de estas actitudes tienen su génesis en la familia, en como se enfrenta esta situación, en que tan cohesionada este la familia, en que tan arraigado tengan las familias sus valores, que tan amorosos y compresivos sean, todos son factores que influyen en la rebeldía en la adolescencia.

La rebeldía en la adolescencia tiene un origen biológico, la ausencia de maduración del cerebro sobre todo en el lóbulo frontal y prefrontal permite que se desarrollen habilidades como la inhibición de respuestas, control y la capacidad de motivación y la orientación hacia ciertas metas.

El cerebro de un adolescente es más sensible a la a la estimulación por neurotransmisores tales como la dopamina que estimula la sensación de placer y la experimentación de nuevas emociones. Los cambios hormonales influyen también es este proceso de rebeldía adolescente, por ejemplo la testosterona incrementa los efectos de agresividad y competitividad en ellos, mientras que los cambios menstruales generan irritabilidad y cambios de ánimos en ellas en los momentos de la menstruación.

La rebeldía en la adolescencia no es mala del todo, ya que estos brotes anímicos lo ayudaran a encontrar su propio camino y su independencia personal, el hecho de que manifieste episodios de rebeldía no quiere decir que esta enojado con el mundo con el entorno o que ya no necesita de la protección de la familia.

Los cambios biológicos, físicos y psicológicos determinan en gran medida las actitudes rebeldes del adolescente, pero ante eso se debe conversar mucho y tener un constante dialogo respetando su espacio, sus deseos y necesidades, no hay que forzar las situaciones ya que estas siempre se van a presentar de manera espontanea,  y sobre todo estar dispuesto a escuchar, sin juzgar, criticar o cuestionar.

Es super importante saber escuchar lo que nos dice el adolescente, ya que esta en un proceso de crecimiento, y quiere ser tomado como un adulto, pues debemos tomarlo como un futuro adulto y tomar en cuenta sus opiniones, esto favorece que se abra mas y exprese no solo lo que se le está preguntando sino otras opiniones sobre otros temas que no se habían tocado o tratado hasta ese momento.

Debemos respetar la autonomía y libertad del adolescente y la negociación debe ser lo que marque la pauta en esas conversaciones entre el joven y el adulto, las prohibiciones y los castigos podrían generar consecuencias negativas, lo que no se debe permitir son faltas de respeto o agresiones, lo más importante siempre será negociar lo que no siempre implica ceder.

Autoestima

La autoestima en la adolescencia está marcada o influida en primer lugar por cómo me veo y como me ven los demás y esa opinión de los demás es la más importante ya que mi mundo y mi vida gira en función de mi apariencia.

Ahora pero que es el autoestima, pues es la valoración que nos tenemos nosotros mismo bien sea de manera positiva o negativa, esta se va formando sobre imágenes, pensamientos, sentimientos y emociones que se han sentido a lo largo de la vida o durante el crecimiento.

Estos aspectos de la vida pueden ser positivos cuando estamos en presencia de alguien con alta autoestima, pero cuando son negativos la apreciación de la persona sobre sí misma es porque tiene una baja autoestima.

Es una manera de autogratificarse por los logros que se han obtenido, por el desarrollo de ciertas habilidades o capacidades para desarrollar una actividad o una tarea, ahora cuando tu autoestima es baja sientes que nadie te quiere, que no le gustas a nadie y que nadie te aceptará.

La baja o la alta autoestima tienen influencia en todos los aspectos de la vida, bien sea en tu personalidad y en la manera como veas y enfrentes al mundo. La autoestima la formamos y la vamos moldeando desde el nacimiento y es la mezcla de una cuota de genética y una cuota de sociabilidad marcada por el ambiente en donde se esta desenvolviendo el individuo.

En la adolescencia el autoestima tiende a disminuir por los cambios físicos que se están experimentando, empieza a ser importante la percepción de mi grupo de amigos y de mi entorno, otra característica que influye en la autoestima es el cambio de primaria a secundaria o los cambios de centros escolares.

El adolescente aun esta en esa fase de construcción de esas escalas de creencias y valores, es por ello que si durante la infancia recibiste mas elogios que rechazo, seguramente el autoestima de ese adolescente será alta, a pesar de la baja en la etapa de crecimiento y cambios físicos. (Ver artículo sobre Anorexia en la Adolescencia)

Las críticas serán para bien y para mal tanto de nosotros mismo como de los demás, pero si todo el tiempo nos estamos reforzando ideas negativas y percepciones negativas de nosotros mismo obviamente que nuestra autoestima no va ser nada buena.  Pero lo que regularmente sucede es que en la mayoría de los casos las personas no se dan cuenta de las cualidades que poseen.

Noviazgo

El noviazgo en la adolescencia es una de las etapas mas encantadoras para el ser humano es cuando encuentra y descubre el amor por primera vez y esa sensación de estar enamorado de verdad, esto también nos prepara para otra faceta de la vida como lo es el matrimonio.

Más allá de la simple atracción física, de gustarse el uno del otro, el noviazgo es una etapa de descubrimiento, es una etapa de entrega, de delicadeza, de comprensión de respeto. Los noviazgos tienen diferentes niveles, están los que se viven como un juego de atracción y están los más profundos los que involucran reales y verdaderos sentimientos.

Muchos adolescentes confunden verdaderos sentimientos de amistad con el amor, no le dan el valor real a la amistad y no dan tiempo a que esta madure y que así pueda perdurar en el tiempo, por esto se convierten en novios y a los largo de uno o dos años quizás menos se pierde el lazo y el vinculo porque terminan peleados o enemistados.

La mayoría de los adolescentes no tiene claro el concepto de noviazgo, eso sin hablar de compromiso, ya que se toman este paso muy a la ligera, las relaciones se establecen a partir de una mera atracción física adicional de una alteraciones emocionales propias de la edad y se cree que se está enamorado, cuando no es así.

En la adolescencia lo que existe es una mezcla de atracción con emociones, es sentir por primera vez sensaciones antes no sentidas, porque para decir que se ama se debe saber el significado de ese sentimiento y esta claro que en la adolescencia se carece de ese conocimiento.

Es alarmante las cifras de maltrato de jóvenes adolescentes, se estima que 5 de cada 10 adolescente entre los 15 y los 19 años de edad, ha experimentado algún tipo de violencia dentro de una relación por lo menos una sola vez en la vida. Es por ello que hay que tener claro que se quiere, que se busca, que se está experimentando y que es lo que se está sintiendo por esa otra persona.

Amor

Experimentar el enamoramiento en la adolescencia es una de las sensaciones más puras e interesantes que se pueden llegar a sentir, pero es aquí en donde las preocupaciones de los padres se hacen evidentes por saber con quién se está involucrando mi hijo o mi hija.

Estamos en una sociedad en donde la ausencia de valores es lo que marca la pauta, por eso es normal y natural ver las preocupaciones de los padres al momento en que los hijos le dicen que están en una relación amorosa con alguien, es aquí en donde surgen preguntas normales tales como: ¿Quién es?, ¿Quiénes son sus familiares?, ¿De dónde viene?, entre otras apreciaciones que llevan a descifrar  los miedos naturales de todo padre de convertir una relación inocente en algo dañino y toxico.

El amor es la emoción humana más fundamental que pueda llegar a sentir el ser humano, es una de las mas fuertes también, además de despertar sentimientos de atracción emocional y sexual con esa persona que se quiere compartir la vida.

Cuando en este caso hablamos de amor nos referimos al amor romántico en términos de relaciones de pareja, aunque el amor es muy amplio y su significado abarca muchos más, existe el amor de padres e hijos, de hermanos, de amigos, entre familiares, entre otros tantos sentimientos amorosos asociados a los seres humanos.

El amor es una experiencia de vida compleja y a la vez intensa, este debe ser blindado con principios y valores para que pueda ser duradero y fructífero, el amor de la juventud no es el mismo amor de la adultez, debido a que los procesos de la vida tanto físicos como biológicos cambian.

En los primeros años de la juventud y de la adolescencia lo que se experimenta es un amor romántico, que a veces se suele confundir con una verdadera amistad. Este amor romántico se basa en ciertas características que son: la atracción, el apego y la intimidad y el compromiso.

Ahora como saber si se está enamorado o si ese adolescente está enamorado pues pasa gran parte del tiempo con esa persona, viven conectados por las distintas redes sociales y los dispositivos móviles, la sensación de las mariposas en el estomago hacen que se pierda el apetito, el cambio y el cuido de la apariencia física se exacerba.

Estas son las señales básicas de que un adolescente está enamorado o está atravesando la senda del amor, mas no del compromiso, hay que estar atento a estas señales para conversar con nuestros hijos sobre estos aspectos.

Psicología del adolescente

La adolescencia es una etapa de mucha inestabilidad, además de experimentar muchos cambios en todos los aspectos de la vida, hay edades definidas para establecer su inicio y su fin y es cuando se cree que se llego a la edad adulta.

Psicológicamente hablando la adolescencia es una etapa de muchas transformaciones hacia dentro y hacia afuera del individuo, aceptar con madurez el cambio en la fisionomía de su cuerpo, conocerse y descubrirse sexualmente, iniciarse sexualmente y experimentar situaciones como por ejemplo ingerir licor, consumir drogas o fumar cigarrillos son cambios que mas que físicos son  en gran parte psicológicos ya que entra en juego el dilema de lo que si se está haciendo está bien o está mal.

Pueden presentar ciertos episodios de esquizofrenia, depresión y alteraciones en la alimentación durante la etapa adolescente, las inseguridades están presentes ya que en la búsqueda de esa identidad personal son muchos los problemas que se le pudieran presentar al adolescente.

La conducta adolescente está fuertemente influenciada por ídolos, estereotipos o amigos de su círculo mas cercano, es por ello que a veces a muchos jóvenes se les dificulta encontrar ese verdadero yo y manifiestan síntomas de ansiedad y depresión, además de dificultades para relacionarse con los demás y establecer vínculos afectivos.

Pero que persigue la psicología con los adolescentes brindarle el mayor bienestar posible para que puedan superar con éxito la difícil y tormentosa etapa de la adolescencia, que para unos es una faceta más de la vida pero para otros es un verdadero dolor de cabeza en todos los sentidos.

Tardía

La adolescencia se divide por etapas y esas etapas están asociadas a las edades cronológicas, pero para la OMS se ha establecido que la adolescencia comprende un inicio a los 10 años de edad y un final a los 19 años de edad, aunque ante esto hay otras apreciaciones y consideraciones.

La adolescencia tardía es la tercera etapa de este proceso del crecimiento y se establece desde los 16 años hasta los 18 años de edad, esta es una fase del crecimiento físico, emocional, psicológico y sexual que se da de manera rápida e intensa.

Los adolescentes están expuestos a riesgos, retos y tentaciones y es ahí en donde los padres juegan un papel importante para mantenerlos alejados de todo eso manteniendo una relación de confianza y con fluidez, en donde debe prevalecer una comunicación sin juicios lo que permitirá una mayor apertura por parte del joven y así ganar su confianza.

Es muy importante tratar de tener una conducta intachable, ya que en este periodo son ejemplos a seguir y el día de mañana copiaran estos mismos modelos de conducta que aprendieron cuando eran y estaban jóvenes, vale la pena recordar que cada joven es único y diferente a los demás, lo que quiere decir que cada uno enfrentara los cambios a su manera y a la velocidad que su cuerpo decida.

El adolescente pasara de manera rápida y vertiginosa por una serie de cambios físicos, sociales y cognitivos y lo importante es estar allí acompañándolo para que entienda lo que está pasando con su cuerpo y con su mente, empezará a desarrollarse emocional y socialmente, mediante la búsqueda de la identidad, empieza a tomar decisiones, ejerce su autonomía, va alcanzando su independencia, entre otros aspectos.

En cuanto al desarrollo cognitivo sus preocupaciones con relación a su futuro se incrementan, ya hay hábitos de trabajo bien definidos, ya se fija metas, controla más su conducta, su capacidad del pensamiento abstracto aumenta y ya puede concentrarse en si mismo.

Ahora con relación al desarrollo físico llega al 95% de la estatura de un adulto, hay aparición de los caracteres sexuales secundarios y el cerebro continua su proceso de desarrollo. En cuanto al desarrollo sexual, sus relaciones son más serias y empiezan a sentir sentimientos y sensaciones como el amor y la ternura que no habían experimentado, ya se ha establecido una conducta sexual clara, tiene un sentido de los que es su cuerpo y de lo que es capaz de hacer.

Temprana

Se establece entre los 12 y los 15 años de edad y es una etapa en la que se enfrentan muchos cambios en la adolescencia, cambios físicos, psicológicos, mentales, emocionales, entre otros que van definiendo al futuro adulto.

Con la entrada de la pubertad se comienzan a presentar todos los cambios que son propios de la adolescencia, todo esto es gracias a la descarga hormonal que el cuerpo empieza a experimentar, hay una preocupación por la experimentación de todos estos cambios y de cómo los perciben los demás.

Es una etapa en la que las presiones de sus compañeros aparecen para estimularlos para el inicio en el consumo de alcohol y otras sustancias, además de promover su iniciación en el área de la sexualidad. Otro de los desafíos que presentan los jóvenes en esta etapa son los desordenes alimenticios, depresiones,  problemas familiares y dificultades en el aprendizaje.

Aquí en esta etapa es que van definiendo su personalidad, escogen a sus amistades, tomas decisiones por cuenta propia, se vuelven mas independientes y desarrollan su propia personalidad bajo sus propios intereses, aunque a veces tengan la necesidad de tomar decisiones solos, en momentos necesitan la ayuda y el soporte de los padres.

Como estimularlo y darle apoyo en esta etapa de la vida pues muy simple: participe activamente en sus actividades y que sienta que lo está apoyando, ayúdelos con otras actividades que sean de su interés fuera de las labores académicas, ayúdelos en la transición de salir del colegio o la primaria a la entrada de la secundaria o liceo.

En la mujer

La pubertad es la puerta de entrada a la adolescencia y con ella muchos cambios se comienzan a dar en varios aspectos de la vida biológicos, psicológicos, físicos, hormonales, entre otros.

En la adolescencia para la niñas son diversos los cambios a los que se enfrentan no son muy distinto a lo de los varones pero cada uno tiene una particularidad que los define, en ambos casos hay un crecimiento de la talla, aparecen caracteres sexuales secundarios, la primera menstruación se hace evidente, el sudor y la voz cambia y psicológicamente se van definiendo en su personalidad, gustos y trato con las demás personas.

Hay que ver y entender la adolescencia como un proceso normal de vida, la adolescencia no es una enfermedad o una desgracia, más bien hay que ayudar aconsejar, acompañar al joven a entender todos los cambios que se están enfrentando y todos que están por sucederle. Ahora no están exentos de los problemas que se pudieran presentar o pudieran presentársele, pero en realidad son una minoría.

Cuando existe una buena nutrición y un buen estado de salud en las niñas entre los 10 y los 11 años ya están menstruando y aunque aparentemente luzcan con mucho mas edad, en realidad son unas niñas, ya que siguen siendo inmaduras en su manera de pensar ver y asumir la vida.

Los adolescentes aunque a veces son asumidos como una masa de jóvenes, estos son un grupo homogéneo de personalidades diferentes e irrepetibles, incluso existen diferencias entre las misma niñas de las mismas edades que están atravesando por el mismo tipo de cambio, entonces las diferencias son notables y evidentes entre las niñas y los niños y entre ellas mismas también.

Están en una etapa en la que ya se anhela ser adultas, hay preocupaciones por los síntomas de independencia, y su relación con el sexo opuesto, por su apariencia, por seguir avanzando académicamente y sentirse que son mas adultas y empieza a preocuparles sus relaciones afectivas emocionales y amorosas si las hubiese o las estuviese experimentando.

Hay en cierto punto una ruptura en la relación entre los padres e hijos, ambos se comienzan a cuestionar las acciones, los padres a los hijos por preocupación y prevención de no ser victimas o presas de los riesgos a los que están expuestos y los jóvenes porque ven a los padres demasiado viejos y arcaicos en sus recomendaciones, aunque esto no signifique que se dejen de querer o deje de existir amor por ambas partes.

Ahora en cuanto a la relación de padres e hijos, si esta fue en la infancia amorosa, respetuosa y sincera no debería de cambiar mucho en la adolescencia, ya que son valores y lazos afectivos que se vienen formando desde la niñez y por mas cambios que se sucedan no es mucho lo que podría alterarse la relación, si es que se lograse alterar.

Es muy importante conocer el entorno de los hijos y saber con quien se relacionan, no debe haber temores o prejuicios al abrirle las puertas de la casa a los amigos, así están de cerca y se puede verificar con quien están y con quien se reúnen.

Desde el punto de vista del desarrollo sexual, la actividad de experimentación es lo que va a marcar la pauta en esta etapa, pero las relaciones sexuales en esta fase en primer lugar se deben realizar responsablemente, y los encuentros sexuales no deben ser para conocerse, o el punto de partida para conocer a alguien, sino todo lo contrario, deberían de ser una consecuencia de haberse conocido.

Es por ello que la educación es fundamental y esencial, tratar el tema de la sexualidad en casa sin tabú, brindar todas las herramientas necesarias y toda la información requerida es importante para evitar consecuencias y desenlaces que nadie quiere o que nadie espera, por lo menos no en la adolescencia.

En los hombres

Con la llegada de la pubertad se empiezan a dar todos los cambios que son evidentes y otros no tanto en la adolescencia, en las mujeres hay unos que son notorios, pero en los varones como los identificamos.

La edad del comienzo de la pubertad en los varones se ubica entre los 9 y los 14 años de edad, no solo les crece el cuerpo, sino también les cambia la voz, la sudoración y la aparición de caracteres sexuales secundarios, son algunos de los signos que se hacen presentes en el crecimiento del adolescente.

Al comenzar el crecimiento hay una pequeña disparidad en el tamaño de los niños y las niñas, esto es motivado a que en ellas el proceso de crecimiento se inicia antes y en ellos un tiempo después, estas disparidades o diferencias se van minimizando ya en la etapa adulta al evidenciar que los hombres logran crecer más que las mujeres, a pesar de que ellas lo hacen primero.

Llega un momento en el crecimiento que los tamaños vienen a ser pares, pero aquí juega un papel determinante la genética, ya que si los padres son altos obviamente los niños serán altos y si es lo contrario también, aunque científicamente hablando no hay nada escrito definitivamente.

No hay formulas científicas o ejercicios que logren estimular el crecimiento, esto se dará si existe una correcta alimentación un estado de salud optimo y una buena actividad física, lo que ayudara al cuerpo a crecer saludablemente.

El desarrollo muscular es otro tema que preocupa a los niños y sobre todo si observan a su alrededor niños con algún tipo de desarrollo muscular más que el de ellos, hay que recordar que cada cuerpo es único y que los tiempos de cada quien son distintos, como se puede lograr una buena masa muscular con ejercicio físico y una buena alimentación ayudara a fortalecer los huesos y los músculos y contribuirá con su desarrollo.

Ahora si es el interés del niño comenzar a levantar pesas para lograr una musculatura ideal o adecuada, antes de hacerlos debería de consultar con un medico, y este le recomendara como debe iniciar rutinas de ejercicios y que tipo de peso, si es con ligas u otro tipo de instrumento que le ayudaran a obtener los resultados que esperan.

Cada niño posee sus propias preferencias, para algunos el tema de la interacción con otras niñas se les da de manera natural, porque puede que sean más amigables, para otros les resulte más difícil incluso bochornoso, pero esto es un proceso normal que se experimenta en la pubertad.

En el proceso de crecimiento las hormonas van hacer de las suyas y ellos pueden llegar a sentir que no les agradan mucho las niñas, eso no está mal, es normal que ocurra durante la pubertad ya entrando la adolescencia pero cuando las hormonas empiezan hacer estragos en el organismos, esa química del cuerpo cambia y las actitudes hacia ellas se transforman y empiezan a darse los primeros indicios de atracción.

Se empiezan a despertar sentimientos que pueda que asusten o llenen de intriga y miedos al niño, al no saber cómo actuar ante lo que está sintiendo y experimentando, que es lo más recomendable conversarlo con una persona adulta que seguramente está más capacitado que un amigo para descifrar lo que se está sintiendo y puede dar una guía, una ayuda de cómo enfrentar y afrontar esto que se está experimentando.

En la actualidad

Es una etapa de la vida en la que se está buscando un puesto en la vida adulta y por más que lo busquen no lo encuentran, viven en una duda y preguntándose siempre cosas a la que no le tienen respuesta, cambios de humor y egocentrismo es lo que determina la adolescencia.

La adolescencia es cambio, es dejar de ser niño y convertirse en adulto, lo primero que se experimentan son los cambios hormonales, luego los cambios físicos los cambios psicológicos que vienen acompañados por la búsqueda de identidad y las dudas sobre la existencia misma es lo que privara en las primeras etapas de la adolescencia.

La metamorfosis que ocurre en el cuerpo y en la mente de ese ser que está dejando a tras la niñez para embarcarse en los torbellinos de la etapa adulta, se cree se aclara y se termina cuando consigue su identidad y afianza su personalidad como un ser individual y único.

La pubertad es una fase de cambios físicos, sexuales y psicológicas puede iniciarse a los 10 años y finalizar a los 17, en otros casos a los 12 y termina en los 15 años, a parir de ese momento fisiológicamente hablando ambos están preparados para la reproducción y se enfrentan a otra etapa de riesgos. Están sometidos además a la una altísima influencia de las hormonas quienes son las que rigen y gobiernan en gran medida todo lo que se siente y se experimenta.

Muchos cambios de humor  marcan la pauta durante la adolescencia, suelen ser malhumorados, tienden con mucha frecuencia caer en depresiones, en tristezas, algunas veces se vuelven algo locos en su comportamiento, regañones, desatan estados de furia que los adultos a veces no saben cómo tratarlos o entenderlos, ya que luego de eso pueden estar cariñosos, risueños y simpáticos.

Estos cambios de humor son producidos por las descargas hormonales que se experimentan, los adolescentes son seres que viven en una constante insatisfacción y cuando no logran manejar estos estados, ni saber cómo actuar en determinados momentos, no logran manejar sus propios deseos o impulsos se aíslan y desatan esos picos en el humor.

Son egocéntricos por naturaleza y es una máxima en esta fase del crecimiento, los cambios de humor se deben también en muchos casos a los demonios internos que poseen y que no exteriorizan por problemas amorosos, académicos, entre otros y eso los vuelve inquietos y gruñones.

Los adolescentes que logran madurar de manera temprana son los más destacados académicamente hablando en comparación con otros adolescentes de la misma edad, pero que su proceso se demoro un poco más, socioeconómicamente hablando pueden estar mejor y tienen tendencia a ser lideres entre sus iguales, en comparación con los otros que si pueden desarrollar otro tipo de problemas característicos de la adolescencia.

Aunque no todo es color de rosa en cuanto a la maduración temprana, algunos estudios han concluido que los adolescentes que maduran de manera temprana en la adultez suelen ser menos creativos y flexibles en comparación con los que tuvieron una maduración a tiempo estos si son más perceptivos y creativos.

La adolescencia es una etapa como todas en la vida, ni mejor ni peor, ni buena, ni mala, es simplemente una faceta de la vida, es difícil definir cuando comienza y cuando termina porque cada individuo posee su propio tiempo, hay factores que influyen para bien y para mal en cuanto al desarrollo de los jóvenes como por ejemplo, la alimentación, la genética, el entorno, entre otro.

La comunicación entre los padres y los hijos es fundamental y sobre todo en la adolescencia, ir estrechando esos vínculos y lazos afectivos y de confianza entre ambas partes permitirá un desarrollo sano de los jóvenes y minimizara los riesgos, garantizando una adolescencia tranquila y sana.

En la sociedad

Las sociedades no son estáticas y son cambiantes es por ello que hay que ayudar a los adolescentes a incluirse en ellas también sobre todo en una sociedad tan tecnificada como la de hoy día.

Todos estamos en un constante cambio y evolución las sociedades, las tecnologías, los individuos y todos formamos parte de eso, lo importante es servir de palanca para que esta etapa del crecimiento se desarrolle de la mejor manera. Ya que la relación de nosotros, nuestro entorno y la sociedad determina y determinara en gran medida la educación de los jóvenes.

Actualmente existen familias menos numerosas que las de antes, eran más estables, en cambio hoy han cambiado mucho en número y en su manera de relacionarse. Todo forma parte de una espiral que pareciera que no se va a detener, y los adolescentes están en el medio de ello viendo como se adaptan a esos cambios que están viendo, viviendo y padeciendo.

Se insta a la academia y a los centros educativos a contribuir con formas homogéneas y compatibles para que sean adecuadas para poder vivir, pero estimulando los valores familiares estables, es la misión de la familia enseñar lo que está bien y lo que está mal, lo que es aceptado y lo que no y en la escuela reforzar esas enseñanzas y esos valores.

Como contribuye la escuela complementariamente en el proceso de desarrollo del adolescente en ese periodo de formación, es la manera en la que se establecen lazos interpersonales de cooperación y reciprocidad, la escuela además es un escenario que configura lo infantil con lo adulto y finalmente es aquí en donde se planifica de manera ordenada todo lo que corresponde con la acción educativa. La escuela y la familia contribuyen al desarrollo interpersonal pero también lo hará el entorno donde se desenvuelva.

Las relaciones de amistad en la adolescencia se basan fundamentalmente en la reciprocidad, la intimidad y en la empatía estos es producto a las capacidades de abstracción recién adquiridas en esta etapa del crecimiento, es muy común que se sumerjan en si mismos y jueguen a la introspección.

Ante esto se buscan grupos de amigos o de iguales, que estén experimentando situaciones parecidas y se cuentan sus historias, comparten experiencias, angustias, problemas, entre otras tantas necesidades de los adolescentes que necesitan exteriorizar y que no lo harán con sus padres.

Los amigos y las relaciones interpersonales les ayuda a tener claro que a diferencia de la familia estas relaciones no son impuestas sino que son escogidas por ellos mismos, esto ayudara a ser aceptados y verse mas comprometidos en sus acciones y elecciones, dándole mayores habilidades sociales para saber manejarse con otros.

Límites

En la adolescencia se requieren de límites, de eso los padres deben ser muy firmes, porque entre los episodios de rebeldía y la autoridad que necesitan hay que hacer valer la autoridad como padre.

Las hormonas son las grandes responsables de toda esa serie de cambios que va y está experimentando el adolescente, son las hormonas las responsables también de definir el comportamiento del joven en este periodo, es aquí cuando comienzan a cuestionar todas las reglas, las normas y las figuras de autoridad que se habían respetado hasta ese momento.

La familia va pasando a un segundo plano y se van privilegiando los grupos de amigos, muchas de las decisiones son sacrificadas por lo que sea más aceptado y tolerado por el grupo de amigos.

Ahora bien es importante colocar límites y hacerle saber al adolescente cuáles son sus responsabilidades, sus derechos y sus obligaciones, la seguridad del adolescente será la clave para que los enfrentamientos que se pudieran dar en algún momento sean superados de la mejor manera posible.

Los jóvenes en esta etapa se dejan llevar por los modelos y los estereotipos, es por ello que se debe mostrar seguridad y servirle a ellos mismo de ejemplo para ir definiendo su carácter y su personalidad, se deben exaltar las habilidades y minimizar los defectos, los éxitos o los fracasos escolares son una parte de su vida, pues no lo es en sus totalidad.

Hay que saber si estamos actuando de la mejor manera posible, porque el adolescente de hoy será el adulto del mañana y todas las actitudes que vaya manifestando desde ahora lo irán moldeando más adelante, se debe formar para que sea un individuo más humano, más solidario, más justo.

Hay muchos adolescentes que realmente no saben cómo controlar sus ataques de rabia y sus impulsos anímicos, y no es que sea mera rebeldía o simplemente no lo quieran hacer, es verdaderamente no lo pueden controlar y es allí en donde el diálogo y la confianza entre padres e hijos va ir estableciendo pautas y conductas que irán disminuyendo esos arranques incontrolables de ánimo.

Se puede negociar pero no dejar que sean los jóvenes quienes establezcan los límites, no se puede ceder y decir que eso pasará para evitar males mayores, hay ciertos miedos de los jóvenes por tener todo lo que quieren y necesitan tan fácil, hay que darles cierto espacio para que aprendan a resolver los problemas y conflictos que se les puedan presentar, pero siempre estando en un segundo plano para ayudar y terminar de resolver.

Adolescencia responsable

La adolescencia no es una etapa fácil del desarrollo humano, psicológicamente desarrollan su identidad y sus hábitos, están llenos de temores y dudas constantes pero logran cambios para el progreso en sus vidas.

En esta faceta del crecimiento se hacer necesario y urgente a contribuir  con una educación que los pueda liberar de los temores y que puedan desarrollar una conducta sexual responsable para afrontar de la mejor manera el momento que están atravesando.

Al tratar el tema de las responsabilidades en los adolescentes en seguida pensamos en alcohol, drogas, cigarrillos, sexualidad y otras adicciones a las que puedan estar en riesgo, pero en cuanto a la sexualidad de los jóvenes hay que tener mucho cuidado, ya que no se puede  abordar de manera directa ante el rechazo que podría causar este tema entre los jóvenes.

Lo que si preocupa son los altos índices de embarazos no deseados, enfermedades de transmisión sexual y contagio de VIH, estos se debe al aumento de las relaciones sexuales sin protección, a falta de verdadera información ante esta situación de la que no se va a escapar y de la que todos los jóvenes van a estar expuesto, la diferencia están en el tipo de educación e información que se reciba.

El primer apoyo antes estas eventualidades será con los padres y al no obtenerlos con ellos el problema escalara a los maestros o sino en los centros de salud que será el ultimo bastión de asistencia y ayuda al cual asistir para conseguir todo la información y ayuda que necesitan ante lo que pudieran estar enfrentando.

La información es poder y mientras más informado este un adolescente de los riesgos que se corren ante una sexualidad poco responsable, menos serán las consecuencias que lamentar, debe existir canales de comunicación ideales y una buena educación sexual desde el inicio para que el niño, el joven y luego el adolescente no le sea extraño o vergonzoso conversar sobre esos temas que se vuelven tabú.

Pubertad

La adolescencia y la pubertad son etapas de la vida en la que se da ese salto y ese cambio de una condición a otra, es decir, de la niñez a la adultez, en donde se van gestando todas las transformaciones internas y externas.

La pubertad es una etapa del crecimiento en la que los cambios hormonales empiezan a hacer de las suyas en las niñas entre los 9 y los 13 años y en ellos entre los 10 y los 14 años. Ahora por el lado de la adolescencia también es una etapa del proceso del crecimiento del ser, tiene una duración aproximada de 10 años y este dependerá de cada individuo.

En esta etapa del crecimiento tanto los niños como las niñas crecen en tamaño y en talla, aparecen lo que se denomina caracteres sexuales secundarios en diversas zonas del cuerpo, como por ejemplo en ellos en la cara, pecho, piernas, axilas y genitales y en ellas solamente en las piernas, axilas y genitales.

La musculatura sufre un incremento en su masa y la voz tanto de ella como de él cambian, en el primer caso es un tono más aguda y en el segundo caso es más grave, los olores también se modifican, producto de las glándulas sudoríparas y el acné aparece producto de la activación de las glándulas sebáceas.

La producción de hormonas pueden provocar más en la adolescencia que en la pubertad sensaciones de desanimo, cansancio y negatividad sumándole a eso cambiantes estados de ánimo,  de tristeza, euforia, llanto, alegría, entre otros. Lo importante es que se hable de lo que se siente y se busque ayuda, en primer lugar en los padres quienes son llamados a realizar esta tarea.

Hay que estar muy atento a las curiosidades y a las inquietudes que despierta en la adolescencia en interés sexual y la atracción por el sexo opuesto, ya que en la pubertad los órganos sexuales maduran y quedan listos para iniciar el proceso de reproducción, lo más importante es brindarles toda la información necesaria a los adolescentes para no lamentar en lo inmediato un embarazo o una enfermedad.

La pubertad es una buena etapa para iniciarse en la práctica de un estilo de vida saludable, pero no se tiene la suficiente madurez y entereza para entender, lo ideal sería inicia en esta etapa un estilo de vida sano, con una buena alimentación, una rutina de ejercicios o alguna actividad física para los momentos de ocio.

Y sobre todo y lo más importante evitar y alejarse del consumo de bebidas alcohólicas, drogas, cigarrillos y cualquier tipo de sustancia que podría generar adicción y lo peor que puede colocar en riesgo la vida y la salud del joven, convirtiéndose en un potencial enfermo, adicto o simplemente una carga para cualquier sistema de salud, ya que requerirá de atención, cuidados y tratamientos para tratar lo que se pudo evitar.

Salud

Es importante que durante la adolescencia se vayan estimulando los estilos de vida saludables a través de una buena alimentación y actividad física, eso ayudara a sentirse y verse bien además de contribuir a prevenir enfermedades en un futuro.

La salud en general no solo en la adolescencia se puede definir no solamente como la ausencia de enfermedades, sino también como el bienestar mental, físico y social de la persona en la cual se puede desarrollar una vida satisfactoria y productiva.

Ahora bien la salud se clasifica en varias aristas, estas son: la salud física, la salud mental, la salud emocional y la salud conductual. En los adolescentes se recomienda hacer para mantener una buena salud física al menos una hora de actividad física, se debe mantener una dieta saludable lo que contribuirá con un peso ideal y así evitar problemas de trastorno alimenticios.

Se recomienda también un buen descanso, en la adolescencia se recomienda dormir entre 9 y 9 horas y media, el sueño es determinante para la concentración y el rendimiento escolar, es muy importante cumplir con las vacunas y tener un buen aseo personal, cepillarse los dientes después de cada comida, en la playa usar protector solar y evitar escuchar música muy fuerte, ya que puede ir degenerando la capacidad auditiva.

Ahora bien para preservar una buena salud mental se recomienda manejar los niveles de estrés, mantener un buen desempeño escolar lo que está muy vinculado a  la salud física, es muy recomendable tratar de mantener una buena relación con los padres, crear un equilibro entre las responsabilidades académicas, laborales y sociales.

Por el lado de la salud emocional es muy importante, estar atentos ante posibles estados de ansiedad, depresión, cansancio, baja autoestima, aumento o pérdida de peso, ausencia del apetito, perdida de interés por asuntos que antes interesaban, cambios en la personalidad.

Estar muy atento a los estados de ánimo y a los sentimientos, no se debe sentir miedo o vergüenza en pedir ayuda en caso de necesitarla, es fundamental saberse aceptar así mismo e ir moldeando la personalidad y la identidad, no se debe hostigar a los demás.

Conductualmente se recomienda evitar y no abusar del uso de sustancias, ser responsable a la hora de conducir y estar al frente del volante, evitar al máximo la violencia, ante el inicio de la actividad sexual se recomienda tener toda la información necesaria y buscar todas las maneras de protección ante los riesgos que se pudieran correr.

Las redes sociales

Unos por inocencia, otros por ignorancia, muchos niños y adolescentes se arriesgan a publicar sus vidas y sus detalles en las redes sociales sin tan siquiera imaginarse los riesgos y los peligros que corren.

Las redes sociales son la ventana al mundo, y sobre todo en esta época tan tecnificada y cyber conectada, las redes y el internet son una poderosa herramienta pero trae consigo innumerables peligros que estamos expuestos sin ni siquiera saber que existe, todos tanto adultos como jóvenes somos presos y estamos atados, vinculados y conectados a través de las redes.

Estamos en siglo XXI, en donde los medios digitales son los que marcan la pauta en la manera de relacionarnos y comunicarnos con los demás, se han vuelto las redes y los medios digitales el lugar común de encuentro y socialización para grandes y chicos.

Es muy importante enseñarle a los jóvenes a utilizar estas herramientas pero con la debida responsabilidad y prudencia, existen edades para todo y momentos para todo también, ante esto existen opiniones a favor y en contra de estos dispositivos y plataformas tecnológicas que nos ayudan, pero que al mismo tiempo nos exponen.

El uso excesivo de las redes puede crear adicciones y no deja que los niños y jóvenes puedan apreciar la realidad tal cual es, los abstrae del mundo de lo real y los lleva vivir en un mundo paralelo de fantasías creado a través de  lo que ven y perciben a través del internet.

Resulta muy difícil detener el uso de estas tecnologías en niños o jóvenes, lo que si pueden hacer los padres en el caso de los niños es demorar su inserción en este mundo y en el caso de los jóvenes y adolescentes estar pendiente y monitoreando sus publicaciones, amistades y todo lo que encierra ese mundo.

Para la mayoría de las chicas a esa edad está la necesidad de crear grupos de amigas y es tan necesario como cualquier requerimiento biológico del cuerpo, lo ven tan necesario como comer o dormir por ejemplo, la preocupación por su apariencia, por el sexo opuesto empieza a aflorar tanto así que se convierte en una necesidad social y personal.

Los padres deben actuar con equilibrio, sensatez y responsabilidad ante los hijos y el uso de estas tecnologías, no se puede decir que no las usen o que se aparten de ellas porque sería casi imposible, pero lo que si se puede hacer es ayudar a nuestros hijos sobre los riesgos a los que se están enfrentando, controlar su uso y hacerles ver que hay otras actividades a parte de los dispositivos móviles y las redes sociales.

Las nuevas tecnologías están cambiando nuestra manera de pensar y de comportarnos, pero también nos ofrecen nuevas oportunidades en cuanto al acceso de la información, las relaciones humanas, la economía, la educación, entre otros aspectos.

Ahora la mala utilización de estos instrumentos puede contribuir al deterioro de ciertos valores humanos, su uso desproporcionado influye en el rendimiento académico y en la ausencia de sueño, además se producen fenómenos como el cyber bullying que es tan peligroso como perjudicial.

Familia

La familia es el centro de todo para el niño y el adolescente este se realiza en un contexto racional y comunicacional y desde el nacimiento y antes de este ya se están estableciendo los vínculos con la familia.

Desde que el bebe esta en el vientre materno esta se va preparando para recibirlo, lo cuida así no lo pueda tocar pero lo puede sentir, disfruta cada momento que se dedique a su cuidado y todo lo que tenga que ver con el, al momento del nacimiento es un jubilo y una alegría que se comparte con gran gozo, lo alimenta, lo protege, lo baña, mientras que el padre le brinda esa protección y con el crecimiento lo ira educando.

La familia es una estructura básica que permite el desarrollo y la estabilidad de sus integrantes, está basada en varios pilares fundamentales a saber, protección, intercambio, distribución del trabajo, refuerzo emocional y cognitivo, esto hace que la familia se convierta en una unidad reforzada de convivencia.

Los padres siempre van a intentar ofrecerle y brindarle a sus hijos las mejores condiciones materiales para asegurarles una estabilidad y una comodidad material, aunque eso no lo es todo, lo más importante que le pueden ofrecer a los hijos es el tiempo que se comparte con ellos y el ejemplo que se les está dando.

Los adolescentes son muy difíciles de engañar, por eso ante ellos hay que tener una conducta coherente con lo que se dice y lo que se hace, es muy importante el tiempo no en cantidad sino en calidad y eso lo sabrán apreciar más que cualquier otra cosa.

Actualmente muchos padres para suplir las ausencias del hogar por los extenso horarios laborales por los excesos materiales lo que está creando una nueva especia de adolescente que son “los adolescentes de la llave”, son esos jóvenes que al llegar a la casa esta vacía y la única compañía que tienen son los dispositivos móviles y todas las pantallas cerca de él.

La educación de los hijos está en manos de esos dispositivos que los ausenta de la realidad, los sumergen en otra y nunca están ahí para cuando los hijos los necesitan, no hay tiempo, están cansados, y llenan esos vacíos con cosas materiales que a la larga pueden suplir la ausencia pero no llenan ese vacío de amor y de afecto que tanto necesita el adolescente.

Hay que empezar a conversar con ellos desde muy chicos y no esperar a que lleguen a adolescentes hay que ir cultivando la confianza, hay que aprovechar las oportunidades para hablar de los temas álgidos en momentos que se presenten o se de la ocasión y así ver sus opiniones y pulsar sus expresiones.

El mejor ejemplo de que lo hijos crezcan en un hogar de valores y de buenos ejemplos, es que los padres se dediquen a cuidar sus relaciones y tengan una vida propia, el adolescente se nutre del amor y de ahí su autoestima, de ahí lo importante de la convivencia de los padres.

La adolescencia tiene un inicio y un final y es ahí en donde empiezan ellos a formarse sus propios criterios e intereses, la labor del padre nunca termina ni se agota, pero se debe sentir satisfacción cuando ve que el hijo ha alcanzado cierta autonomía y madurez para poder enfrentar la vida.

Madurez

El crecimiento del ser humano es un proceso que no se puede detener para bien o para mal, la madurez es una etapa que se va desarrollando durante la adolescencia, y esto es el resultado de vivencias racionales y emocionales.

La madurez es una variación entre las experiencias personales y las experiencias vitales de cada individuo, en la adolescencia este término se introdujo para dividir o separar a los adultos de los jóvenes en un brecha que se amplía cada vez más.

A los 19 años de edad es cuando se cree que el cerebro está completamente maduro y este órgano ha alcanzado completamente la capacidad de sus funciones mentales, las emociones, la razón y el equilibrio son indispensables para lograr con satisfacción este proceso de maduración.

Para alcanzar un óptimo proceso de maduración se necesita una pizca de experiencia, sumada a las experiencias personales además de un contraste de las informaciones que se reciben del entorno. De esta manera  se siente el individuo como parte de la sociedad al autoafirmarse como un ser pensante y racional.

Los lóbulos frontales son los encargados de inhibir o reprimir emociones e impulsos en las personas, tienen además la responsabilidad de hacer que el individuo tome decisiones, procesa los sentimientos y planifica estrategias.

El aprendizaje es una de las herramientas más poderosas para favorecer la maduración de las personas, hay niveles de aprendizaje y estas en función de la cantidad que se procese y reciba se almacena en lo que llaman la memoria del corto plazo.

Pero la maduración propiamente dicha se debe más a factores emocionales que racionales, es por ello que algunas personas se atreven a experimentar conductas arriesgadas o inadaptadas, en muchas ocasiones por presiones de los grupos o presiones sociales.

Pero la verdadera conducta madura se dará o se definirá en función de la capacidad que tenga el adolescente de moderar sus impulsos y tomar las decisiones más acertadas para el propio desarrollo y la auto preservación.

Relación con los padres

En la adolescencia se viene un proceso de separación, de emancipación, de identidad y de libertad en relación con los padres, el joven quiere desarrollarse libremente y así lo hará, es aquí donde los padres deben entender cuando intervenir y cuando separarse.

La base fundamental para una buena relación entre  padres e hijos es la confianza, si no existe la confianza muchos baches se pueden encontrar en el camino del crecimiento de los jóvenes en la etapa adolescente.

Es muy recomendable pasar tiempo con los hijos un tiempo de calidad, si es posible una caminata, un momento de películas, conocer a sus amigos, pero sin confundir la amistad con la trasgresión de las normas y los limites, eso hay que dejárselos claro desde un principio, porque en esta etapa mas que nunca necesitan de limites y dejarles claro quién es el que lleva el control.

Busca seducirlo, gánese su confianza, busque ser cómplices de ellos, aunque manifiesten que no lo necesitan en el fondo si desean de ese cómplice y quien mejor que los padres, aunque cueste un poco y eso trastoque el proceso de crecimiento y de adaptación del adolescente, trate de identificarse y parecerse a el salvando las distancias.

El compadecerlos a veces es contraproducente porque no conocemos en realidad el trasfondo de sus historias o sus pensamientos y de porque están buscando ese tipo de consuelos.

El adolescente es eso un adolescente y como tal debe ser tratado, no es una masa inerte o tampoco es el demonio en desarrollo, simplemente es un sujeto que está creciendo que se está formando con sus propias características, tiende a ser muy reservado en cuanto a su vida sexual o al inicio de consumos de algunas sustancias como drogas u alcohol, los conflictos escolares y la distribución de su tiempo libre es muy de ellos y muy difícilmente lo van a compartir.

Todos los adolescentes necesitan de su espacio de su intimidad, quizás esos episodios de soledad es para que ellos mismos le puedan buscar respuestas a sus pensamientos internos y ver el porqué de sus miedos, angustias e inseguridades, quizás las resuelvan ellos mismos o quizás traten de buscar ayuda pero ese es su momento y hay que respetárselo.

Es muy importante conversar, compartir, dedicar tiempo, motivarlos y dejarles ver que cada etapa tiene su momento no apresurarlas y que vayan experimentando de acorde a su edad y su crecimiento, debemos autoeducarlos mirando siempre el horizonte, previendo cualquier anomalía para estar atentos y ayudarlos en cuanto sea requerida la ayuda.

Preadolescencia

Es la etapa que abarca la adolescencia que va desde los 9 a los 13 años de edad según algunos expertos y entendido, aunque suele también confundirse con una de las etapas de la adolescencia.

En la preadolescencia se presentan los cambios biológicos, sociales y cognitivos, esto le permitirá el desarrollo y el buen desempeño de sus actividades intelectuales, aparecen las operaciones concretas y al final de este periodo se presenta el pensamiento formal.

En estos años de preadolescencia el cuerpo deja de crecer de manera acelerada, no se detienen el crecimiento sino que lo hace pero más lentamente, en las niñas hay un desarrollo más rápido que en los niños, y el cuerpo no es como el de un niño pero tampoco es el de un adolescente, aun se está en esa transición.

Aquí el niño no deja en evidencia ni exterioriza sus pensamientos, es defensor a ultranza de sus pensamientos e intereses, hay más confianza en los amigos que en los padres, hay sensaciones y practicas contradictorias en su accionar, por momentos pueden resultar ser infantiles y por otro están dando pasos hacia la independencia que quieren, desean y van construyendo.

En la preadolescencia tienen otra visión del mundo, desarrollan un sentido de proyectarse hacia el futuro, las expectativas son muchos más realistas, ayudan mucho mas en la casa con las labores diarias, tiene otra visión sobre las relaciones humanas, ya poseen un sentido de autoidentidad y autoconocimiento,  los cambios que se experimentan requieren de espacio por eso desea intimidad para desarrollar su sentido de independencia.

Aquí se va desarrollando también la identificación con sus grupos de amigos, de pares o de iguales, aquí en la preadolescencia se empiezan a dar los primeros indicios de la separación de los padres y se busca mas la relación con los amigos, esta separación puede traer consigo algunos inconvenientes como por ejemplo los conflictos entre los preadolescentes y las figuras de autoridad.

La amistad y la ampliación del círculo de amigos, el relacionarse y saber hacerlo con éxito esto provoca seguridad en el joven, aquí empieza a sentirse como un individuo social porque es visible ante el mundo, pero el otro lado de esta etapa es cuando no se logra con éxito una inserción social adecuada, es entonces cuando se presentan los sentimientos de inseguridad, baja autoestima e inestabilidad emocional y personal.

Frases

Son muchas las frases y palabras que se han escrito sobre la adolescencia, esta etapa de añoranzas, de altibajos, de experimentación, de errores, pero al mismo tiempo de muchas satisfacciones que se recuerdan con entrañable nostalgia.

“La adolescencia es el conjugador de la infancia y la adultez” Louise Kaplan.

“La adolescencia es una etapa entra la infancia y el adulterio”  Ambrose Bierce.

“Hablarle a un adolescente de los hechos de la vida es como dar a un pez un baño” Arnold Glasgow.

“La madurez es solo un breve descanso en la adolescencia” Jules Faiffer.

“La adolescencia es un momento de diversión en la vida, porque crees que lo sabes todo y no llegas al punto en donde te das cuenta que no sabes casi nada” Anthony Kiedys.

“La adolescencia es casi una guerra, casi nadie sale sin cicatrices” Harlan Coben.

“Una vida lograda es un sueño de adolescente realizado en la edad madura” Alfred Victor De Vigny.

“Tengo 17 años y estoy loca, mi tío dice que ambas cosas van siempre juntas” Ray Bradbury.

“La adolescencia es la etapa más confusa, somos tratados como niños, pero esperan que actuemos como adultos”.

“El niño que era estaría orgulloso de la persona que eres hoy”.

“Adolescencia es igual a: amor, dolor, odio, locuras, enseñanzas, sonrisas, caídas, emociones, necesidad, confusión, imaginación y ansiedad”.

“Los adolescentes se sienten culpables por tener sentimientos completamente normales”.

(Visited 72 times, 1 visits today)

Deja un comentario